BURGOS

Colmenas para encontrar trabajo y aficiones

BeBee es una red social que se basa en las conexiones de sus usuarios para hallar desde un socio para un nuevo negocio hasta un compañero con el que compartir pasatiempos / Cuenta con más de 11 millones de perfiles

Javier Cámara, cofundador y consejero delegado de la red social beBee.
EL MUNDO

E. L.

Su baile conquistó al mismísimo Aristóteles. No le hicieron falta grandes piruetas, sino un meneo acorde con su tarea. Las abejas son las empleadas del mes. Sus idas y venidas hacen sombra a las cadenas de fabricación de coches. ¿La clave del éxito? El trabajo en equipo y su extraordinaria coordinación, cooperación y colaboración. Dejan con la miel en los labios a todas aquellas personas que optan por deleitarse con sus suaves movimientos. Su forma de trabajar es única y exitosa. Las obreras recolectan el néctar de las flores que, más tarde, es transformado en miel en la colmena. Sus pasos son danzas tribales con muchos secretos. Pero, ¿qué dirían si la forma de trabajar de estos insectos se extrapolase a una red social? El triunfo estaría asegurado.

Eso es lo que han hecho el vitoriano Juan Imaz y el burgalés Javier Cámara. Estos dos emprendedores, que se conocieron en 1996 y ya hicieron historia, han creado beBee, una plataforma que se basa en las conexiones de sus usuarios a través de los intereses en común, lo que permite que puedan crear relaciones de calidad y facilita encontrar, desde un compañero con el que emprender un negocio hasta un amigo con el que compartir una afición. «Es una herramienta abierta que une a las personas a través de sus pasiones y permite intercambiar experiencias, conocimientos y oportunidades», señala Cámara.

Su mecánica es sencilla: el usuario se da de alta en la página web y se suscribe a las colmenas que le interesan, por ejemplo, tecnología, emprendimiento y periodismo. Por ello, cualquier persona registrada puede explorar diferentes perfiles sin el requisito previo de mandarle una petición de amistad. Además, si quiere mantener una conversación privada puede dejar un mensaje en el buzón personal.

Para diferenciarse de otras herramientas que existen en el mercado, comenta que es una red social que, antes de finalizar el registro, ubica a cada miembro en un sector laboral para poder llevar a cabo un servicio de networking, tanto laboral como personal. «No es un simple directorio de contactos. Con nosotros se pueden establecer las conexiones de negocios a través de las aficiones». En este sentido, manifiesta que «había un hueco concreto para un red social disruptiva, que no excluye y complementa a las otras», y decidieron cubrirlo.

Apostaron por un sistema innovador de colmenas y en estos meses –nacieron en febrero de 2015– han logrado 11 millones de perfiles, de los que alrededor de 6,8 millones son extranjeros procedentes de los más de 100 países en los que están presentes. Cuentan con tres oficinas –Madrid, Nueva York y Silicon Valley– y una plantilla formada por 73 personas que trabajan para que este singular enjambre funcione a diario.

Este espacio tiene tres partes. Por un lado, blogs para construir la marca personal. Por otro, un perfil profesional con el que establecer conexiones con personas que puedan ser útiles para tu negocio. Y el broche lo pone el apartado de empleo. Aquí se suben ofertas de trabajo. «En los últimos doce meses se han preseleccionado 400.000 currículos», apunta el burgalés, quien añade que hay más de 160.000 conexiones cada día.

Una de las últimas funcionalidades integradas en beBee ha sido la herramienta de blogging, que permite difundir contenidos de forma sencilla. «Su objetivo es acabar con las dificultades técnicas de otro tipo de plataformas de publicación y ayudar a la visualización de contenidos». Los artículos aparecen escritos en el muro y se distinguen de los demás gracias a un membrete en la parte superior de color naranja y a la etiqueta beBee Producer –así es como se llama este espacio– visible en el post. Su principal ventaja, en su opinión, es que el contenido se guarda en el apartado de borradores hasta el momento de su publicación. Esto evita pérdidas de material cuando el dispositivo se queda sin batería o sin conexión a internet.

Entre las novedades, destaca el lanzamiento de Live Buzz, un servicio de vídeo streaming en directo con el que las personas pueden hacer retransmisiones en vivo de hasta 15 minutos y hacerlos públicos dentro de la comunidad. No hace falta instalar una nueva aplicación, solo es necesario contar con la última actualización de beBee. Pueden compartirlo en tres colmenas y en otras redes sociales. «Su funcionamiento es muy intuitivo y permite hacer directos desde cualquier lugar del mundo sin perder ni un segundo en opciones de configuración», explica Javier Cámara, consejero delegado de beBee.

De cara al futuro, sostiene que tienen muchos planes. Quieren introducir un servicio de mensajería instantánea para que los miembros de la comunidad puedan chatear de forma privada y en tiempo real. También, van a incluir la posibilidad de escribir blogs de forma conjunta. «Será algo bastante divertido». Y, por último, tienen en mente agregar más confort social, es decir, que el usuario pueda conocer hasta donde llega su currículo y las razones que le ha llegado a una empresa a desestimar su proposición. «Dar información a los usuarios y que estos puedan hacer críticas constructivas».

Esta red social es gratuita y se financia gracias a la publicidad. Está disponible en inglés, francés, ruso, italiano, portugués, alemán y, por supuesto, español. Según su creador, fusiona «lo mejor» de cada plataforma para que sus miembros saquen todo el partido a sus aficiones e intereses laborales. «Es mucho mejor trabajar con alguien que tiene tus mismos gustos», apostilla Cámara, que comenzó en este mundo hace mucho tiempo de la mano de su socio, Juan Imaz.

Juntos crearon MixMail, la primera plataforma de correo electrónico. Se convirtió en un éxito y marcó un antes y un después en el mundo digital. El portal llegó a tener cinco millones de usuarios activos. Colocó a estos emprendedores en el candelero del éxito empresarial. Su siguiente hito tuvo lugar en el año 2000. Crearon Canalmail, una de las primera empresas españolas que se dedicó al marketing a través del correo electrónico: envío de boletines de noticias, correo transaccional, publicidad... Con otro éxito bajo el brazo, se lanzaron a la conquista de otro triunfo: beBee. De momento, parece que van por buen camino y sacan una distancia «importante» a su máximo competidor: Linkedin. Sin embargo, el tiempo dirá si esta abeja digital se coloca en su estantería de trofeos.

Outbrain