Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Camaleónica y mágica radio

Las emisoras locales celebran su Día con ilusión, a pesar de que las programaciones nacionales cada vez las arañan más minutos

A.S.R.
14/02/2017

 

Muchos se duermen todos los días con su arrullo, mayoría son los que la necesitan para despertarse y abandonar las sábanas, algunos se abrazan a ella en la soledad de la madrugada y a otros acompaña durante su jornada laboral. La radio forma parte de la vida de un sinfín de personas en ciudades y pueblos, en dormitorios y oficinas, en coches y gimnasios... El Día de la Radio sintonizó ayer. Y las emisoras burgalesas lo celebraron.

Radio Castilla-Cadena SER lleva 84 años contando el devenir de la provincia. Ahora lo hace desde la plaza de España. El reloj marca las 13.25 horas. Hora punta en la redacción. Los comerciales David Moreno -voz de Los 40 durante mucho tiempo- y Pablo Matesanz no quitan la mirada del ordenador, Francho Pedrosa ultima el informativo, Pedro Sedano acaba de llegar del Palacio de Justicia y Jorge Monje prepara el apunte deportivo, que suele ser el punto final del Hoy por Hoy Burgos. En ese mismo momento, ese programa está llegando a miles de hogares de la ciudad. En el aire se encuentra Rosalía Santaolalla. Es lunes y toca atender el Libro de Reclamaciones, una de las secciones más esperadas por los oyentes y en la que son los protagonistas.

A los mandos se encuentra Javier Ormazábal. El técnico es un rara avis en las emisoras del siglo XXI. Él, que entró en 1981, se lo toma con humor. «Soy una especie en más peligro de extinción que el lince ibérico», suelta divertido y recuerda que llegó a tener seis compañeros. Ahora está solo.

Y es que, como diría don Sebastián en La verbena de La Paloma, hoy las ciencias avanzan que es una barbaridad.

«Esto no es para nada lo que era. No tiene nada que ver», apunta.

Conviene con él Francho Pedrosa, otro de los veteranos de Radio Castilla. Entró hace 35 años en Los 40 Principales. De entonces a ahora todo ha cambiado. Mucho. «Como la vida», apostilla y se refiere tanto a la «revolución absoluta y total» sufrida por los equipos técnicos como a la redacción, locución o interacción con los oyentes.

«La radio se ha adaptado a los tiempos como pocos medios», advierte Pedrosa convencido de que su cercanía, su inmediatez, «siempre pegada a la calle, siempre pendiente de lo que pasa a la gente», ha sido su mejor baza siempre.

Sobre esa personalidad camaleónica también llama la atención Mar González Mena, redactora jefa de Cope Burgos. «Es el medio que mejor se ha adaptado a la sociedad», conviene con Francho. «No sé cómo se escuchará en el futuro, pero seguirá estando ahí. Es lo más sencillo para el oyente. Lo pones y se queda ahí. Esa es su magia y es algo maravilloso», destaca con pasión la también presidenta de la Asociación de Periodistas de Burgos.

A Mar González aún le dura el regocijo de haber escuchado de buena mañana a cuatro grandes voces de la historia de la radio española. Carlos Herrera sentó ayer a su mesa a Iñaki Gabilondo, Luis del Olmo y José María García. Y eso no se logra todos los días. En la desconexión burgalesa, la fiesta tuvo otro tinte. El magacín local viajó con sus oyentes hasta Belorado de la mano de su alcalde, Luis Jorge del Barco, que los guio por el Museo de Radiocomunicaciones Inocencio Bocanegra.

«La radio es la de las grandes voces, los grandes comunicadores, pero también la que cuenta lo que pasa en la baldosa de enfrente del portal de nuestros oyentes», resume la locutora, que reivindica la importancia de la programación local sabedora, y sufridora, de que cada vez se la araña más minutos desde la nacional.

A esa bandera se suma Rosalía Santaolalla, sin perder ripio del Twitter, su hilo con el otro lado: «Tener una estructura local de todas las cadenas te permite tener información cercana de primera mano y sin equivocaciones. No habrás oído a ningún locutor de Burgos decir ‘el Gamonal’. Eso el oyente lo agradece».

Ese oyente, joven o viejo, que escucha la radio en internet o en un viejo transistor, que la sintoniza de buena mañana o por la noche, que manda un tuit para felicitar al locutor o llama por teléfono por si saben algo de su cartera extraviada, seguirá estando ahí hoy.

© Copyright El Correo de Burgos
Avda. de la Paz 28, Entreplanta - 09004 BURGOS. España
Contacte con nosotros: info@ecb-elmundo.com

El Correo de Burgos se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Diario de Soria