Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

La contratación de personas con discapacidad se duplica desde 2007

Mientras que hace una década se realizaron en la provincia 528 contratos a personas con discapacidad, el pasado año 2017 se alcanzaron los 1.003 / Caen un 1,7% si se comparan con 2016

V. MARTÍN / Burgos
05/02/2018

 

El empleo de las personas con discapacidad no solo ha sabido sortear la crisis, sino que ha protagonizado un crecimiento del 90% en los últimos diez años. Mientras que en el año 2007 se realizaron en la provincia burgalesa 582 contratos laborales a personas con discapacidad; en el año 2017, el número de contratos de empleo ascendió hasta los 1.003. Así lo recogen los datos del Servicio Público de Empleo Estatal del Ministerio de Empleo y Seguridad Social. Por sectores, ocho de cada días personas con discapacidad que trabaja lo hace en el sector servicios, mientras que el 15% lo hace en industria. El resto se divide entre agricultura y ganadería y construcción.

Aunque el incremento es sustancial, el presidente de Síndrome de Down en Burgos Luis Mayoral apunta que «la empleabilidad de las personas con discapacidad es manifiestamente mejorable» porque «a pesar de que los datos del ministerio registran una mejoría, una de cada tres no se plantea buscar un trabajo». Los motivos principales de esa falta de búsqueda van desde que «no se sienten motivados, que no cuentan con la formación necesaria o que están percibiendo una prestación y nos les compensa trabajar».

En este aspecto, José María Ibáñez, director gerente de Aspanias Burgos, apunta que actualmente el número de personas con discapacidad que trabaja se ha mejorado. «Antes, una de cada cuatro personas tenía un empleo, ahora es una de cada tres». Una mejoría que atribuye a «una buena colaboración público- privada; a una mejora de los sistemas de formación tanto en las empresa como en los centros especiales de empleo y a un crecimiento del nivel de conciencia del empresariado burgalés».

Durante el año 2016, 1.772 personas con discapacidad eran demandantes de empleo en la provincia burgalesa, mientras que un año después, en 2017, esa cifra descendía ligeramente hasta las 1.633. En este aspecto, Luis Santiago Burgos, delegado en Burgos de la Asociación de Parapléjicos y Personas con Gran Discapacidad Física de Castilla y León, apunta que la empleabilidad de las personas con discapacidad «siegue siendo complicada y difícil».

Asegura Burgos que esa dificultad se debe, principalmente, a que «muchas personas no saben cómo acceder al empleo o a que al tratar de acceder, no lo consiguen» y añade que «a pesar de que cada vez más las empresas están más concienciadas de los beneficios de las contratación de personas con discapacidad, aún hay muchas que siguen reticentes, especialmente por desconocimiento». Para Mayoral «las empresas deben perder el miedo a contratar, ya que la apuesta por una persona con discapacidad trae enormes beneficios al ambiente laboral».

En este sentido, Ibáñez asegura que «el empresariado burgalés tiene una alta conciencia de la responsabilidad social que tienen sus empresas con las personas con menos oportunidades». Precisamente para favorecer la ‘conexión’ entre empresas y posibles trabajadores, Burgos recuerda al importancia de programas como ‘Yo soy’, una bolsa de empleo que pone en contacto a empresas de la región y posibles aspirantes a un puesto de trabajo. En la Comunidad «hay 820 empresas en la bolsa de empleo y en el año 2017 encontraron empleo a través de ella 240 personas con discapacidad», explica.

Otras piezas fundamentales en la empleabilidad de las personas con discapacidad son los centros especiales de empleo. Tal y como recogen los datos de la Oficina Provincial de Trabajo de la Junta de Castilla yLeón, en Burgos hay 41 centros de este tipo, que dieron empleo a 962 personas y percibieron subvenciones por importe de 3,1 millones de euros. En este sentido, Ibáñez recuerda que «estamos consiguiendo que cada euro que invierte la Junta en contratación de personas con discapacidad, se revierta en los fondos públicos no menos de 1,7 euros».

El trabajo de las entidades sociales en la empleabilidad es clave. «Somos el intermediario entre las personas y las empresas y permanecemos en el proceso de inserción todo el tiempo que sea necesario», comenta Mayoral. Añade Ibáñez que «la media de años de actuación para lograr que una personas con discapacidad consiga un puesto de trabajo estable se sitúa entre 10 y 15, por eso las entidades sociales ponemos en valor el empleo, es fundamental para su independencia».

La contratación en Castilla y León crece un 13% en 2017

El año 2017 finalizó con un máximo histórico en la contratación de personas con discapacidad en Castilla y León, con 6.618 contratos. La cifra supone un 13% más que en el año anterior, cuando se contabilizaron 5.849, tal y como recoge el Servicio Público de Empleo Estatal. Tal y como explica Francisco Mesonero, director general de la Fundación Adecco, «el principal factor es una recuperación económica que, hasta la fecha, ha sido inclusiva, unido a un paulatino cambio de mentalidad en las empresas, que comienzan a valorar el talento por encima de la discapacidad».

El 24% de los contratos fueron en el mercado ordinario, es decir, un total de 1.579, lo que implica que «las personas con discapacidad van teniendo más participación en entornos de trabajo normalizados, aunque es necesario seguir potenciando, siempre que sea posible, esta modalidad profesional, que constituye el fin último de todo proceso de integración, al equipararse la persona con discapacidad al resto de los trabajadores y producirse su inclusión de forma plena».

Por otra parte, Mesonero no olvida la importancia de seguir apoyando a las personas con discapacidad en su acceso al empleo. «Son todavía muchas las que podrían trabajar y no lo hacen debido a prejuicios y estereotipos, recordemos que su tasa de actividad es del 36%, frente al 59% general. Para ello, se antoja necesario potenciar una sensibilización que afiance el cambio de mentalidad que ya está en marcha».

 

Última hora

© Copyright El Correo de Burgos
Avda. de la Paz 28, Entreplanta - 09004 BURGOS. España
Contacte con nosotros: info@ecb-elmundo.com

El Correo de Burgos se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria