NADA ES CASUALIDAD

Paciencia

LORETO VELÁZQUEZ

Perdónenme que dude pero son ya demasiadas promesas incumplidas. Dicen que la voluntad para construir el nuevo hospital «está intacta» y dudo porque lo mismo decían del desdoblamiento de la N-122, esa carretera en la que nos jugamos la vida –literalmente- todos los días. «¿La A-11? Sí, sí una prioridad», se atrevía a decir un senador del Partido Popular en la última campaña electoral. Lo dicho, demasiadas campañas electorales o poca paciencia, que ya con estos años empieza a acabarse. Porque solo así se explica el retraso continuo de un hospital que es vital para el bienestar de 70.000 personas. Sólo así se explica el décimo noveno estudio de viabilidad que se empeñan en pedir sobre el tren Directo (recuerden la línea ferroviaria más recta). Nos dejan aislados pero luego vienen y tienen la poca vergüenza de hablar de prioridades.

Prioridades, señores políticos, es tener la garantía de que cuando nuestros hijos enfermen puedan tener a los mejores profesionales, independientemente de la hora o el día. Tener la seguridad de que si se te mete algo en el ojo o se te clava una espina en la garganta tu vida no va a depender de coger un coche e ir a Burgos.

Eso es bienestar.

Si la falta de respeto con la que algunos nos obsequian en campaña electoral molesta más lo hacen determinadas actitudes de los de dentro, de los que conocen la realidad mejor que nadie porque tienen una responsabilidad como concejales de un equipo de gobierno. Hace bien poco preguntaba a una de ellas por los presupuestos generales del Estado, esos que no incluyen ni un solo euro ni para el tren ni para la A-11 ni para nada que tenga relación con esta ciudad. La respuesta no pudo ser más clara: «no me pongas en ese compromiso, llama a la alcaldesa».

¿Qué decir? No hay palabras. Le diría que dejase de pensar en clave electoral, que se despegue de su sillón en el que se apoltrona y que deje de actuar en función del que dirán sus compañeros de la Junta de Castilla y León pero el problema es que algunos actúan así sin mirar el calendario ni la fecha electoral. Sigan pendientes de las fotos, de los titulares mientras aquí seguimos sin tren, sin A-11, sin circunvalación y sin una estación de autobuses decente.

Outbrain