Error 8: Constant SERVER_ESTATICOS already defined
Concentrar para competir - El Correo de Burgos

AGRICULTURA

Concentrar para competir

El decreto que regula la concentración parcelaria encara la última fase de tramitación / Las Opas discrepan en sus alegaciones de la ampliación de los descuentos en los ajustes de las adjudicaciones, piden «agilidad» y una resolución «urgente»

Vista aérea de varias parcelas de la comarca de Tierra de Campos palentina.
ICAL

MARISOL CALLEJA

Hoy finaliza el plazo de alegaciones al proyecto de decreto recogido en la Ley Agraria, y que regula la concentració parcelaria en Castilla y León. Un reglamento cuyo desarrollo ha sido demandado repetidamente por el sector, y que se prevé esté aprobado en los primeros meses del año.

De forma general, el decreto, que ahora deberá pasar por el Consejo Económico y Social antes de su aprobación definitiva, ha sido valorado de forma «positiva» por las organizaciones agrarias que, aún así, han presentado sus alegaciones al texto de la Consejería de Agricultura. El proyecto regula un procedimiento «más simple y ágil» con el objetivo de dimensionar las explotaciones agrarias e incrementar su rentabilidad. El texto recoge las dos modalidades de promoción de la concentración parcelaria, pública y privada, los criterios para iniciar este procedimiento, su desarrollo, así como el régimen de sanciones, entre otras materias.

El objetivo, según la Junta es agilizar estos procesos que se suelen prolongar en el tiempo, y lograr un alto grado de superficie concentrada en Castilla y León hasta 2020. Las Opas, por su parte, valoran este nuevo reglamento que, aseguran, «va a facilitar los procesos de concentración pendientes». Asaja, la Alianza UPA-COAG, y la UCCL apuntan en este sentido a aquellas zonas de la Comunidad donde las concentraciones se realizaron hace 40 años o más, y será necesario la reconcentración, así como a otras áreas de tradición ganadera donde consideran «fundamental» que se actúe.

El decreto es para el presidente de Asaja, Donaciano Dujo, «necesario y urgente», por eso pide que esté listo «lo antes posible». Y es que el sector comparte la idea de que las concentraciones y nuevos regadíos son cuestiones «pendientes» para la agricultura actual.

En relación al texto y a las alegaciones presentadas, las organizaciones agrarias destacan como «polémico» el artículo 39 dedicado a las deducciones. En él se recoge que los propietarios partícipes en la concentración podrán sufrir deducciones en sus aportaciones cuyo total no podrá exceder del diez por ciento del valor de las parcelas aportadas. Un porcentaje que para las organizaciones es «abusivo», y que esperan «corregir» en la última fase de tramitación al «mínimo posible». Así como confían en reducir los plazos de tramitación previstos en el decreto, y que Asaja considera que son «muy amplios».

De la misma forma, desde la Alianza consideran importante también que en el artículo 18 se incluya un nuevo epígrafe para que los beneficiarios de la concentración comuniquen a la Consejería la intención de realizar forestaciones en las fincas de reemplazo. Una forma, dicen, de «ordenar la produción agraria» y evitar que se perjudique a los propietarios de parcelas anexas, sin «poner en riesgo» la modernización de las explotaciones.

No hay discrepancias en torno a las concentraciones parcelarias de inicitiva privada, aunque el coordinador regional de la UCCL, Jesús Manuel González Palacín, aboga por «priorizar las demandas públicas». La realidad es que los datos a favor de los procesos de concentración parcelaria son suficientemente elocuentes. Según la administración autonómica, el número de incorporaciones de jóvenes en zonas concentradas es un 40% superior a zonas no concentradas. De la misma forma, la inversión privada de los agricultores para modernizar sus explotaciones en zonas concentradas es un 36% superior a zonas no concentradas.

Criterios

Competitividad de las estructuras agrícolas y ganaderas

El inicio del procedimiento de concentración parcelaria deberá estar motivada por: la excesiva dispersión parcelaria o el acusado minifundio; la construcción, modificación o supresión de vías u obras públicas o cualquier otra actuación que comporte la expropiación forzosa de parcelas agrícolas o implique su discontinuidad o notable reducción; la implantación de nuevos regadíos o la consolidación y modernización de los ya existentes; la minimización de los perjuicios que el abandono de la actividad agraria genera en la conservación de determinados ecosistemas; y el fomento de asociaciones de carácter cooperativo o de otro modelo asociativo.

