El Correo de Burgos

Deportes

Fútbol / Segunda

El Mirandés se deja dos puntos

El cuadro rojillo saboreba su segunda victoria del curso cuando un tanto de Rui Costa permitió al Alcorcón arañar un punto en Anduva / Los de Anduva se pusieron 2-0 en el marcador con tantos de Álvaro Rey y Matheus en el primer acto

21/09/2019

Álvaro Rey fue el autor del primer tanto del Mirandés y uno de los jugadores más destacados del partido.Álvaro Rey fue el autor del primer tanto del Mirandés y uno de los jugadores más destacados del partido.

CD MIRANDÉS

CD MIRANDÉS 2 – 2 ALCORCÓN

Dos puntos se dejó el Mirandés en el tiempo de descuento. Saboreaba el cuadro rojillo su segunda victoria de la temporada, pero un tanto del Alcorcón en el 93 dejó al cuadro burgalés con un palmo de narices.

No acertó la escuadra de Andoni Iraola a matar el partido cuando tuvo oportunidad y vio cómo la fortuna le daba la espalda en el último suspiro frente a un cuadro alfarero que apenas inquietó la meta de Limones en todo el duelo.

No pudo arrancar mejor el partido para los intereses de los rojillos bajo el diluvio. Un cabezazo de Sergio González en el segundo palo tras una jugada de estrategia del Mirandés terminó con el esférico impactando en las manos de Boateng. El trencilla no lo dudó y de inmediato decretó penalti.

Álvaro Rey asumió el protagonismo en el lanzamiento desde los 11 metros. Dani Jiménez adivinó la trayectoria del balón, pero el potente y ajustado al palo disparo del atacante hizo completamente imposible atajar el esférico.

No se había cumplido ni el tercer minuto del partido y los de Andoni Iraola ya habían conseguido lo que no lograron en Santander en todo el partido.

Una inyección de confianza para un cuadro, el burgalés, que llegaba muy necesitado a este envite tras la dolorosa derrota del pasado miércoles.

Tal y como estaba previsto Iraola -y también hizo lo mismo el entrenador del Alcorcón- introdujo un buen número de novedades en su alineación.

Los burgaleses entraron muy enchufados al empapado césped de Anduva. Y volcaron el choque en el terreno de juego de los madrileños de salida, sobre todo con internadas por la banda izquierda con las caídas de Marcos André y Kijera.

Los alfareros, que pasaban por ser uno de los mejores visitantes de la categoría, se vieron claramente superados en el primer cuarto de hora de juego.

Con el paso de los minutos la cantidad de agua caída comenzó a ralentizar el juego, pues el césped -cada vez más pesado- se levantaba en ciertos puntos.

El Mirandés se encontraba muy cómodo y manejaba el tempo del choque, con constantes intentonas por bandas, aunque sin demasiada profundidad.

Al menos hasta que se alcanzó el ecuador de la primera mitad, cuando el Mirandés abrió brecha en el marcador. Avisó en el 24 con una buena llegada de Álvaro Peña por el costado diestro. Su centro al corazón del área llegó al segundo palo. Allí controló Marcos André, libre de marca. Tuvo tiempo para perfilarse en el vértice del área chica, pero su disparo raso se perdió junto a la base del poste.

En la siguiente acción llegó el 2-0. Y de la forma más inesperada. Limones golpeó un balón en largo y Matheus, mucho más listo que los defensores del Alcorcón, ganó la partida con facilidad a Bernardo y se plantó solo ante Dani Jiménez, al que superó con sangre fría.

No le quedó otra al técnico visitante, Fran Fernández, que mover el banquillo. Pero ni por esas.

El Mirandés se mostraba mucho más efectivo con esas difíciles condiciones del campo. Y a punto estuvo de hacer el tercero en un centro chut de Marcos André desde la derecha que fue interceptado con aparente facilidad por Dani Jiménez. Pero el balón se le escurrió al meta del Alcorcón y terminó pegando en el poste.

Sin embargo, de la sentencia se pasó al 2-1 en un abrir y cerrar de ojos en una acción aislada. Un centro de Ernesto desde la línea de fondo pegó en la mano de Kijera. Y Stoichkov, potente y por el centro, superó a Limones.

Con muy poco se metió en el partido de nuevo el cuadro alfarero. El duelo se reanudó con algo más de ritmo a pesar de lo pesado del terreno de juego. Los alfareros buscaron pronto la meta de Limones con un potente chut de Stoichkov que despejó Sergio.

Los madrileños dieron un paso adelante y se hicieron con la manija en la zona de creación, mientras que los rojillos confiaban todas sus opciones para matar el partido en las transiciones a la contra, casi siempre conducidas por un participativo Antonio Sánchez.

En vistas de la situación Iraola movió ficha y trató de dar más peso a su centro del campo con la incorporación de Guridi. Con el paso de los minutos cada vez se hacía más complicado triangular a ras de césped por el estado del terreno de juego, lo que contribuyó a que el partido se trabara en la zona ancha.

El Mirandés había perdido presencia en el área rival. En el 71 no llegó por centímetros Guridi para rematar un centro tenso por la derecha de Álvaro Rey.

En la siguiente acción pudo sentenciar el duelo Guridi en una rápida transición al contragolpe llevado por Marcos André por el centro. Su pase en profundidad dejó al centrocampista solo ante Dani Jiménez, que atajó el intento de picar el balón del guipuzcoano evitando el 3-1.

El técnico del Alcorcón quemó todas sus naves con la incorporación de todo su arsenal ofensivo.
Y en el 80 tampoco acertó Marcos André tras recibir un centro de Mario Barco tras una llegada de Álvaro Rey por la derecha. Pero el ariete brasileño, en posición forzada, disparó con la zurda desviado.

Con el tiempo casi cumplido el Mirandés se quedó en inferioridad numérica sobre el terreno de juego, pues Mario Barco no pudo continuar sobre el césped por lo que todo parece indicar que será una rotura muscular.

Lo peor llegó en el descuento tras un error de Marcos André, que concedió un córner innecesario. Tras el saque de esquina Paris Adot metió un balón al corazón del área. Rui Costa controló con el exterior y batió con calidad a Alcorcón (Sergio se había quedado enganchado en el intento de forzar el fuera de juego).

- IR A VERSIÓN ORDENADOR -

El Correo de Burgos ~ Mobile