Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Soto alberga la fauna más fantástica de La Bureba

Poco conocida, la ermita románica es una joya con esculturas únicas


07/12/2011

 

GERARDO GONZÁLEZ / Briviesca
La proliferación de literatura que da interpretación a las esculturas y diseños arquitectónicos del pasado ha llevado a muchos a buscar mensajes ocultos. Esta disposición dispara la imaginación en todos los sentidos, pero este derroche de ideas que buscan conexiones esotéricas o históricas no es algo precisamente reciente, o al menos no, en Soto de Bureba.
Son bastantes las particularidades de esta ermita románica burebanaque, por su situación alejada de los núcleos más poblados, la hacen pasar desapercibida. Así, estar dentro de un recinto amurallado ya hace singular a la construcción que, al margen de intervenciones más o menos afortunadas, destaca por su ingente colección escultórica fantástica.
Sin espacios vacíos en su entrada dan la bienvenida los grifos, dragones, arpías e incluso un unicornio que, para que no quedara duda, su autor lo rotuló adecuadamente.
Un recorrido visual más detallado permite ver el combate mítico de San Jorge con el dragón, así como la escena de un torneo medieval clásico. Los que buscan representaciones no habituales en estos casi milenarios templos no quedan defraudados en la ermita de San Andrés ya que en poco espacio se hacen visibles la representación de Cristo y el Diablo.
Incluso tres personajes que parecen observar este insólito panorama de animales reales y fantásticos parecen comentar entre ellos la escena desde la parte alta de la puerta.
Esta actitud no estaría fuera de lugar ya que resulta insólito ver conversar a dos sirenas o la mezcolanza de escenas donde animales lucen una detallada cabeza humana.
Completan el cuadro escultórico el ‘Agnus Dei’ y una llamativa, por su tamaño en relación al resto de las figuras, talla de un personaje encadenado. Esta panoplia de seres fantásticos no se queda en la entrada ya que los canecillos y capiteles permiten a estos seres el rodear la construcción como si a su autor, que de forma insólita para la época firmó su obra hace más de 800 años, se le quedara pequeño el pórtico para su imaginación.

 

Última hora

© Copyright El Correo de Burgos
Avda. de la Paz 28, Entreplanta - 09004 BURGOS. España
Contacte con nosotros: info@ecb-elmundo.com

El Correo de Burgos se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria