El Correo de Burgos

Provincia

Arraya de Oca licita la obra de la cubierta de su iglesia

Es la primera fase del proyecto de arreglo de su templo, el cual se destruyó en diciembre de 2017 por un incendio Prevén inaugurarlo en las fiestas de agosto

19/02/2019 M. M.

El incendio destruyó gran parte del templo de la localidad, cuyo campanario se cayó días después.El incendio destruyó gran parte del templo de la localidad, cuyo campanario se cayó días después.

ECB

El Ayuntamiento de Arraya de Oca ha comenzado ya a dar pasos para sacar adelante el proyecto de recuperación de su iglesia, ya que ayer mismo se publicaba en el boletín provincial el concurso con el fin de comenzar a recibir ofertas de las empresas interesadas en rehabilitar el templo burgalés, el cual quedó prácticamente destruido por un incendio en diciembre de 2017.

Concurso centrado en la primera fase de las dos de que consta el proyecto de arreglo, «y pensado desde un principio en realizarlo en varias fases ante el alto presupuesto que supondrá dicho arreglo y que nosotros solos no podríamos financiar», confesaba la alcaldesa de la localidad María Asunción Velasco. «Pero al menos comenzamos ya con ello, una vez logradas las ayudas de la Diputación -esta con carácter de urgencia-, y el convenio con el Arzobispado».

Destaca así que el presupuesto de esta primera fase asciende a unos 86.000 euros de los que 21.000 los aportarán las arcas municipales. Cifra que si bien a algunos puede no parecerles tan desorbitada, en verdad supone casi la cuarta parte del presupuesto anual con que cuenta esta pequeña localidad de apenas medio centenar de vecinos empadronados.

De ahí la satisfacción de la alcaldesa, quien detalla que esta primera fase se centrará en la mejora de la cubierta de la iglesia, «donde después de forma provisional se colocarán unas lonas resistentes con el fin de evitar que las inclemencias del tiempo puedan causar en el interior más daños, a pesar de que ya resultó gravemente dañado dentro tras el derrumbe», afirmó. «Y a la espera de lograr el dinero restante para seguir con la segunda fase, que ronda también los 40.000 euros, en la que se procederá a reparar todo el tejado y reconstruir el campanario», añade, que también cayó días después del fatídico incendio que de forma voraz y rápida acabó con la iglesia de Asunción de Nuestra Señora.

Tres meses de obra

Velasco recuerda que la publicación del anuncio abre así el pertinente concurso y con ello, un plazo de 20 días para que las empresas interesadas hagan sus ofertas, «las cuales procederemos a estudiar en cuanto podemos, ya que nuestro deseo es que los trabajos comiencen cuanto antes e intentar que estén acabados en agosto», remarca.

Remarca que esta primera actuación -por procedimiento abierto y tramitación urgente-, supondrá 3 meses de plazo de ejecución, «con lo que sería estupendo que vaya todo rondado y pueda estar concluida en agosto», confiesa, «ya que son las fechas en las que la localidad celebra las fiestas y viene mucha gente a pasarlas aquí», asegura.

«Además de que sería estupendo poder reiniciar la actividad en el templo, ya que durante los catorce meses que han pasado desde que se produjo el accidente no ha podido utilizarse para nada, lo que nos ha obligado a trasladar todos los actos y citas a otros espacios municipales», afirma la alcaldesa. Y es que como explica, aunque en este tiempo no ha caído nada, «era un peligro por la debilidad de la estructura que quedó en pie por lo que se colocaron andamios en el interior para sustentarla».

Proyectos aparcados

Y mientras estos arreglos comienzan, desde el Consistorio se ultima también la redacción de los presupuestos de 2019, tras haber tenido que hacer una modificación del anterior para dar cabida a ese gasto de 21.000 euros con el que completar la financiación de esta primera fase. «Gasto que ha supuesto tener que aparcar otros proyectos municipales, entre ellos la continuación de los arreglos previstos en los colectores de la localidad», lamentó.

Recuerda que el pasado año ya se comenzó a cambiar el colector, «y aunque no es muy urgente sí queríamos avanzarlo, pero con esto ha quedado pospuesto para más adelante», detalla. Además detalla que la localidad cuenta con dos colectores -unidos a su vez a dos ríos- y que confluyen en la depuradora, «lo que hace que se valore aún reunir ambas canalizaciones en una, pero es una actuación aún por concretar», asegura.

De hecho en este momento, asegura estar el Consistorio inmerso en el cierre del pequeño programa de actos con el que a primeros de marzo celebrarán las fiestas de San Celedonio y San Emeterio, «los cuales todavía hay que celebrar fuera de la iglesia», comenta resignada, con la esperanza de que los actos de las fiestas de agosto si puedan tenerla ya como escenario.

- IR A VERSIÓN ORDENADOR -

El Correo de Burgos ~ Mobile