Lerma prevé ceder la parcela del depósito antes de las fiestas

«El desescombrado se paró para consultar a expertos por la posible presencia de amianto, pero sí nos gustaría acabar todo antes de los festejos de septiembre»

M. M.

El Ayuntamiento de Lerma espera hacer efectiva la retirada total de los escombros generados con la reciente demolición de viejo depósito de agua, y la posterior cesión efectiva de la parcela ya despejada, antes de las fiestas locales de septiembre. «Pero no sé si podremos ya que la retirada se paró la pasada semana tras encontrar la empresa encargada del derribo y posterior limpieza -Hormigones Amo- algunos cascotes con material que podría ser amianto», explicaba la alcaldesa, Celia Izquierdo. «Queríamos evitar las molestias que puede causar estos días de fiesta, al encontrarse junto a la plaza de toros», lamenta.

Hecho que motivó que se parara la limpieza y decidiera consultarse a otra empresa especializada «y así asegurarnos, ya que ni la adjudicataria ni el Seprona estaban seguros al 100% del material del que se trataba», argumentó la edil.

De ahí que los plazos marcados con anterioridad por el Consistorio lermeño para tener todo concluido puedan verse trastocados, «y con ello la posterior cesión del suelo ya despejado al Ministerio de Justicia, el cual tiene previsto construir allí los nuevos juzgados.

Izquierdo recuerda que el Pleno municipal ya aprobó en 2009 dicha cesión al ministerio, logrando así dotar en un futuro a los juzgados de un recinto más moderno y amplio, «algo que habíamos solicitado en reiteradas ocasiones», comenta.

Petición a la que el ministerio respondió «asegurándonos que el proyecto ya contaba con una partida de 50.000 euros en el presupuesto de este año, destinados al concurso de redacción de dicha dotación estatal», detalló la edil, «con el fin de poder sacar a concurso su construcción también cuanto antes».

Finalidad a la que se sumó el deseo municipal de retomar esta actuación, «ya que está previsto como una de las mejoras de embellecimiento de espacios de cara a la celebración en 2019 de la exposición de Las Edades del Hombre».

El anuncio de la futura demolición del depósito de agua, construido en 1928, dio lugar a críticas de la oposición y de algunos vecinos, quienes abogaban por su salvaguarda como elemento patrimonial de la villa. Peticiones ante las que el Ayuntamiento de la villa ducal respondió recordando al PP que «fue durante su mandato, hace casi 9 años, cuando se aprobó tirarlo y ceder la parcela a Justicia», denegando posteriormente el Consistorio lermeño dichas peticiones.

Reclamo al que se sumó la pasada semana una denuncia ante la Guardia Civil contra los trabajos de recogida del material, en la que se instaba a tomar muestras al existir la sospecha de que haya amianto entre los materiales de la obra.

Si bien el Ayuntamiento lermeño confesaba ayer no tener noticia de esta última denuncia -«de la que imagino que si se ha formalizado nos darán traslado en breve de ella»-, la alcaldesa insistió en la actual paralización de las obras «desde comienzos de la pasada semana, mientras se confirma la existencia o no de dicho material, para proceder luego en consecuencia».

Ultiman las mejoras realizadas en el colegio y las pistas de pádel

De forma paralela a la demolición del depósito, la alcadesa lermeña Celia Izquierdo explica que se ha aprovechado estos meses de verano para arreglar varias dotaciones deportivas y también del colegio, «todas ya a punto de concluirse, sobre todo en el centro educativo, con lo que estarán listas para el inicio del curso este septiembre».

Detalló así que con varias ayudas recibidas por la Diputación Provincial y la Junta para el arreglo de dotaciones escolares, «hemos aprovechado para realizar varias mejoras en el colegio, como ha sido la sustitución de varios baños, pero también de algunos canalone.

Adjudicada a Ocsacon, S.L.U tiene un coste de unos 32.000 euros a los que se suman otros 11.400 euros destinados al forjado de las instalaciones de saneamiento en el tramo de colectores que discurre por las inmediaciones de colegio de Educación Primaria y del instituto, ante la necesidad de sustituir un tramo dañado por otro de un diámetro mayor que recogiera las aguas que llegan a él. Intevenciones a las que se suma un original proyecto que, como destaca, buscaba compaginar la vida diaria docente con la presencia de aves en la zona.

«Se trata de colocar un canalón en el que las golondrinas depositen sus excrementos -y evitar así tener que echarlas porque se mancha el suelo o las paredes-, ya que se encargan también de acabar con los insectos cuidando así el entorno».

En el caso de las pistas de pádel, explica que la pasada semana se colocó la cobertura de una de ellas, siendo dos las que se han construido junto al polideportivo, «transformando una de las pistas de tenis para su nuevo uso como pistas de pádel». Iniciados los trabajos la última semana de julio -con un coste de unos 47.000 euros y algo más de 10.000 para los preparativos de la pista-, se cubrió con los planes provinciales ya que era una de las actuaciones que teníamos previsto llevar a cabo en este año.

Outbrain