Lacalle se inclina por prorrogar el presupuesto y llegar a acuerdos para las modificaciones

Cree difícil «a estas alturas» presentar un nuevo documento de presupuesto para un ejercicio electoral

El alcalde, junto a representantes de los empresarios, ayer en el polígono Burgos Este.
ISRAEL L. MURILLO

N. E.

El alcalde, Javier Lacalle, planteaba ayer que no ve posible que el equipo de Gobierno presente «un presupuesto como tal a estas alturas del año y porque no será un ejercicio completo sino que llegan las elecciones en mayo de 2019». De esta manera, se inclina por trabajar en la línea que se ha hecho este año con el presupuesto prorrogado de 2017, pero con dos importantes modificaciones acordadas principalmente con el grupo socialista y aprobadas en sendos plenos municipales. A través de esos modificados los dos grupos con más representación acordaron el destino de inversiones para este ejercicio de 2018 y también varios proyectos plurianuales, por lo que ya hay partidas comprometidas para el próximo año. «Quiero pensar que en 2019 podamos tener un presupuesto a través de importantes modificaciones presupuestarias y apelo a esa responsabilidad que ha imperado durante esta legislatura por parte del grupo socialista para poder seguir dando pasos en los próximos meses», aseguraba Lacalle, que opinaba que «prácticamente» la primera mitad de la próxima legislatura está ya hecha con los acuerdos de inversiones que se han tomado durante este 2018.

En opinión de Lacalle, «hay que dejar de lado los tiempos de la política -en referencia a las próximas elecciones- para tratar de que la ciudad siga avanzando».

Durante las próximas semanas «veremos», en expresión del primer edil, la decisión que se toma sobre si habrá un presupuesto «formal» o bien un presupuesto a través de grandes modificaciones presupuestarias como las de este año. «Lo importante es que haya voluntad política de seguir avanzando», manifestó.

Este 2018 sí se llegó a presentar una propuesta de presupuesto por parte del equipo de Gobierno, aunque finalmente no se llegó a votar en Pleno ya que, en principio, los grupos de la oposición habían anunciado que no lo respaldarían. Finalmente, se retiró del orden del día y se optó por prorrogar las cuentas de 2017. Tras conversaciones con otros grupos, se fueron pactando las modificaciones, principalmente, con el grupo socialista.

Outbrain