TRAS EL ESPEJO

Cambio de paradigma

DANIEL ORTEGA CEBRECOS

Aprender de los errores cometidos puede incrementar notablemente las posibilidades de éxito. Persistir en repetir patrones que se demostraron caducos conduce a los proyectos al abismo.
La directiva del Burgos CF aborda estos días la elaboración de un plan pretendidamente ambicioso. Falló en su primera intentona de llevar a la nave blanquinegra hasta los puestos de honor de la categoría de bronce nacional. Si hizo propósito de enmienda y un análisis sereno de la situación debería haber comprendido la necesidad de modernizar sus estructuras de decisión para hacerlas más ágiles y eficades. Fundamentalmente en lo que se refiere a la configuración de la plantilla, el elemento clave para dirimir las opciones de llevar la nave a buen puerto al final de temporada.
El pasado curso elevó considerablemente el presupuesto en plantilla con respecto a lo que había sido la tónica dominante con Barriocanal en el puente de mando.


Pero los billetes no lo son todo. Disponer de una buena cartera no convirtió al cuadro blanquinegro en un tiburón en el mercado de fichajes, donde se mostró torpe y perezoso. No comenzó bien la película con el cambio de temporada. La persona encargada de sondear el mercado en busca de refuerzos de calidad, Nacho Fernández -aunque luego las decisiones correspondía a más elevadas instancias- abandonó el barco en busca de un futuro mejor. Acudió raudo a la llamada de un Primera para dejar el proyecto inconcluso y buena parte de la tarea realizada sin encontrar un destinatario.
Volver a empezar. Nuevas caras para ocupar un puesto que sin la capacidad de maniobrar con autonomía carece de sentido. Si se confía la tarea en técnicos como Endika Gabiña o el experimentado Javier Zubillaga -en labores de asesor de Gonzalo Antón- deberían ser ellos quienes tuvieran la última palabra en las incorporaciones. Sin que las salidas o llegadas dependieran de entes superiores cuyo conocimiento del mercado actual dista bastante del necesario para arrogarse funciones de las que dependen las opciones de éxito del proyecto.

Outbrain