El Correo de Burgos

Provincia

Tierra de Lara invita a los mayores de la zona a convivir

La asociación y Fundación Aspanias inician en marzo el programa piloto SAE por el que les recogerán en sus pueblos para realizar actividades conjuntas

21/02/2019 M. M.

Tierra de Lara formó a guías específicos para las muchas visitas que recibe el monasterio de San Pedro de Arlanza.Tierra de Lara formó a guías específicos para las muchas visitas que recibe el monasterio de San Pedro de Arlanza.

ECB

La Asociación Tierra de Lara pondrá en marcha el próximo mes de marzo -en colaboración con Fundación Aspanias-, un proyecto piloto en algunas de las localidades de la comarca, centrado principalmente en la gente mayor que vive en estos pueblos. Se trata del programa SAE (Soluciones y Apoyos en el Entorno), «con el que se quiere animar a las muchas personas mayores que viven en nuestras localidades, a acercarse un día a la semana a un punto de encuentro en uno de estos pueblos, donde llevar a cabo actividades o iniciativas conjuntas», explica Borja Rosales, portavoz de la asociación Tierras de Lara.

Añade que la intención es así llevar a cabo esta propuesta durante los meses de marzo y abril, con la cual se recogerá a gente mayor en sus propias localidades, con un transporte que les llevará hasta un local para participar en talleres de memoria, juegos tradicionales, ejercicios físicos o actividades culturales. «Contenidos que se irán trazando tras ver la respuesta de nuestros mayores y las propuestas que puedan hacernos ellos respecto a los contenidos de estas citas que prevén ser de carácter semanal», remarcaba Rosales.

Experiencia piloto

Recuerda que el programa nace de la colaboración de la asociación con la Fundación Aspanias, cuyos responsables propusieron a la entidad vecinal rural dar forma a este proyecto en algunos de los pueblos de la comarca en la que centran su labor. «Será a modo de experiencia piloto, para lo que Aspanias pone a disposición de la iniciativa una furgoneta con la que cuenta para realizar traslados, y dos de sus monitores», detalla Rosales.

De esta forma, «serán los monitores de la entidad quienes con su experiencia se ocuparán de los mayores que participen, a los que se recogerá en un lugar de sus respectivas localidades para retornar al mismo punto tras finalizar la actividad que se lleve a cabo cada semana».

De principio, concreta que se ha acordado que el lugar de celebración del encuentro semanal -«que seguramente tenga lugar todos los miércoles de marzo y abril»-, será la sede de la Asociación Cultural de Lara de los Infantes». Además de haber escogido inicialmente 10 localidades de las muchas que conviven en la comarca, «ya que la intención es que no estén excesivamente alejadas de Lara de los Infantes, con el fin de que el trayecto no supere los 15-20 minutos».

El responsable cultural de la entidad explica que aceptaron sin dudar la invitación de la Fundación a colaborar «pues entendimos que el colectivo mayor está muy presente en esta comarca». Y si bien todas las actividades que programan están también abiertas a ellos, «quizás les atraigan menos que este programa, para el que es necesario inscribirse antes del próximo 28 de febrero en desarrollorurallara@yahoo.es ó en el teléfono 65727539», recuerda.

Y es que este programa -añade- no sólo nace para dar posibilidad a estar personas «a salir y tener un envejecimiento activo, a través de actividades a las que se irán sumando las que los participantes puedan proponer, sino también como vía de reencuentro de la comarca, entre personas que a pesar de la cercanía, quizás llevan años sin verse».

«Debe crearse una figura entre el guía y el vecino bienintencionado»

El responsable cultural de Tierra de Lara quiere hacer un inciso a tenor del reciente anuncio de multas a los trabajadores del Centro de Iniciativas Turísticas de Lerma (CIT), por hacer funciones de guías turísticos sin contar con la titulación oficial como tales. Si bien muestra total respeto a la labor del guía profesional, no duda tampoco en expresar su apoyo a estos trabajadores, «al ser figuras como éstas las que ayudan a dar a conocer los muchos enclaves de gran interés con que cuentan los pueblos y el mundo rural, y Lerma es un claro ejemplo de esta revitalización».

Labor de promoción para la que Rosales pide a las instituciones que creen una tercera vía, «una figura intermedia entre el guía profesional y el vecino o persona bienintencionada que sólo busca mostrar al visitante de la mejor manera los monumentos y rincones de su localidad». Creación que, en su opinión, «es hace tiempo urgentemente necesaria, ya que ni existen guías profesionales suficientes para mostrar los miles de lugares de interés de esta provincia, ni los pueblos podemos costear un guía profesional en todos y cada uno de los puntos a los que queremos dar relevancia y renombre».

Por ello reitera a las instituciones que se planteen seriamente esta posibilidad intermedia, «al ser ellas quienes hacen la normativa de obligado cumplimiento, pero a la par piden que el patrimonio se dé a conocer con calidad, porque multar a estos trabajadores sólo pone una traba más al mundo rural, y tira por tierra la labor de promoción que pueblos pequeños o asociaciones como la nuestra intentamos hacer para dar vida a nuestras comarcas», lamenta.

Recuerda que uno de los objetivos de Tierras de Lara es dar relevancia al monasterio de San Pedro de Arlanza, por lo que hace años realizaron cursos de formación de guías centrados en la comarca y el cenobio, como base de un programa de visitas que este verano ha complementado el ministerial de visitas durante las obras.

- IR A VERSIÓN ORDENADOR -

El Correo de Burgos ~ Mobile