Error 8: Constant SERVER_ESTATICOS already defined
Pacas de paja con menos volumen - El Correo de Burgos

PALENCIA

Pacas de paja con menos volumen

El propietario de un taller de maquinaria agrícola desarrolla la primera prensa de paja y forrajes móvil / Logra reducir cada paquete a la mitad y a pie de campo para ahorrar en costes de transporte y almacenamiento

Francisco Javier Elena, creador de una prensa que reduce a la mitad de tamaño pero con el mismo peso pacas de paja, en una planta de Alar del Rey.
MANUEL BRÁGIMO

A. ÁLVAREZ

El exceso de paja siempre ha supuesto un problema para los agricultores, sobre todo después de que la normativa limitara la quema de rastrojos y deshacerse de la paja sobrante se convirtiera en un contratiempo. Un exceso en el mercado interno que coincide con un incremento de la demanda fuera de España y con una necesidad de revalorizar este residuo.

En este contexto Francisco Javier Elena Briones ha desarrollado la primera prensa de paja móvil del mercado. Un desarrollo tecnológico que responde a la necesidad de rentabilizar el transporte de la paja que sobra aquí y que se demanda en grandes cantidades en Francia, Italia o en los Emiratos Árabes.

Él no es agricultor ni ingeniero, pero siempre estuvo interesado por todo lo relacionado con la maquinaria agrícola. Cuando acompañaba a su abuelo al campo con una de las primeras empacadoras grandes de paja que hubo en España, cuando se convirtió a los 16 años en maquinista de empacadoras y veía que a esas máquinas les faltaban prestaciones para hacerlas más eficientes, y cuando montó su propio taller de maquinaria agrícola en Lerma (Burgos) para resolver técnicamente las necesidades que iba viendo a pie de campo.

Y fue al ver que la paja es un producto «difícil y caro de transportar» debido a su gran volumen, que Javier Elena decidió reducir el volumen de los paquetes de paja y hacerlo a pie de campo, para no dar más paseos de la cuenta. De eso hace más de cuatro años y aunque entonces ya existía algún sistema «un poco primitivo» para reducir el volumen de las pacas de paja en fábricas, no había ninguno que fuera móvil. Ese fue el primer reto y lo ha conseguido desarrollando una prensa que va montada sobre la plataforma de un camión, de forma que se puede utilizar en el lugar donde esté almacenada la paja, sin necesidad de transportar los paquetes a las instalaciones dedicadas a comprimir la paja.

Pero además quería que tuviera un coste operativo bajo. Y para conseguirlo dotó a la prensa de una grúa manipuladora que coge y deja cada paquete una vez que ha reducido su volumen. Y de un sistema que permite usar la misma cuerda de cada paquete, aprovechando las seis cuerdas que lo atan y lo comprimen, atándolas más cortas una vez que se ha «re comprimido» el paquete. De esta forma «no tenemos que desatarlas, ni retirar la cuerda vieja y volverlas a atar usando otra nueva», explica.

Con todo ha conseguido «condensar» en una sola máquina el proceso de manipulación de las pacas estándar, la reducción de su volumen, y el amarre de éstas con la misma cuerda que poseían las originales, resume el inventor. Con el añadido de que además, y también por primera vez, «es la máquina la que puede desplazarse al lugar donde están las pacas y no las pacas a la planta de procesado ahorrando cientos de transportes», agrega.

Su sistema reduce el tamaño de cada paquete en más de un 40%, lo que supone importantes ventajas. La principal es el ahorro en los costes de transporte, algo fundamental en un momento en que la exportación de paja está en unos niveles muy altos. También se reduce el coste de almacenamiento, ya que los paquetes tienen menos volumen y por tanto ocupan menos sitio. De hecho la prensa consigue dejar «en la mitad de su tamaño» las pacas que pesan entre 300 y 400 kilos, pasando de 2,5 a 1,35 metros de largo.

En este punto, el ingeniero Agrónomo Jorge Miñón, que ha colaborado en la realización de los cálculos estructurales de una parte de la prensa, asegura que al hacer más densos los paquetes de paja, se salva una de las principales limitaciones del transporte de este producto. Y es que los camiones o los contenedores de los barcos pueden transportar el doble de paja con el mismo volumen y en el mismo espacio. «En las exportaciones actualmente se llega antes a la limitación de volumen que de peso, por lo que no se optimiza el transporte. De ahí el interés por hacer más densos los paquetes de paja», explica Miñón.

Además, otra de las ventajas es que un solo operario puede realizar todo el proceso, manejar la grúa que coge cada paquete, comprimirlo en la prensa, atarlo y volverlo a colocar. «Le hemos dado mucha importancia a la parte de la ergonomía, para que el operador pueda manejarla durante una jornada laboral sin cansarse», señala Briones. Sin olvidar las ventajas medioambientales que supone la reducción de residuos, con el aprovechamiento de las cuerdas, y la reducción de CO2, al necesitarse menos transporte para la misma cantidad de paja, alfalfa y otros forrajes.

Un desarrollo que se ha llevado cuatro años, «mucha ilusión y dedicación» para hacer realidad lo que a priori «parecía imposible». Desde que empezó, con un pequeño prototipo a escala en el taller con el que se hicieron todas las pruebas, hasta dar con la máquina actual, cuya construcción ha supuesto una inversión de 220.000 euros. Desde hace dos años trabajan con esta prensa para empresas que se dedican a exportar paja y forrajes, principalmente en Castilla y León, pero también en Andalucía. «Les ofrecemos nuestro servicio para reducir costes y que la exportación de este producto que pesa poco y ocupa mucho, sea rentable», afirma. Y ya han comprimido con ella 22.000 paquetes de paja que han salido con destino a las Islas Canarias, el sur de Portugal, el norte de Francia, Alemania, Holanda, Italia y países del norte de África, principalmente a Líbano y Jordania.

Outbrain