El Correo de Burgos

Burgos

Blasco plantea repintar las casetas del parque pirata

Actuar en los columpios es más costoso porque requiere su desmontaje

22/07/2018 N. E.

En este estado se encuentran las casetas de madera.En este estado se encuentran las casetas de madera.

RAÚL G. OCHOA

El vandalismo ha dejado el parque inclusivo del G-3 en un estado lamentable como denunciaba este periódico en su edición del pasado 14 de julio. La concejal de Medio Ambiente, Carolina Blasco, reconoce que la apariencia de los distintos elementos, con pintadas por doquier, es penosa, aunque indica que los juegos infantiles están en buenas condiciones para su uso.

La edil muestra su preocupación por las dificultades que tiene volver a pintar los columpios ya que se necesita utilizar pinturas especiales ya que están pensados para el uso del público infantil. «No es tan sencillo como ir con la brocha y pintar encima, sino que se requiere desmontar cada columpio y utilizar pinturas especiales», comenta, una intervención que ahora mismo no es posible. Lo que sí ha trasladado a los responsables de las brigadas de Medio Ambiente, formadas por las personas del plan de empleo, es que se arreglen las casetas de madera que utilizan los usuarios del parque para protegerse de las inclemencias meteorológicas. La cuestión es que estas casetas también son escenario de botellón durante los fines de semana. De esta manera, Blasco comenta que están totalmente vandalizadas y considera que al estar fuera de las exigencias de los elementos de juego se puede recomponer las maderas que faltan y volverlas a pintar.

En cuanto a las características de este parque inclusivo, la concejal señala que recientemente se acaba de hacer la supervisión y las certificaciones de los parques infantiles y este parque del G-3 está en buenas condiciones para su utilización.

La lucha contra las pintadas sobre los espacios comunes es una de las batallas de los ayuntamientos que resulta más complicada de librar. La concejal, que también es responsable del área de Educación del Ayuntamiento, se muestra a favor de realizar actividades de sensibilización entre el colectivo escolar a través del programa ‘La ciudad abre sus puertas’.

Lo cierto es que este parque inclusivo, novedoso por los columpios que pueden ser utilizados por niños con algún problema de movilidad, se inauguró hace apenas 16 meses después de una inversión de más de 450.000 euros.

- IR A VERSIÓN ORDENADOR -

El Correo de Burgos ~ Mobile