Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

La burocracia laboral generada por la crisis cae un 30% en cinco años

ERE, conciliaciones y trabajo desplazado ha afectado a 5.004 personas, un 47% menos que en 2017 A pesar de la reducción, «los efectos de la crisis siguen presentes, tardaremos en recuperar niveles previos»

Marta Casado
28/01/2018

 

Los peores efectos de la crisis, despidos, impagos de salarios, regulaciones de empleo tienen su proceso burocrático que ha ido en descenso en los últimos cinco años. La Oficina Provincial de Trabajo ha gestionado en 2017 un total de 4.060 expedientes vinculados a procesos que ha generado la caída de actividad y la desaparición de empresas y actividad productiva. Esto supone un descenso del 30% respecto al año 2013, en plena vorágine de la crisis económica, en el que se habían desarrollado un total de 5.914 expedientes. El número de trabajadores afectados se ha reducido en un 47% especialmente por la caída de los expedientes de regulación de empleo. Así, los procesos de índole provincial, ya que las empresas con centros de trabajo en diferentes provincias se tramitan en órganos autonómicos y nacionales, afectaron a 5.004 personas en Burgos el año pasado. En 2013 los perjudicados fueron 9.429 empleados. «Se han reducido algunos tipos de expedientes pero los efectos de la crisis siguen ahí y tardarán en volver los tiempos previos porque la caída ha sido muy fuerte y muy larga», reconoce el delegado provincial de Trabajo, Andrés Padilla.
Los asuntos antaño afectaban a grandes centros de trabajo y, por tanto tenían a un mayor número de trabajadores afectados. Ahora las pequeñas empresas, que han aguantado los malos tiempos, son las que no pueden más y acuden a estos procesos. Especialmente se da en los expedientes de regulación de empleo, ERES. «Generalmente de los 29 expedientes que hemos tramitado el año pasado son pequeñas empresas, con pocos trabajadores que han aguantado el tirón hasta que no queda más remedio si su actividad no mejora», señala Padilla.
Los 29 ERE presentados el año pasado afectaron a 566 trabajadores. Esto supone un descenso en un lustro de un 92% en número de expedientes abiertos y un 57% menos de trabajadores afectados. En 2013, en plena efervescencia de la crisis económica en la provincia, se habían generado 387 ERE que habían perjudicado a 4.692 empleados en Burgos. La tendencia desde entonces siempre ha sido a la baja y en 2017 la variación interanual ha supuesto un descenso del 57% en trámites y un 20% en personas afectadas.
Los más numerosos son los expedientes de suspensión que se tramitaron 17 y afectaron a 517 empleados. Siguen imponiéndose, a pesar de ser la gran apuesta de la Reforma Laboral de 2012, a los expediente de reducción de jornada. De éstos últimos se han generado nueve y afectan a 17 personas. En ambos las diferencias con los datos de hace cinco años son abrumadoras. Hay un 93% menos de expedientes de suspensión que en 2013 (cuando se tramitaron 238) y la población afectada es un 85% inferior (entonces golpeó a 3.664 empleados). En cuanto a los de reducción de jornada el descenso también es alto al caer en un 93% los expedientes y un 96% los trabajadores afectados. El mejor ejemplo de que los grandes centros de trabajo, salvo una excepción, han abandonado estos trámites es el ERE de extinción. Ha pasado de 22 a tres procesos que han pasado de afectar a 423 personas a 32. Pero, como reconoce Andrés Padilla, «son muchos menos trabajadores afectados pero la cifra de 2017 aún está lejos de los seis y ocho procesos que se veían antes de la crisis». En cuanto a los sectores afectados destaca que «las empresas de construcción que han logrado sobrevivir mantienen actividad porque ya no están tan presentes en este tipo de procesos donde sí nos llegan del ámbito de la industria y del comercio que son los sectores más afectados».
Las conciliaciones es uno de los procesos donde se puede observar la reducción del litigio laboral generado por la caída de actividad. «En el Servicio de Arbitraje, Mediación y Conciliación es donde se nota mucho que las cosas están más normalizadas han bajado mucho los documentos y, especialmente las cantidades a abonar por las empresas», explica el delegado provincial de Trabajo. Se han desarrollado un total de 1.828 procesos de conciliación por despido, sanción y reclamación de cantidad entre otros procesos. Hace cinco años se habían desarrollado 5.477 conciliaciones. También se han reducido llamativamente las cantidades pactadas. Así en 2017 supusieron una aportación de 15,1 millones de euros cuando hace cinco años eran 24,4 millones.
Esto se debe a la fuerte caída de las indemnizaciones por despido, afectadas por los nuevos porcentajes establecidos por la reforma laboral y la alta temporalidad del empleo. Así las cosas, las conciliaciones por despido han caído un 27% en cinco años ya que el año pasado se firmaron 1.363 que obligaron a abonar 14,5 millones de euros en concepto de indemnización. En 2013 se presentaron 1.876 conciliaciones por despido que supusieron la aportación a los trabajadores de 21,7 millones de euros. En cuanto a las reclamaciones de cantidad son las que más han bajado. Han pasado de 3.277 en 2013 a las 1.828 del año pasado. Las cantidades abonadas también se han reducido un 78% al pasar de 2,7 millones de euros a 587.209 euros. En este último aspecto cabe destacar que la conciliación no cierra la vinculación entre empleado y empleador. Son diferencias de cantidades, extras pendientes o reducciones mal aplicadas.

 

Última hora

© Copyright El Correo de Burgos
Avda. de la Paz 28, Entreplanta - 09004 BURGOS. España
Contacte con nosotros: info@ecb-elmundo.com

El Correo de Burgos se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria