El Correo de Burgos

Provincia

La nieve retorna sin causar grandes complicaciones en las carreteras

El único tramo intransitable se sitúa en la BU-820 entre Pineda y Riocavado de la Sierra

14/01/2018 Burgos

Hinojal de Riopisuerga se encontraba cubierto por una fina capa blanca de nieve ayer al mediodía.Hinojal de Riopisuerga se encontraba cubierto por una fina capa blanca de nieve ayer al mediodía.

ECB

El regreso de la nieve a la provincia llegó más tarde de lo previsto y causó menos complicaciones de lo que inicialmente se preveía. La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) preveía que los primeros copos comenzarían a caer entre las 10 y las 11 de la mañana. Sin embargo, el temporal se hizo de rogar salvo excepciones puntuales como la comarca Odra-Pisuerga, con un blanco manto plenamente asentado desde el mediodía, o algunas poblaciones de la Sierra de la Demanda.

El tráfico tampoco se vio afectado sobremanera en comparación con los últimos temporales. De hecho, la única carretera intransitable fue la BU-820 entre Pineda y Riocavado de la Sierra. Por otra parte, la Dirección General de Tráfico (DGT) prohibió el tránsito de vehículos pesados en la CL-629, desde Pesadas de Burgos hasta Incinillas, y estableció el uso obligatorio de cadenas en la BU-550 desde San Pantaleón de Losa hasta el País Vasco.

Por lo demás, pese a los avisos de precaución de la DGT en Burgos, la AP-1 a la altura de Briviesca y la A-231 entre Sasamón yVillalbilla, la circulación en las carreteras de la provincia fluyó con normalidad. Una de las vías más transitadas, la autovía A-62 en dirección a Valladolid, se encontraba perfectamente despejada por la tarde aunque la nevada ya había irrumpido con fuerza en la capital y la zona del Alfoz.

El principal problema acontecido, aunque de pasada, se registró en las proximidades de Aranda de Duero. Según recoge la agencia Ical, la nevada provocó un embolsamiento de camiones y vehículos articulados en el kilómetro 159 de la A-1. No obstante, se produjo en sentido decreciente hacia Madrid.

No fue la única zona afectada en este sentido por la meteorología adversa, ya que también hubo embolsamientos -desactivados con mayor celeridad- en la autovía A-6 en Gutiérre-Muñoz (Ávila) y en la autopista AP-6 en Guadarrama (Madrid) desde el kilómetro 47 al 110 en Adanero (Ávila).

De acuerdo a las previsiones de Aemet, la nieve ha realizado un viaje breve y poco intenso a tierras burgalesas, ya que para hoy no se contempla su continuidad. No en vano, la alerta amarilla se mantiene en provincias limítrofes como Palencia o Soria, con vías de acceso por carretera a Burgos capital o la Ribera del Duero.

Aunque el temporal fue menos agresivo de lo que se esperaba en un principio, el Ministerio de Fomento optó por la previsión para evitar males mayores y movilizó 411 máquinas quitanieves y 83.725 toneladas de fundentes, ya que la Agencia Estatal de Meteorología advirtió en los días previos de alertas naranjas y amarillas en casi toda la Comunidad.

- IR A VERSIÓN ORDENADOR -

El Correo de Burgos ~ Mobile