Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

SOCIEDAD

El cortador Carlos Sánchez, a la conquista de la Casa Blanca

Tras de servir jamón a Rajoy o los reyes, el cofundador de Los Finos se convierte en ‘rock star’ de Cinco Jotas a las órdenes del matrimonio que gestiona el catering del palacio presidencial

D.S.M.
26/12/2017

 

A cualquiera le temblaría el pulso si tuviese que cortar jamón para servírselo a Donald Trump. No es el caso de Carlos Sánchez, cofundador de Los Finos junto a su hermano David y flamante ‘rock star’ de Cinco Jotas en Estados Unidos. Cruzará el charco el año que viene y reconoce sus «miedos» por todo lo que deja atrás. Ciudad, pareja, amigos... Todo sea por el sueño americano y su consolidación definitiva como «el mejor cortador de jamón del mundo». Y también el mejor pagado hasta la fecha.

El origen de esta historia tiene nombres y apellidos. María del Mar Font y Fabio Trabocchi, el matrimonio que da de comer a la ‘jet set’ norteamericana, quería contar con él tras cerrar un acuerdo comercial con Cinco Jotas. La llamada le pilló a Sánchez en pleno «año de locura», cortando a destajo en grandes eventos deportivos como la final de la Champions en Cardiff o la Fórmula 1. Con tanto jaleo, y teniendo en cuenta lo mucho que le tira su Burgos de toda la vida, se dejó querer pero sin decir que ‘sí’ al instante.

De hecho, las negociaciones sobre el salario y las condiciones se prolongaron tres meses, «día a día» y «en secreto» porque «nadie lo podía saber». Al final aceptó la oferta de la pareja hispanoitaliana, que buscaba un revulsivo para su quinto restaurante. Entre los habituales se encuentran, nada más y nada menos, que Steven Spielberg o Barack Obama. Lo de Trump no está cerrado, aunque lo más probable es que lo toque, ya que el tándem Pont-Trabocchi también gestiona el servicio de catering de la Casa Blanca.

«Si voy dos veces habré entrado más que el presidente del Gobierno», bromea este joven cortador que hace una década no imaginaba dónde y con quién acabaría trabajando. De momento, ha despachado platos del mejor jamón a Mariano Rajoy, Mauricio Macri o los reyes de España. Se le podría haber subido a la cabeza, pero mantiene la humildad intacta y los pies en la tierra después de codearse con la flor y nata de la política, la cultura o el deporte. Todo un logro en los tiempos que corren.

A la espera de tramitar el visado, Sánchez confía en pisar suelo americano a mediados de enero. El contrato, renegociable cada tres meses, tiene vigencia de un año por aquello de las restricciones migratorias. Siempre queda la opción de solicitar la green card (tarjeta de residencia permanente), aunque todavía es pronto para tomar una decisión tan trascendente.

Lo que sí tiene claro es que presumirá de su tierra allá donde vaya. Hace unos días, se presentó en la Boutique del Botón para comprar dos lazos con los colores de Burgos y de España. Le acompañarán siempre, adheridos a su inseparable jamonero, y a la espera de que le pregunten por la enseña rojipardilla.

Antes de que prepare las maletas para triunfar para hacer patria en Estados Unidos, Los Finos deben sortear la Navidad. «Ahora mismo estamos a tope», confiesa dispuesto a dejarse la piel en el restaurante y dejar a un lado los nervios sobre todo lo que se le viene encima. Precisamente, la clave de su éxito reside en el esfuerzo y las renuncias personales que implica la hostelería, máxime en un gremio tan selecto como el suyo.

«Ser cortador de jamón en Burgos es como ser guitarrista de flamenco en Baracaldo», reconoce entre risas aunque tiene más razón que un santo. Sin embargo, se ha ganado la corona a pulso. Lo mejor está por venir, eso seguro, aunque la morriña le acompañará a lo largo de 2018 mientras afila sus cuchillos para convertir en arte el fino despiece de un jabugo ibérico.

 

Última hora

© Copyright El Correo de Burgos
Avda. de la Paz 28, Entreplanta - 09004 BURGOS. España
Contacte con nosotros: info@ecb-elmundo.com

El Correo de Burgos se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria