AGRICULTURA

Los regantes piden la declaración de sequía

La CHD informará hoy en la Comisión de Desembalse de las medidas adoptadas / Los caudales ecológicos se han rebajado al mínimo

M. CALLEJA

Las primeras medidas ante la situación de buena parte de los embalses de la Cuenca del Duero ya se han adoptado, rebajando al mínimo posible los caudales ecológicos. Una primera actuación ante la reserva hidráulica actual en la cuenca del 45,7%, veinte puntos por debajo de los niveles de 2016 y prácticamente de la media de los últimos diez años. Así lo constata el presidente de la Asociación de Comunidades de Regantes de la Cuenca del Duero (Ferduero), Ángel González, que confirma que la CHD ha convocado ya varias Juntas de explotación, entre ellas la del Órbigo y el sistema Carrión, para explicar las actuaciones llevadas a cabo tras una situación prolongada de sequía.

Los regantes son conscientes de que la situación puede cambiar en las próximas semanas «si llueve y nieva de forma abundante». Aún así, dejan claro que, con los datos que manejan desde el año 1.984, siempre que en estas fechas se han registrado unas condiciones similares a las actuales lo han pasado «fatal», ya que «no se termina el riego en condiciones».

Por eso, han pedido a la Confederación Hidrográfica del Duero la declaración de sequía, a la espera de lo que depare la climatología. De hecho, González apunta que la CHD ya está preparando la documentación necesaria para afrontar este tema. Una declaración de sequía que supondría la exención de cánones y tarifas. Desde Ferduero incluso aluden a la petición de ayudas y créditos, si fuera necesario.

De la situación actual en la cuenca del Duero se hablará hoy en la Comisión de Desembalse convocada por la Confederación Hidrográfica. Un órgano en el que están representados todos los usarios del agua, entre regantes, ayuntamientos y eléctricas, además de representantes de la Junta y de la CHD.

Se trata, según González, de una reunión «informativa» para abordar la situación actual, a la espera de la convocatoria del mes abril o mayo para fijar los caudales que tienen que quedar en los embalses De momento, como subrayan desde Ferduero, se están aplicado las medidas más urgentes, entre ellas los trámites para pedir la declración formal de sequía.

La realidad en estos momentos es que la mayoría de los embalses de la cuenca del Duero están por debajo del 50% de su capacidad, y otros apenas superan ligeramente esa media, siendo los embalses del Carrión los que cuentan con menos reservas, por debajo del 20%. Tan solo el Pontón Alto, con el 100%, Arlanzón y Águeda alcanzan niveles más altos, aunque por debajo de 2016.

Outbrain