Error 8: Constant SERVER_ESTATICOS already defined
Recursos - El Correo de Burgos

NADA ES CASUALIDAD

Recursos

LORETO VELÁZQUEZ

LA JUSTICIA está para dar y quitar razones y así lo ha hecho. UGT ha perdido dos recursos que no ha sabido explicar ni al juez ni a la ciudadanía. O yo no lo he entendido porque ir en contra de los intereses de los trabajadores no tiene sentido.

Vayamos por partes. El Tribunal Superior de Justicia desestimó a principios de semana el recurso con el que el sindicato pretendía paralizar la Oferta Pública de Empleo que el Ayuntamiento quería aplicar en 2017. El Ayuntamiento de Aranda ha ganado pero la sentencia pone en la cuerda floja a los 22 empleados interinos que a día de hoy trabajan en el Ayuntamiento y que en el plazo de tres años deberán regularizar su situación si no quieren verse de patitas en la calle. Diecisiete de ellos, los que fueron contratados antes de 2005 tendrán que superar un examen de consolidación (en el que se tendrá en cuenta su experiencia) mientras que los más recientes, lo tienen aún peor y afrontarán un concurso de oposición libre, sin ventajas de ningún tipo. Deben estar encantados.

Lo cierto es que la responsabilidad no es del sindicato, aunque por él haya salido todo, sino de un Ayuntamiento que durante años ha sido incapaz de organizar su plantilla. Señores, hay interinos que llevan treinta años trabajando para el Ayuntamiento de Aranda.

Por si fuera poco, la semana terminaba con otra sentencia dictada por el mismo tribunal. En esta ocasión hace referencia al recurso que el sindicato UGT interpuso para paralizar el concurso de oposición (por promoción interna) que el Ayuntamiento aprobó para la provisión de las cinco plazas de Oficial de la Policía Local vacantes. Por segunda vez, la Justicia da la razón al Consistorio al entender que en el proceso no se vulneró «ni la Ley ni el Derecho en la aprobación de las bases» y es una buena noticia porque al ascender a cinco oficiales quedarán cinco plazas libres que se unirán a las cuatro que estaban en la Oferta Pública de Empleo que también ha resuelto de forma favorable la vía judicial. Solo un consejo, no se pierdan en ‘las comas’ y tengan en cuenta lo importante: una plantilla que subsiste a duras penas con 25 agentes cuando debería tener un mínimo de 49.

Outbrain