El rendimiento por hectárea de trigo y cebada alcanzará las 4 toneladas

En la jornada de hoy se inicia la cosecha de cereal que durará un mes en la provincia

J. C. R. / Burgos
La de este año se prevé que será «una buena cosecha; al menos no será mala», asegura el presidente de la Unión de Campesinos de Castilla y León (UCCL) en Burgos, Félix Arribas. Los rendimientos por hectárea «variarán», según las comarcas pero se prevé que no baje de las «tres toneladas por hectárea» en las zonas del sur de la provincia y suban hasta los 4.000 y 5.000 kilos en las más fecundas, como pueden ser Bureba y Merindades.
En cuanto a la calidad, Arribas apunta a la «irregularidad». Según el dirigente del sindicato agrario, es «difícil» hablar de calidades medias porque «hay de todo», señalaba, desde grano muy bueno hasta otro algo peor.
Las previsiones de la Consejería de Agricultura de la Junta de Castilla y León apuntan a que las cosechas de trigo y cebada estarán en torno a los 1,5 millones de toneladas, lo que supone un incremento del 8,5% con respecto a las 1,4 millones de toneladas del curso pasado. El precio del kilo de trigo estará este sobre los 0,2 euros y la cebada sobre los 0,17 céntimos.
Varias organizaciones agrarias solicitaron a la Junta de Castilla y León el mes pasado un adelanto en la cosecha cuyo inicio estaba previsto para la jornada de hoy. Sin embargo, la Administración regional no estimó oportuno realizar el adelanto y dejó fijada las fechas entre hoy, 5 de julio y el 25 de julio. Esta circunstancia, en lo único que puede perjudicar al fruto es que se almacene «más seco, con menos humedad», lo que puede «perjudicar» el almacenamiento y que se estropee.
Esa es una circunstancia. La otra está relacionada con el tiempo. Por suerte para los campesinos, «no ha habido tormentas fuertes», un hecho que habría devastado el campo y destruido la cosecha; el tiempo y el fuego, que también tiene su peligro derivado de las altas temperaturas, negligencias o accidentes mecánicos.
Viña y girasol
Dos de los cultivos más importantes de la comarca sur, la viña y el girasol, tendrán también un buen año a poco que apriete el calor. Hasta octubre «queda mucho tiempo», apuntaba Arribas, pero las perspectivas que se mueven alrededor de estos cultivos «son bastante buenas», subrayaba.
El subsector que más problemas tiene en el campo es el de la patata. Para analizar la situación y ante la cercanía del inicio del arranque, la UCCL ha convocado para hoy en Tordesillas a los cultivadores de patata de la región al objeto de analizar la campaña de patata del año 2011. En la citada reunión se pretende trasladar a los productores como ha discurrido la campaña en la zona sur, especialmente en Andalucía y Extremadura, en lo que a precios y producciones se refiere así como las perspectivas que se abren en Castilla y León.