El Correo de Burgos

Provincia

La plaga de conejos ya ha arrasado 5.000 hectáreas

Asaja cifra en 3 millones de euros las pérdidas para el sector agrario y no descarta emprender «acciones judiciales» contra Fomento y Adif

13/02/2019

José Daniel Grijalvo, Esteban Martínez y Eliseo Martínez, ayer, en la sede de Asaja en Burgos.José Daniel Grijalvo, Esteban Martínez y Eliseo Martínez, ayer, en la sede de Asaja en Burgos.

D.S.M.

Lejos de remitir, la proliferación de conejos en la provincia continúa generando verdaderos quebraderos de cabeza a los agricultores de las zonas más afectadas, principalmente en el entorno de Pisuerga y la Ribera del Duero. Según Asaja Burgos, la plaga ha causado hasta la fecha daños en 5.000 hectáreas, demasiadas como para «no tomar cartas en el asunto».

No es la primera vez que la organización agraria pone de manifiesto esta problemática. De hecho, los representantes de la ejecutiva provincial se han reunido durante los últimos meses con responsables de diversos organismos porque «algo hay que hacer» al respecto. El lunes, sin ir más lejos, el sindicato expuso su inquietud al director general del Medio Natural, José Ángel Arranz. Y cómo no, también se ha trasladado la preocupación latente del sector al Ministerio de Fomento y al Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif), pues muchos «focos de cría» se ubican en los márgenes de carreteras, autovías y trazas ferroviarias.

De momento, todo son «buenas palabras, pero hechos concretos ninguno». Por ello, el presidente provincial de Asaja, Esteban Martínez, aseguró ayer que su organización no descarta emprender «acciones juiciales» contra ambos organismos para paliar unas pérdidas que, según los cálculos del sindicato, rondarían los 3 millones de euros. Una cantidad que «no es baladí» y que se traduce en unos «17 millones de kilos de cereal sin producir» en tierras burgalesas.

Mientras Asaja denunciaba públicamente la situación que atraviesa el sector por culpa de la plaga, Adif anunciaba la adjudicación, a la empresa Comsa, del contrato para la instalación, por valor de 2,8 millones de euros y un plazo de ejecución de año y medio, de más de 467 kilómetros de vallado de refuerzo en las líneas de alta velocidad con el objetivo de «proteger la infraestructura frente a la entrada de conejos de monte». En la actualidad, Adif ha habilitado más de 150.000 metros de vallado en diferentes zonas de la Comunidad y de Castilla-La Mancha.

Según Adif, con esta intervención se pretende «evitar la presencia de conejos en la plataforma ferroviaria y el aumento del número de madrigueras» mediante el refuerzo de «la parte inferior del cerramiento perimetral de la plataforma». No obstante, cuando la vegetación impida la instalación exterior, «se optará por enterrar el cerramiento 40 centímetros, como es el caso de las líneas que atraviesan la Meseta Norte».

Precisamente, Martínez volvió a solicitar ayer este tipo de vallados, «a medio metro de profundidad», para evitar que los conejos se extiendan por las expotaciones agrícolas. De igual manera, remarcó que tanto Adif como Fomento son «conscientes» de la petición expresa de incluir, dentro del apartado de mantenimiento de las vías férreas, trabajos de «descaste» o «control de la plaga».
«Nos vemos totalmente desprotegidos», lamentaba el alcalde de Villaquirán de los Infantes, José Daniel Grijalvo, convencido de que este año los daños pueden ser «mucho mayores». En su zona, sin ir más lejos, se atraparon 2.300 ejemplares en 2018. Por ello, animó a los socios de los cotos a cazar una mayor cantidad de conejos mientras coincidía con Martínez en la necesidad de «presionar» a las administraciones para que se adopten «soluciones» cuanto antes.

Finalmente, el líder provincial de Asaja hizo un «llamamiento» a «los grupos a los que se les llena la boca diciendo ‘no a la caza’» para que piensen «un poco en los demás». En este sentido, subrayó que la actividad cinegética «no sirve para exterminar a los animales sino para regular».

- IR A VERSIÓN ORDENADOR -

El Correo de Burgos ~ Mobile