UN DÍA EN LA VIDA DEL CANDIDATO

Programado para ganar

Javier Lacalle compagina su agenda en el Ayuntamiento de la capital con casi una decena de actos electorales

J. MAIQUES / Burgos
Las 7.30 horas de la mañana. El despertador no perdona y suena puntual, como todos los días, en el domicilio de Javier Lacalle. Por delante espera una agenda apretadísima. Hoy se cumple el sexto día de campaña (por el miércoles 11 de mayo) y, aunque las sensaciones son buenas, no conviene relajarse y no se puede bajar el pistón. Además, hay que seguir al pie del cañón y cumplir con los deberes del día a día en el Ayuntamiento.
Javier, el padre de familia, repite el ritual de siempre: despierta a Pablo, su hijo mayor, le asea, le viste y le da el desayuno. Su mujer hace lo propio con el pequeño Diego. Coincidencias de la vida, el benjamín de la familia llegó a este mundo el día de la cena de Navidad del partido, el mismo día en que Lacalle sería presentado ante los afiliados y simpatizantes como el nuevo candidato a la Alcaldía de la capital.

  • Continúa en edición impresa