cosmética

La evolución de la naturaleza para desintoxicar la pie

Libre de sustancias como sulfatos, siliconas o parafinas, Freshly Cosmetics lanza una línea de productos para la piel y el cabello que usa fórmulas naturales

L. Montes

Cada vez se promueve más el estilo de vida saludable. Desde practicar deporte a llevar una alimentación sana, quien más quien menos ha tomado conciencia de la importancia de incluir tales hábitos en el día a día. Pero lo cierto es que no existe en el sector de la cosmética esta cultura de lo saludable. Y con esta idea entra en el mercado Freshly Cosmetics. Son tres químicos españoles los responsables de esta marca de productos para la piel: «Intentamos complementar el estilo de vida para la gente que se cuida», apunta la cofundadora Mireia Trepat.

«Muchas marcas de cosméticos», explica Trepat, «presentan productos nocivos para la salud y los aplicamos en la piel, el cabello o el rostro». A lo que se refiere es a sustancias como sulfatos, siliconas, parafinas, formaldeidos, derivados del petróleo, colorantes o perfumes sintéticos que se encuentran en artículos convencionales.

Sus efectos sobre la dermis se unen a los del estrés, que influye directamente en el envejecimiento, y la contaminación ambiental que tapone y penetra en los poros incrementando la formación de radicales libres.

Estas fueron las bases bajo las que crearon una marca dirigida a chicas jóvenes que quieren complementar el cuidado de su estilo de vida. Una serie de productos que si bien existían ya en herbolario, implementaron en España en la distribución online. Se trata de productos que trabajan fórmulas que ayudan a la piel a defenderse de agentes externos: Détox que ayudan al proceso de desintoxicación de la piel frente a la multitud de toxinas a las que está expuesta, además de antioxidantes frente a los efectos de los rayos del sol a los que está sometido la dermis. Así, incluyen en sus formulaciones alga fucus, té rooibos, aloe vera o pomelo: «son ingredientes activos naturales que son afines a la estructura y procesos de la piel», incide la cofundadora.

Son, de hecho, formulaciones propias las que trabajan en su centro de I+D. Una serie de desarrollos que asegura Trepat están avalados con el Certificado BioInspecta y BioVidaSana. «Los productos incluyen seis ingredientes principales con la concentración correspondiente», aclara Trepat para subrayar que describen los ingredientes utilizados. Como particularidad, ninguno de estos productos de uso diario ha sido testeado en animales.

Destaca la cofundadora una crema facial antioxidante con astaxantina, una sustancia que obtienen a partir de un alga marina y que «es el antioxidante más potente de la naturaleza gracias a años de evolución de exposición al sol», asegura Trepat.

Otro de los artículos que destaca es un acondicionador Anti Frizz Detox. «Elimina los sulfatos y siliconas para un proceso de desintoxicación», explica la cofundadora. En su lugar, incluye extractos que se encuentran en las plantas sometidas a condiciones de frío intenso como la rosa polar ártica, que generaron un componente para sobrevivir a condiciones extremas.

Hace casi un año, el pasado mes de febrero, realizaron su lanzamiento y, en este tiempo, han comercializado más de 15.000 productos y facturado más de 200.000 euros. Los tres ingenieros químicos apostaron por trabajar en la cosmética natural tras un periodo en grandes multinacionales.
El punto de partida de la idea, recuerdan, fue que la madre de uno de ellos elaboraba desde hacía años jabón sólido natural de forma artesanal. «Nos dimos cuenta de que las personas están cambiando radicalmente de consumo hacia productos saludables que respeten el medio ambiente», reflexiona Trepat.

En vistas tienen una nueva línea desarrollada para luchar contra los efectos del sol en la piel que incluirán fórmulas antioxidantes naturales. La cofundadora, Mireia Trepat, avanza, no obstante, que no será hasta el próximo mes de mayo que vea la luz.

Outbrain