El Correo de Burgos

Nacional

INCLUYE A LA CENTRAL TÉRMICA DE ANDORRA

El Gobierno dice que la transición energética creará 300.000 nuevos empleos

El anteproyecto de Ley de Cambio Climático suaviza el tono de la prohibición de vehículos fósiles en 2040

15:58 h. 20/02/2019 EFE

Pedro Sánchez, en la segunda jornada del debate de los Presupuestos, el pasado día 13.Pedro Sánchez, en la segunda jornada del debate de los Presupuestos, el pasado día 13.

EFE

El Gobierno calcula que el conjunto de medidas del Marco de Energía y Clima, presentado por el presidente del Ejecutivo, Pedro Sánchez, creará 300.000 nuevos empleos en la década de 2021 a 2030, de los que entre 99.000 y 172.000 corresponderán a inversiones en renovables en el sector eléctrico.

Sánchez ha insistido este miércoles, durante su intervención, en las oportunidades económicas y de empleo que se abren con las medidas incluidas en ese marco, que incluye el anteproyecto de Ley de Cambio Climático y Transición Energética, el Plan Integrado de Energía y Clima (PIEC) y la Estrategia para la Transición Justa.

Los sectores en que se estima que más empleo generará la adaptación a la estrategia energética son la industria, los servicios y la construcción, y el Gobierno tratará de que de ellos se beneficien los jóvenes, los parados de larga duración y mujeres para lo que se dispondrán políticas activas de empleo y acciones de formación profesional diseñadas para ese fin.

Un 18 % de los nuevos empleos se darán, según los análisis del Gobierno, en la industria manufacturera (con un incremento de entre 48.000 y 53.000 empleos); un 15 % en la construcción y un 13 % en el comercio y reparación asociado a las renovables.

Las inversiones en ahorro y eficiencia generarán entre 41.000 y 80.000 empleos, de los que 28.800 millones corresponderán a rehabilitación energética.

Además, el Ejecutivo, que en su Ley de Cambio Climático contempla que en 2040 todos los coches nuevos sean de cero emisiones, prevé un Plan de Acompañamiento para la Automoción para ayudar a su adaptación y conseguir que los nuevos vehículos se fabriquen en España y esta actividad genere empleo en plantas españolas.

También prevé que se rehabiliten en España para adaptarlas a criterios de eficiencia energética más de 100.000 viviendas al año en la década de 2020 a 2030.

El Gobierno también espera que estas medidas movilicen inversiones por valor de 200.000 millones de euros de 2021 a 2030, de los que 47.000 millones corresponderán a inversión pública estatal, autonómica, local y europea.

Asimismo, para financiar las inversiones, para las que el Ejecutivo espera contar con colaboración privada, se emitirá bonos verdes, un instrumento de captación de inversión en el que el emisor se compromete con la sostenibilidad medioambiental.

En total, el Gobierno calcula que las inversiones y la reducción de la dependencia energética del exterior permitirán aumentar el producto interior bruto (PIB) español de 19.300 millones a 25.100 millones de euros entre 2021 y 2030 (un 1,8 %).

También cifra en un 15 % la caída de la dependencia energética de España, que pasaría en la próxima década del 74 % actual al 59 %, y valora en 75.379 millones la reducción de importaciones de combustibles fósiles respecto a un escenario sin medidas.

Actualmente España, que importa casi el 100 % de los combustibles fósiles (petróleo, carbón y gas), tiene una dependencia de 20 puntos porcentuales por encima de la media comunitaria.

El Gobierno prevé que la generación eléctrica con renovables pase del 40 % actual al 74 % en 2030 y al 100 % en 2050, para lo cual presentará un calendario de subastas para adjudicar el desarrollo de proyectos renovables, que garantizarán una retribución adecuada a los inversores.

Entre las medidas, también se incluye la implantación de un bono social "multicombustible", que no sólo se circunscriba a la electricidad.

Para las comarcas afectadas por el cierre de industrias derivada de la transición energética, el Gobierno va a aprobar la Estrategia para la Transición Justa, en la que se contemplan convenios de transición para las zonas y colectivos afectados por los cierres del carbón y de las nucleares, como es el caso de la central térmica de Andorra.

Asimismo, se facilitará en esas zonas el acceso a financiación para nuevos proyectos y se establecerán incentivos fiscales y deducciones si se considera idóneo.

- IR A VERSIÓN ORDENADOR -

El Correo de Burgos ~ Mobile