Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Los calcetines más solidarios del mundo

Irene Sáiz viaja el sábado al campo de refugiados de Ritsona (Grecia) tras vender 850 docenas del tesoro textil de Pradoluengo / Estima que la recaudación rondará los 10.000 euros, que servirán para almuerzos escolares

DIEGO SANTAMARÍA DIEGO SANTAMARÍA
04/01/2017

 

Irene Sáiz prepara su viaje al campo de refugiados de Ritsona (Grecia) con la intención de «ayudar en todo lo que pueda». Partirá el sábado, pero no podía quedarse de brazos cruzados esperando. Lo tuvo claro desde el principio. En su maleta debía llevar algo más que empatía y ganas de colaborar con quienes más lo necesitan. Buscó diferentes fórmulas para conseguir una pequeña aportación económica, «algo útil» más allá de las clásicas papeletas que abundan por estas fechas. Y dio con la clave, que estaba a su alcance desde el primer momento.

¿Por qué es famoso Pradoluengo en toda España? Bingo, por sus calcetines.
Ni corta ni perezosa, Sáiz se presentó en una fábrica local para adquirir varias docenas de calcetines con el compromiso de «pagarlos después». El tesoro textil del municipio se volvió solidario, otras empresas se sumaron a la iniciativa -con «muy buenos precios» y muchos pares «regalados»- y los vecinos se implicaron con la iniciativa desde el minuto uno. La respuesta de sus paisanos le sorprendió gratamente, pues «la gente ya tiene calcetines de sobra».

Idéntica gratitud expresa esta joven pradoluenguina hacia el resto de compradores solidarios que se han hecho eco de un humilde proyecto que «se ha extendido un montón» por el resto del país gracias a las redes sociales. «Es una pasada», confiesa al señalar que se han vendido packs de tres pares a seis euros por toda la península, desde puntos tan dispares y alejados de Burgos como Barcelona, Alicante, Guadalajara o Murcia.

Ahora le toca echar cuentas, pero hasta ahora estima que se han vendido alrededor de 850 docenas. De forma paralela, la Asociación de Madres y Padres (AMPA) del Colegio San Roque decidió cobrar un euro durante el Festival de Navidad para donar la recaudación a la causa. En total, 80 euros que se suman a los 52 obtenidos de la San Silvestre de Pradoluengo.

A lo largo de estos días, Sáiz sacará la calculadora para realizar el recuento definitivo. Cuando empezó, su previsión inicial rondaba los «150 o 200 euros». Nada más lejos de la gratificante realidad, pues calcula que podrá desplazarse a Ritsona con unos «10.000 euros» de beneficio.

La campaña da sus últimos coletazos mientras Sáiz prepara su equipaje. La Navidad ha favorecido las ventas, pero el espíritu solidario ha marcado la pauta. Hace unos días dejó de reponer en los establecimientos colaboradores, que no solo se encuentran en la villa textil, sino también en ciudades como Burgos, Bilbao, Miranda de Ebro o Zaragoza.

Alimentación escolar
Sáiz tiene muy claro que no dará puntada sin hilo cuando llegue a Grecia. La recaudación de los calcetines solidarios y el resto de aportaciones se destinará a «almuerzos escolares» para los niños y niñas de entre 5 y 12 años que cada día se desplazan al colegio de la ciudad más cercana al campamento.

¿Por qué es tan necesaria esta aportación? Porque «la comida que traen los militares llega a las 14 horas y ellos se van a las 13,30». De esta manera, se asegura que los chavales asistan a las clases sin preocuparse por una necesidad básica que la guerra y la incomprensión de Occidente les ha arrebatado de golpe.

La joven permanecerá en el campo de refugiados tres semanas. A su regreso, volverá a visitar -a petición del Ampa- el colegio de Pradoluengo para contar su experiencia al alumnado. Se va y volverá con una «carga de energía muy grande» que pretende transmitir a todo aquel que esté dispuesto a escuchar. Porque «no solo es recaudar dinero, sino también informar de lo que está sucediendo».

 

Última hora

© Copyright El Correo de Burgos
Avda. de la Paz 28, Entreplanta - 09004 BURGOS. España
Contacte con nosotros: info@ecb-elmundo.com

El Correo de Burgos se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria