El Correo de Burgos

Burgos

BALANCE / 100 DÍAS DE GOBIERNO MUNICIPAL

De la Rosa abre la puerta a todos los grupos «se llamen como se llamen»

Apela al «consenso» por el bien de la ciudad frente a una hipotética moción de censura que carece de «argumentos» / Lamenta la «nula capacidad resolutiva» del PP a cargo del Ayuntamiento

21/09/2019 DIEGO SANTAMARÍA

El alcalde de Burgos, Daniel de la Rosa, hizo ayer un balance sobre sus primeros 100 días al frente del Ayuntamiento.El alcalde de Burgos, Daniel de la Rosa, hizo ayer un balance sobre sus primeros 100 días al frente del Ayuntamiento.

RAÚL G. OCHOA

A punto de cumplir sus primeros 100 días al frente del Ayuntamiento, el alcalde de Burgos, Daniel de la Rosa, prefiere centrar sus esfuerzos en la búsqueda del «consenso» para impulsar «proyectos de ciudad que no deben responder a criterios partidistas». El fantasma de la moción de censura planea sobre el Ejecutivo socialista desde el mismo día de su investidura, pero entiende que ni él ni el resto de ediles de su bancada se deben «obsesionar» con una mayoría a tres bandas desde el centro-derecha capaz de arrebatarle el bastón de mando.

El regidor hacía ayer balance de estos más de tres meses de «actividad frenética» -tras una «victoria histórica» que estuvo «a punto de frustrarse»- enumerando los principales logros cosechados hasta la fecha y remarcando sus principales líneas de actuación a corto y medio plazo. Ahora bien, gobernar en minoría no es fácil y menos aún cuando la oposición ejerce un férreo marcaje desde el minuto uno. Por eso aprovechó su comparecencia para tender la mano a todos los grupos políticos, «se llamen como se llamen». Obviamente, Ciudadanos tuvo en su día la «posibilidad» de convertirse en «socio preferente», pero en estos momentos la puerta está «abierta» al resto de partidos del ala derecha siempre cuando demuestren que «anteponen los intereses de la ciudad a las estrategias y tactismos partidistas».

¿Podría reactivarse la moción de censura tras la nueva cita electoral del 10 de noviembre? De la Rosa cree que ocurrirá «todo lo contrario». Es más, se mostró convencido de que una vez analizados los resultados, alguna que otra formación -«no necesariamente el Partido Socialista»- deberá «reconsiderar su rol en muchas instituciones», inclusive el Ayuntamiento de Burgos. Por otro lado, hizo hincapié en que la consolidación de una «mayoría alternativa» para revocar su mandato debe sustentarse en «algún motivo» con sus respectivos «argumentos» y «razones de peso» de cara a la «opinión pública».

«Escasa colaboración»

A la hora de exponer las principales actuaciones del equipo de Gobierno durante sus primeros 100 días de mandato, De la Rosa destacó los avances en materia de contratación que han permitido, entre otras cosas; el desbloqueo de «servicios sin contrato» o «subvenciones y convenios pendientes», la aprobación «definitiva» de 30 inversiones por valor de 7,5 millones de euros «en su mayoría comprometidas en la modificación de crédito del año anterior», el «compromiso» cumplido de la grada lateral del Plantío el pasado domingo, la aprobación del proyecto de remodelación de la calle Pozanos o el nombramiento del secretario del Ayuntamiento, que «se estuvo lastrando durante todo un mandato».

También sacó pecho De la Rosa al remarcar la «mejora de la accesibilidad» en 13 puntos de la ciudad, la adaptación de 16 paradas de autobús o la firma del contrato para acometer la segunda fase de la urbanización de San Juan de los Lagos. Dentro de este apartado, aseguró que su Ejecutivo considera «absolutamente prioritario» el desarrollo y reparación de infraestructuras en los barrios que han sufrido un «mayor agravio».

Como era de esperar, el alcalde capitalino afirmó que ha afrontado múltiples «dificultades». De entrada, tuvo que hacer frente a los «importantes errores», derivados de la gestión municipal del Partido Popular, que «ya veníamos denunciando desde la oposición». En su opinión, la «nula capacidad resolutiva» del anterior equipo de Gobierno se traduce en «deficiencias heredadas» a la hora de tramitar convenios o contratos de servicios, obras y subvenciones.

Tampoco obvió la «escasa colaboración» de «aquellos concejales de la oposición que hace tres meses estaban asumiendo responsabilidades de Gobierno». Tres claros ejemplos, a juicio del regidor, son el Mercado Norte, el parque de Artillería o la distribución de distritos. Y es que los acuerdos alcanzados en tiempos pasados por las dos principales formaciones políticas «lamentablemente nada tiene que ver con el nivel de compromiso que unos y otros estamos demostrando con la ciudad», zanjó.

-Mäs información en la edición impresa-

- IR A VERSIÓN ORDENADOR -

El Correo de Burgos ~ Mobile