Error 8: Constant SERVER_ESTATICOS already defined
Sonorama, una chistera inagotable - El Correo de Burgos

Música

Sonorama, una chistera inagotable

La cita ribereña despega con todo vendido, un cartel de más de cien artistas de un abanico de estilos y la promesa de sorpresas que aumentan su atractivo

El Meister estará en la plaza del Trigo el domingo.

A.S.R.

Quedan unas horas para que el Sonorama Ribera corte la cinta inaugural de la vigésimo primera edición. Lo hará con todo vendido. Bonos y entradas por días. La cita arranca hoy con conciertos en la zona de acampada y en las plazas del centro, en torno al Café Central y La Tramoya, pero la fisonomía de Aranda hace unos días que ha cambiado. Se han levantado ya los escenarios que en breve ocuparán bandas consagradas, emergentes y las que aún están en pañales; las mochilas abultadas en la espalda y las ruedas de las maletas se pasean por las calles arrastradas por rostros que derrochan alegría; las banderolas promocionales se tuestan al sol colgadas en las farolas; los repartidores se traen tal trajín que será difícil que alguien pase sed en la capital de la Ribera... El Sonorama va más allá de la música. Es una chistera repleta de atractivos... y de sorpresas.

De ella ha salido ya un cartel con más de un centenar de artistas de un abanico de estilos, con estrellas de relumbrón (Liam Gallagher, Bunbury, El Cigala, Nada Surf, Xoel López, Rozalén, Mikel Erentxun...), bandas que han crecido al arrullo de las aguas del Duero (Izal, La Maravillosa Orquesta del Alcohol, Correos), grupos emergentes (Carolina Durante, Tu otra bonita...) y un sinfín más que pisarán la misma tierra durante los cinco días que se extiende la iniciativa de la Asociación Art de Troya.

La noche se presume loca y más divertida que nunca con el Escenario Humor, una de las novedades, y el festival de día se exprimirá con el impulso al emplazamiento en el barrio de Santa Catalina ante el éxito de la anterior edición, el mantenimiento del guiño a la música del otro lado del Atlántico en un ambiente mágico como el que propicia el parque de La Isla y los mimos a la mítica plaza del Trigo, donde volverán a volar las sorpresas, y las también tradicionales ubicaciones en la plaza de la Sal, a los pies de la iglesia de Santa María, y en la del Rollo.

La solidaridad y el compromiso social también son marcas Sonorama. Una de las acciones de este año será la subasta de artículos organizada por la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) con la colaboración del portal de subastas online Catawiki. Se podrá pujar por la chaqueta que utilizó Bunbury en su última gira, un kit de cuatro discos, un vinilo y una camiseta firmados por La M.O.D.A. o una acreditación de 2005.

Y hace tiempo que esta cita torna en la mejor promoción de la comarca. Al lechazo y el vino, siempre prestos a ser degustados en los restaurantes y bodegas, se suman las rutas entre los majuelos que ya empiezan a pinturear o los amarillos campos de Castilla. Mientras el cuerpo aguante...

Outbrain