17 Certamen de Coreografía Burgos-Nueva York

Bailes que merecen una corona

Nervios y alegrías conviven en la final de Urbana y Contemporánea y en la entrega de premios

‘Djama’, de Kiko López (foto), y ‘Puppets’, de Kanga Valls, se disputaron la sección de Danza Urbana.
Israel L. Murillo

El Teatro Principal ha tornado las tres últimas noches en un cuadrilátero presto a enmarcar la lucha por la corona del 17 Certamen de Coreografía Burgos-Nueva York. Tras la segunda semifinal del jueves, el jurado tocó con su varita mágica a cuatro creaciones de Danza Contemporánea y dos de Urbana, que ayer se midieron de nuevo sobre el escenario en busca de subir a lo alto del podio, un palmarés que se anunciaría entrada la noche.

Las creaciones finalistas en Contemporánea son Petrushka, de los rusos Ildar Tagirov y Olga Poltarak; Reminiscence, de la francesa Camille Granet; I’m not a kid anymore, del español Arnau Pérez de la Fuente; El otro, de la francesa Clémence Juglet; e Intersections, del italiano Ilario Frigione. Aspiran a tres galardones de 9.000, 6.000 y 3.000 euros. Mientras que Djama, de Kiko López, y Puppets, de Kanga Valls, se disputarían los dos premios de 2.000 y 1.000 euros, de la Urbana.

Después de la escenificación de estas siete piezas, se representaría, fuera de concurso, Por la calle solitaria, de Alejandro Lara, antes de convertir las tablas en una fiesta con la entrega de todos los premios y los buenos deseos para la próxima edición, la de la mayoría de edad.

El palmarés estaría en manos de un jurado presidido por el director del Ballet Nacional de España, Antonio Najarro, completado por Marta Carrasco, periodista y crítica de danza; Marco Batti, bailarín, coreógrafo y director del Ballet de Siena (Italia); Ana Cabo, experta en la elaboración y desarrollo de proyectos artísticos y culturales; Alfonso Ordóñez, exbailarín y cofundador de Danet Danza; Ignacio Javier de Miguel, técnico del Instituto Municipal de Cultura (IMC) de Burgos; y Javier Casado, codirector del Hop Festival (Barcelona).

La jornada de ayer se completó con el último taller de danza urbana, la presentación del resultado final del mural de Dan Ferrer en la plaza Antonio José, que tuvo a los alumnos del Summer Dance y al propio Najarro como primeros espectadores, y el fallo del Concurso Burgos T-Mueve, de coreografías grabadas con móvil. El jurado distinguió Cosquilleo, de Nuria Martínez y Gianfranco Dionisi, y el público, a través de las redes sociales, Siéntate y siente, de Eva Fiel, seguida de las piezas de Maycol Monroy Munera y la de Paula Fuentes y Alicia Pérez.

Outbrain