El Correo de Burgos

Provincia

PATRIMONIO

Licitan la obra de San Salvador con el deseo de verla iniciada este año

Las empresas interesadas tienen hasta el 14 de octubre para presentar sus ofertas para esta actuación de arreglos en el cenobio de Oña, al que se dedicarán 500.000 euros

19/09/2019 M. M.

Con la intervención se quiere mejorar la accesibilidad al conocido monasterio, entre otras actuaciones.Con la intervención se quiere mejorar la accesibilidad al conocido monasterio, entre otras actuaciones.

M. M.

La Diputación Provincial acaba de licitar las obras de remodelación y mejora del monasterio de San Salvador de Oña, con la intención de agilizar los plazos ya que nuestro deseo sería tener algunas certificaciones de las mismas este mismo año», comenta el diputado provincial Ramiro Ibáñez, responsable del Servicio de Asesoramiento y Arquitectura (Sajuma), de la Institución Provincial, que coordina el proyecto.

Añade que con este trámite, del que se ha dado cuenta oficial esta semana en el boletín oficial provincial, «se abre el plazo para la presentación de ofertas a las empresas interesadas hasta el próximo 14 de octubre». Detalla también que finalmente será un montante de casi 500000 euros el que se va a destinar a esta licitación, de los cuales 200000 euros son aportados por el Estado a través de la ayuda del 1,5% Cultural. «Mientras que los otros 300000 euros los aporta la Diputación».

Recuerda que en la solicitud de dicha ayuda estatal que se realizó desde la Diputación, se solicitó que el Ministerio costeara el 50% del proyecto, cifrado entonces en 400.000 euros. «Sin embargo, decidimos añadir después al proyecto el arreglo de las cubiertas que creímos también adecuado incluir, por lo que a ese montante inicial se han sumado otros 100.000 que aportamos nosotros», concreta.

Nueve meses de obras

Asimismo recuerda que son nueve los meses de obra prevista para que la empresa adjudicataria realice la obra, aunque la intención es antes de concluir el año puede haberse comenzado con dichos trabajos y las certificaciones de los mismos», reitera, «con los que queremos dar acceasibilidad al conjunto por el que cada año pasan miles de visitantes», cifra Ibáñez.

Asimismo explica que para ellos es un ejercicio de responsabilidad velar por el mantenimiento de estos espacios tan emblemáticos y hacerlos accesibles a todo tipo de públicos», por lo que como recuerda la intención de esta obra es adecuar los espacios a la normativa actuando en las fachadas tanto del patio neoclásico como el de San Íñigo, como ya se hizo el año pasado en la fachada principal, además de dar forma a un recorrido accesible para todos salvando las diferentes alturas de escaleras existentes en la entrada además de crear una sala de exposiciones y una pequeña recepción en la que dar la bienvenida a los visitantes, entre otras labores que se realizarán».

- IR A VERSIÓN ORDENADOR -

El Correo de Burgos ~ Mobile