400 familias subsisten gracias a la Renta Garantizada de Ciudadanía

Desde la puesta en funcionamiento esta ayuda básica, en enero de 2011, la Gerencia de Servicios Sociales ha resuelto favorablemente 703 solicitudes en la provincia

L. B. / Burgos
237 burgaleses veían aprobada su solicitud de Renta Garantizada de Ciudadanía en los seis primeros meses de 2012. En total, desde que la puesta en marcha de esta prestación, en enero de 2011, los perceptores de esta ayuda básica ascienden a 703. Los cálculos de la Junta de Castilla y León arrojan que el promedio de beneficiarios de este ingreso mínimo por cada unidad familiar es de 2,4 por lo que en Burgos ayudaría a más de 1.600 personas.
Según los datos facilitados por la Administración regional, el pasado 31 de julio 419 personas subsistían gracias a esta prestación en la provincia, 44 más de las que lo hacían al cierre de 2011.
Las razones del 'desfase' entre solicitudes aprobadas y el volumen puntual de beneficiarios de la Renta Garantizada de Ciudadanía en esta fecha son varias. «Hay personas que mientras reciben esta ayuda encuentran un empleo y la prestación se detiene. Si es muy breve la retoman después, entran y salen», aclaran fuentes de la Consejería de Familia.
En el caso de personas inmigrantes hay que tener en cuenta que, dadas las dificultades económicas y labores que les obligan a pedir este ingreso básico, algunos deciden regresar a sus países de origen y abandonan la prestación.
Aunque en esta ocasión la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades, a través de la Gerencia de Servicios Sociales, omitía el volumen total de peticiones recibidas, cabe estimar que de mantenerse la tendencia del año pasado, en la que la provincia sumó 2.033, se habrá superado el millar hasta julio de 2012.
En el conjunto de la Comunidad el perfil del perceptor de la Renta Garantizada de Ciudadanía corresponde, mayoritariamente, a una mujer, que vive en el medio urbano, de entre 25 y 45 años, con cargas familiares, en especial con hijos menores de edad, y de nacionalidad española.
Y es que, según los datos que maneja la Administración, el 60% de los castellanos y leoneses que reciben la ayuda es femenino. En cuanto a la edad, un 30,5% tiene entre 36 y 45 años; mientras que el 28,7% tienen entre 25 y 35 años. En el listado de perceptores figura también un 19,1% con edad comprendida entre 46 y los 55. Los menores porcentajes se observan en personas con 56 y 64 años, con algo menos del 12%, o en los jóvenes que no han cumplido aún los 25 años, con un 8%.