LEÓN

Las gafas que guían al dron por el cielo

Proconsi firma una aplicación basada en un sistema de control de gafas de realidad virtual, capaz de recrear un vuelo «funcional».

Tomás Castro maneja un dron en las instalaciones de Proconsi en León.
EL MUNDO

E. L. V.

Uno, dos, tres... ¡Despegue! Los diminutos helicópteros teledirigidos surcan nuevos horizontes. La agricultura, el transporte, las emergencias, el ocio o la seguridad son parcelas en las que están presentes estos pequeños pájaros metálicos. Pero ¿cómo se manejan? ¿Quién tiene la llave para conducir estos nuevos inquilinos del cielo? Proconsi.

La empresa leonesa ha desarrollado 4Fly, una aplicación para el pilotaje de drones, incluso para dirigir aquellos construidos por aficionados. «Es una app accesible para cualquier perfil de usuario, dada la claridad y sencillez de su interfaz y las altas prestaciones de su desarrollo técnico, que ofrece un modelo absolutamente inmersivo, basado en un sistema de control de gafas de realidad virtual, capaz de recrear una experiencia de vuelo realista y funcional», explica Tomás Castro, director general de Proconsi.

Desarrollada para dispositivos móviles con sistema operativo Android, la herramienta incorpora «complejos algoritmos» de control, que permiten estimaciones de velocidad y distancia en tiempo real, además de soportar un «completo planificador» de vuelos y un «novedoso» sistema de rastreo en caso de pérdida.

Castro comenta que 4Fly posibilita el vuelo en modo de realidad virtual, incluyendo una «novedad exclusiva» de esta solución: la posibilidad de girar el dron y su cámara mediante el uso de gafas de realidad virtual, logrando con ello disfrutar de una capacidad de mando y control «más completa y divertida», basada en una experiencia de vuelo en tres dimensiones. «Hasta el momento es la única aplicación con un sistema de navegación mediante gafas, en concreto de la marca Samsung, sin necesidad de incorporar mandos de control externo Bluetooth o paneles de control», apunta el director de Proconsi.

Gracias a su sistema de alerta, informa al usuario en vuelo sobre el momento en el que el dron tiene que regresar. Esto lo realiza, según cuenta, a través de un algoritmo de cálculo, que ofrece una estimación del nivel de batería restante y la distancia de vuelta a casa, de modo que, de seguir alejando el aparato del punto en el que se encuentra el piloto, se corre el riesgo de perder el control. En caso de extravío, la aplicación pone a disposición del usuario un sistema de rastreo, que muestra la ruta hasta el dispositivo sobre un mapa, con la finalidad de que pueda recuperarse en apenas unos minutos.

4Fly, tal y como señala, es el punto de partida a numerosos desarrollos a medida para sectores como la agricultura, el transporte o la seguridad, ya que sobre esta tecnología se pueden incorporar aplicaciones a la demanda, relacionadas con sistemas de visión artificial, que permiten identificar personas, controlar los niveles de riego o la distribución de los fertilizantes, así como identificar fuegos o alertar sobre accesos indeseados al recinto.

El proyecto tiene su origen en 2009, momento en que la empresa leonesa comienza a vislumbrar las numerosas aplicaciones en tecnología. Fruto de ello, se establece la necesidad de crear un sistema de control y pilotaje «completo y versátil», capaz de adaptarse a posteriores herramientas. «Es una solución integral que engloba las mejores capacidades de las ya existentes e incluye innovaciones de altas prestaciones inexistentes en el mercado», sostiene Tomás Castro.

Su funcionamiento es «sencillo»: el usuario solo tiene que seleccionar el modelo de dron del que dispone del listado de vehículos detectados por la aplicación; marcar la vista a utilizar (pantalla normal o realidad virtual) y escoger el tipo de control con el que quiere manejar: mediante teléfono móvil, mando externo o mando Bluetooth conectado al teléfono.

El usuario puede crear sus propios planes de vuelo. «Con 4Fly puede localizar las coordenadas del dron en un mapa, con la finalidad de poder rastrearlo, de modo que le indica la distancia en metros hasta la situación del aparato, la dirección que se encuentra y la presencia de la señal GPS», detalla Castro, antes de comentar que, además, ofrece la posibilidad de ver las últimas imágenes grabadas por el vehículo, disponer de la latitud y longitud rastreadas, pudiendo modificarlas, y disponer de un mapa que permita cambiar la vista entre mapa o satélite.

El sistema se puede utilizar tanto con gafas como sin ellas. En la primera de las opciones, el dron se puede controlar con el teléfono móvil inteligente, mientras se observa la vista de vuelo. De este modo, se puede ver el rumbo, el estado de GPS, la velocidad, el nivel de batería, la altitud y la distancia. También se puede con el mando de control externo del vehículo y con bluetooth.
En la segunda opción, el piloto tiene que descargarse una aplicación que desactiva el inicio automático de la app Oculus de Samsung. Desde Proconsi recomiendan utilizar Cardboard For Gear VR. Una vez instalada y configurada esa aplicación se conecta con el aparato y se inicia el vuelo en realidad virtual. Acto seguido, se introduce el teléfono móvil en las gafas y se consigue un vuelo inmersivo.

La solución, que ya está en el mercado a un precio de 14,99 euros, surgió fruto del uso continuado de este tipo de soluciones y ante el crecimiento importante de la industria 4.0 en un mundo cada vez más conectado. «Identificamos la necesidad de poner en el mercado una solución integral, que englobase las mejores capacidades de las ya existentes e incluyese innovaciones de altas prestaciones no existentes en el mercado, de modo que pudiésemos desarrollar soluciones a medida sobre una base sólida y efectiva», cuenta el director general de Proconsi.

De cara al futuro, 4Fly es el punto de partida del departamento de Robótica y drones. Sobre esta solución, se están desarrollando complejos proyectos de conteo de personas, funcionalidades de rastreo y seguimiento y un sistema de alerta y control de accesos. «Sin duda, el mundo de los drones ofrece un sinfín de posibilidades, no sólo en lo relativo a drones aéreos, sino también en el ámbito terrestre o acuático. En todos esos campos, estamos trabajando en los últimos tiempos, tanto en desarrollos a medida para clientes, como en proyectos propios», expone.

«La aplicación ofrece la posibilidad de pilotar y mover el vehículo aéreo no tripulado con gafas de realidad virtual, además de disponer de una alerta de batería baja, que indica el momento en el que el dron ha de regresar a casa sin riesgo de caída o pérdida, y un sistema de rastreo, que permite acceder a la posición ante cualquier imprevisto», resume el director general de Proconsi.
De momento, el sistema está disponible para el pilotaje de drones Parrot Bebop, Parrot Bebop 2 y 3DR Solo, no obstante, en apenas unos días incluirá la posibilidad de dirigir RPAS DJ1 y de marca blanca. De esta manera, cualquier persona con un vehículo de estas características podría conducirlo de una forma «fácil», apunta Castro.

Outbrain