A BOTE PRONTO

El mejor fichaje

DIEGO ALMENDRES

NOanda sobrado el Burgos CF de buenas noticias, precisamente. Son ya 11 años consecutivos de continuos vaivenes, de proyectos fallidos y de promesas incumplidas. Tres directivas, dos descensos a Tercera e incontables decepciones han relegado a la entidad a un lugar totalmente irrelevante de la escena futbolística nacional.

No hace tanto, la camiseta blanca infundía respeto en Segunda B y se acostumbró a luchar por una plaza en el fútbol profesional.Ahora, cada mes de julio se anuncia un planteamiento ambicioso y después toca conformarse con no pasar apuros.

No cabe duda de que el Burgos CFnecesita aire fresco y liberarse de complejos absurdos.Ya que tanto le gusta fijarse en el San Pablo o en el Aparejadores RC, puede tomar ejemplo de esos proyectos. El club debe salir de las sombras y construir, de una vez por todas, un futuro ilusionante sobre una base sólida, moderna y eficaz.

La llegada de Jesús Martínez a la presidencia es el penúltimo clavo ardiendo al que se aferra la afición. El nuevo presidente encarna los valores propios de una gestión moderna, pausada y práctica.Sin fuegos de artificio, sin paños calientes y con la responsabilidad que exige el puesto.

Su experiencia y su talante le avalan.Martínez y Félix Sancho crearon de la nada el éxito del SanPablo Burgos y el primero inicia hoy un reto distinto, pero igual de excitante. Nunca ha ocultado el dirigente su deseo de ocupar este cargo y ahora le llega el momento de poner en práctica su forma de entender la gestión deportiva.

La maquinaria cuenta ahora con la pieza que le faltaba. Jesús Martínez es una persona de consenso, un ejecutivo inteligente que capea los temporales con gran habilidad. Tiene estrella. Sabe que el camino es largo, pero marcará una línea de trabajo y un objetivo definido.Todo llegará.

Estructura y escucha. Dirige y delega, sin afán de protagonismo. Será el portavoz perfecto para un club totalmente cerrado y necesitado de políticas aperturistas para mejorar su situación institucional y social. Es, sin duda, el mejor fichaje del proyecto. Jesús Martínez no mete goles, pero a buen seguro su presencia será determinante para el futuro del Burgos CF.Si le dejan trabajar.

Outbrain