El Correo de Burgos

Provincia

IM y PP dan la Alcaldía de Villarcayo a Adrián Serna

Los votos de ambos grupos permitieron la aprobación de la anunciada moción de censura contra Miguel de Lucio, el primero en felicitar al nuevo alcalde de la villa

11/01/2017 M. M

Momento en que se produce la votación de la moción que retiró a De Lucio de la Alcaldía y a la que siguió  el nombramiento de Adrián Serna como alcalde.Momento en que se produce la votación de la moción que retiró a De Lucio de la Alcaldía y a la que siguió el nombramiento de Adrián Serna como alcalde.

ECB

«Quiero agradecer a Miguel de Lucio y al resto de miembros de la oposición, su labor -ya que si bien no he estado de acuerdo en algunas de sus decisiones sí soy consciente de su dedicación a la labor de representante municipal-, y también aprovechar para tenderles una mano y asegurarles que escucharé las aportaciones que hagan a este Ayuntamiento».

Con este ofrecimiento iniciaba ayer el ya nuevo alcalde de Villarcayo, Adrián Serna -de Iniciativa Merindades (IM)-, su mandato, tras ser elegido para ello por la mayoría de la corporación: 6 votos de los concejales del PP e IM -ante la ausencia de un edil popular-, frente a 4 votos en contra de Ciudadanos-C’s (3) y de la única representante del PSOE.

La misma mayoría que permitió minutos antes de su nombramiento, la aprobación de la anunciada moción de censura contra el hasta entonces alcalde, Miguel de Lucio (C’s), que queda así relegado a su nuevo papel de concejal opositor.

Hecho que, sin embargo, no le impidió ser el primero de los presentes en felicitar al nuevo regidor, y a quien como cierre de la sesión extraordinaria de ayer, deseó mucha suerte en esta andadura en la que le pidió sobre todo, que «mire por los ciudadanos y las pedanías, como hemos intentado hacer nosotros con nuestros fallos y aciertos».

Así, la sesión plenaria comenzó en un salón abarrotado de público, la cual presidió la mesa de edad compuesta por los concejales Luis Alberto Castillo y Lidia Isla, como miembros más mayor y más joven respectivamente-, a la que siguieron en turnos de 10 minutos, las intervenciones del alcalde Miguel de Lucio y un segundo turno de palabra de éste como portavoz de C’s, y las protagonizadas posteriormente por Pepe Casado y Mercedes Alzola, como portavoces de IM y PP respectivamente.

Así, De Lucio aprovechó sendos turnos para defender la gestión de su equipo durante este año y medio, entre cuyos resultados recalcó un remanente en las arcas a cierre de 2016 de más de 2 millones de euros, la promoción del matadero, el refuerzo de contactos con las pedanía o una contabilidad actualizada y al día. «Ardua labor que quiero agradecer a los trabajadores municipales, a la vez que pedirles perdón por los fallos y agravios de un equipo recién llegado y nuevo en las lides municipales», reconoció.

Gratitud que extendió a alcaldes de otras localidades, entre las que remarcó la vecina Medina de Pomar, «quienes nos han enseñado mucho», reconoció. Remarcó sin embargo cómo también se encontraron «con problemas heredados de los que a través de varias cartas enviadas a la Diputación Provincial, nos hemos eximido por no ser responsables de ellos», comentó De Lucio.

Explicaciones a las que sumó el último intento de C’s de «evitar un despropósito» como fue el día 5 el ofrecimiento de su dimisión al PP. «Porque la mezcla que ahora se ha creado deja a los ciudadanos sin saber hacia dónde mirar», a los que invitó «a seguir enviándonos sus propuestas por las que pelearemos desde la oposición», aseguró De Lucio.

Tras él, tanto Casado como Alzola argumentaron la razón de ser de la moción acordada entre ambos y registrada ante notario el pasado día 22 de diciembre, como «un intento de acabar con la situación de ingobernabilidad en que se encuentra este ayuntamiento».

Motivo al que Casado añadió el hecho de que con la gestión de C’s, «esto parecía el ‘garito de unos pocos’ en lugar del ayuntamiento de todos», reprochó. «Gobierno del ‘yoísmo’ opaco, un mandato donde los acuerdos no se ratificaban y no se explicaban las decisiones, como muestra la emisión de casi 300 decretos del alcalde en 2016», lamentó. «Pues algunos olvidaron la obligación que marca la ley de permitir la consulta de documentos públicos a concejales y ciudadanos, sí así lo piden por escrito», criticó Casado.

Similar línea la de Alzola, quien aseguró que el intento de acuerdo que C’s trasladaba el día 5 al PP, en el que incluyó la dimisión de De Lucio sí así lo pedían los populares, «llega tarde, pues han tenido año y medio para dialogar y buscar acuerdos», reprochó, «tras llegar a la Alcaldía siendo uno de los grupos que menos respaldo logró en las elecciones».

- IR A VERSIÓN ORDENADOR -

El Correo de Burgos ~ Mobile