VALLADOLID

Nuevas formas de ir, estar y venir a un clic

Dos ingenieros industriales de Valladolid crean un buscador de viajes basado en el intercambio entre particulares

David Rebollo y Emilio Gómez, cofundadores del buscador de viajes Kolaboo.
EL MUNDO

E. L.

María va a surfear siempre que puede. Hace un tiempo un amigo le presentó un sistema en el que conductores como ella buscan compañeros a los que llevar y con quien compartir gastos. Desde entonces, nunca viaja sola con su tabla. Siempre hay alguien dispuesto a acompañarla. Juan, por su parte, es de los que todos los fines de semana se traslada a Barcelona por cuestiones de trabajo. Allí, en vez de alojarse en un hotel, prefiere hacerlo en una vivienda particular, se siente más cómodo y acogido. Además, aprovecha las horas libres para realizar un periplo por los locales de moda de la ciudad condal de la mano de sus vecinos. Todo lo hace gracias a la economía colaborativa, una revolución abrazada a las nuevas tecnologías.

María y Juan son casos ficticios, pero hay muchas personas que buscan cada día viajes, alojamientos y experiencias turísticas a través de internet. Se sumergen en cientos de webs con la meta de encontrar una solución a sus necesidades. Pero si todas esas páginas se encuentran a un sólo clic, ¿qué pasaría? Pues, seguramente, tendrían más tiempo libre para disfrutar de sus aficiones.

Ante esta situación, dos ingenieros industriales de Valladolid, David Rebollo y Emilio Gómez, crearon Kolaboo, un buscador de viajes basado en el intercambio entre particulares. «Los usuarios pueden encontrar todos los servicios que necesitan para viajar desde una sola plataforma», puntualizan. Permite localizar y comparar entre decenas de páginas de apartamentos, trayectos en coche compartido, experiencias turísticas con gente local, gastronomía colaborativa, entre otros servicios. «Nuestro objetivo es conseguir que puedan planificar de principio a fin un viaje que se salga del turismo enlatado que cada vez consumimos más», subrayan.

De esta forma, la plataforma, que en su primer mes de vida recibió más de 10.000 visitas, apuesta por experiencias como dormir en un apartamento de un particular en lugar de en un hotel o por visitar la ciudad de la mano de sus habitantes frente a tour organizado, así «el viaje es más auténtico y el turista se siente como un vecino más», puntualizan.

El modelo de negocio, tal y como explican, es de afiliación, es decir, el servicio es gratuito para el usuario y Kolaboo cobra una comisión a los partners. Según cuentan, el proyecto surgió hace un año cuando los dos emprendedores trabajaban en otra empresa del sector del turismo. En su día a día detectaron las alternativas de viajes «más auténticas» que estaban surgiendo. «Nos dimos cuenta de que la gente quiere vivir momentos únicos y no quiere visitar, comer o dormir donde lo hace todo el mundo», destacan Rebollo y Gómez, quienes son conscientes de que hay una cantidad «muy importante» de personas que huye de los convencionalismos.

Las principales ventajas de su plataforma radican, a su juicio, en que los usuarios pueden buscar y comparar todos los servicios de viaje que necesitan desde un solo lugar, «con el ahorro de tiempo y dinero que ello supone». «No sólo permitimos ahorrar por el hecho de que viajar con la economía colaborativa sea más barato que la tradicional, sino porque ofrecemos la posibilidad de comparar en una sola web y en una única búsqueda entre distintos proveedores de un mismo servicio», sostienen. Además, dicen que es un escaparate «abierto», en el que los usuarios pueden conocer servicios que hasta ese momento desconocían.

No son los únicos del mercado que trabajan en este ámbito. Eso sí, aclaran que hay otros buscadores parecidos pero que sólo se centran en apartamentos o viajes. «Nosotros desde el primer momento tuvimos claro que queríamos ofrecer al usuario la posibilidad de encontrar ese viaje completo en nuestra plataforma, desde el transporte hasta el ocio, pasando por el alojamiento», exponen los vallisoletanos.

En este sentido, reconocen que la economía colaborativa es muy reciente pero, en su opinión, está experimentando un crecimiento muy rápido. Hay muchos servicios en internet que permiten interactuar con otros particulares con distintos objetivos: compartir una comida en casa, visitar la ciudad, hacer una escapada a los alrededores, salir a navegar en barco o dormir en un apartamento en el centro. «El problema es que todos estos servicios están muy dispersos, por lo que una plataforma como Kolaboo, que permita buscar y comprar entre todos ellos desde una sola web, es de enorme utilidad para el usuario, tanto para ahorrar tiempo y dinero, como para descubrir nuevos servicios que antes desconocía», resumen David Rebollo y Emilio Gómez.

Ahora mismo, están trabajando para desarrollar sus propios algoritmos que posibiliten encontrar más fácilmente un viaje que se adapte a sus necesidades, gustos y a su perfil. De cara al futuro, avanzan que aumentarán las funcionalidades de la página web de manera que van a permitir a los usuarios «un mejor manejo» de la información y encontrar de forma más sencilla los viajes que están buscando. «Como joven startup que somos tenemos muchos planes, muchas ideas y muchos frentes abiertos, pero todo con el mismo objetivo: que la gente pueda viajar más y mejor», concluyen.

Outbrain