Iniciativa privada

Se regulan las concentraciones de carácter privado

El decreto regula el procedimiento de concentraciónes agrarias de promoción privada. La solicitud se podrá realizar cuando se acredite la representación de los dos tercios de las personas propietarias de la superficie total a concentrar o de la disponibilidad de aprovechamiento del 50% de dicha superficie. Asimismo, se deberá acompañar un estudio técnico previo de la concentración elaborado por un técnico competente en materia agraria.
Los promotores privados elaborarán los documentos básicos de la concentración, emitirán los informes técnicos y jurídicos y los remitirá a la dirección general competente.

Información

Acceso universal y gratuito a través del Portal de Gobierno Abierto

Para garantizar a las personas beneficiarias del procedimiento de concentración parcelaria el acceso universal y gratuito a la información, se proporcionará la información necesaria a través del Portal de Gobierno Abierto. Ello, sin perjuicio de las publicaciones y exposiciones públicas a que se someten las diversas fases de los procedimientos. En este caso, la Alianza UPA-COAG pide que se mantengan todos los cauces y medios de comunicación a las personas utilizados hasta la fecha ya que, recuerda, «la mitad de la población que reside en el medio rural no utiliza internet».

Superficie y exportaciones

Exclusiones del proceso y extensiones para concentrar

Los bienes de dominio público están excluidos del proceso de concentración, salvo que las administraciones competentes soliciten su inclusión. No obstante, las superficies ocupadas por viales o aquellas infraestructuras que queden en desuso una vez finalizado un proceso de concentración, sí pueden ser incluidas en la concentración, para crear una nueva red en la zona.
En cuanto a las demarcaciones, cuando por razones técnico-agronómicas o medioambientales se considere necesario concentrar una amplia extensión, se podrán establecer demarcaciones. Desde la Alianza solicitan que se procure que las fincas se atribuyan en una única demarcación para un mismo beneficiario, si así se solicita.

Efectos

Se amplía el número de recursos para suspender la entrega de tierras

En el supuesto de que el número de recursos administrativos presentados contra el acuerdo de reordenación parcelaria fuese del 15% del número total de personas propietarias y dichos recursos afectaran a aportaciones de los recurrentes que representen el 15% de la superficie total de la zona, se suspenderá la entrega de las tierras. El porcentaje se eleva del 5 al 15% en este decreto.

Masa común

Las fincas sobrantes se podrán destinar al banco de Tierras

El proyecto define que en cada proceso de concentración se constituirá una masa común de tierras, que estará integrada por las fincas sobrantes de las adjudicaciones de los lotes de reemplazo. Se podrán adscribir al patrimonio de la comunidad y destinarse al Banco de Tierras o cederse a las entidades locales para infraestructuras comunes o actuaciones de mejora ambiental. Asaja plantea que éstas pasen a las Juntas Agropecuarias Locales y se repartan a los agricultores profesionales del municipio.

Deducciones

No podrá exceder del 10% del valor de las parcelas aportadas

Si es preciso en el proceso, las personas propietarias partícipes en la concentración parcelaria podrán sufrir deducciones en sus aportaciones, cuyo total no podrá exceder del 10% del valor de las parcelas aportadas. Hasta un 3% del valor aportado para el ajuste de las adjudicaciones de las fincas de reemplazo, y hasta un 7% del valor aportado para realizar la restauración del medio natural y las obras necesarias para la concentración parcelaria. En cualquier caso, la deducción que se aplique a las personas propietarias de una única parcela no será superior al 7% de su valor.
Este aspecto es el más controvertido, y el que las Opas exigen modificar y dejar en el «mínimo posible», hasta el 6% del valor aportado, según la alegación de la Alianza.

Trámite abreviado

Agilidad del proceso cuando no revista especial dificultad

Se entenderá que el proceso de concentración no reviste especial dificultad o puede ser agilizado: cuando de la concentración parcelaria no derive la ejecucción de infraestructuras agrarias o éstas se limiten a la fijación de los accesos a las fincas de reemplazo; si el perímetro a concentrar ya ha sido objeto de concentraciones previas; en procedimientos a iniciativa prioritaria cuando lo establece el reglamento; cuando haya simplicidad técnica, la superficie de los terrenos afectados sea reducida o el número de propietarios escaso; y en supuestos motivados técnicamente.

Outbrain