Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

ASOCIACIÓN ALCOHOLICOS REHABILITADOS DE MIRANDA DE EBRO (AREMI)

Cuando la cura está en el grupo

remi trabaja desde hace 30 años para que las personas dejen de girar su vida en torno al alcohol

MARTA CASADO MARTA CASADO
21/10/2017

 

BURGOS
Tres décadas apoyando a quienes han convertido una copa en el centro de sus vidas. El alcohol llega y atrapa a más de uno en su red. Salir de ella solo se logra con apoyo. Ése es el que ofrece la Asociación de Alcohólicos Rehabilitados de Miranda (Aremi) desde el año 1987 que se constituyó como asociación y se integró en el registro provincial y autonómico. La entidad surgió tras al disgregación en el año 1985 del grupo de Alcohólicos Anónimos Altamira con el objetivo de dar respuesta a las necesidades de las personas afectadas en Miranda.
Mucho a cambiado todo desde entonces. Cuando Aremi estaba en pañales el grupo se reunía en torno a Rufino García Abellán, enfermo, el secretario de Cáritas Interprovincial, Isaac Pescador, con el apoyo de la trabajadora social del centro de salud, Begoña Platero. Ahora el grupo cuenta con sede propia, que esperan ampliar, en la calle Los Almacenes, 16. «Debido al elevado número de personas que actualmente acude a tratamiento nos planteamos como medidas de futuro aumentar el número de días de terapia de grupo y ampliar o cambiar el local para prestar esos servicios», señala el presidente de Aremi, Rafael Sánchez.
En estas tres décadas la asociación suma los 266 socios entre enfermos, 107, y sus familias. Y han cambiado mucho las cosas. La principal actividad son las terapias de grupo pero en este tiempo «se ha producido una clara evolución en las mismas porque al principio estaba formado por personas alcohólicas y voluntarios como psicólogo, trabajadores sociales, médicos, animadores socioculturales hasta que en 2005 se decide contratar dos profesionales para desarrollar programas con la Junta y con el Plan Municipal sobre drogas.
De esta manera la asociación cuenta con tres profesionales contratados (dos psicólogos y una trabajadora social) aunque están muy orgullosos de que «buena parte de las personas que participan en las terapias de grupo actúan voluntariamente en tareas de captación y acogida de sus nuevos miembros y, también, en la toma de decisiones de la gestión y organización de la entidad», destaca su presidente.
Entre trabajadores, pacientes y voluntarios ofrecen un servicio de acogida con labores de información, orientación y asesoramiento. El siguiente paso se da a dos bandas tanto al paciente como a la familia. De esta manera se ofrece un servicio de rehabilitación psicosocial a las personas adictas con terapias de grupo de enfermos los lunes, miércoles y jueves por la tarde. También hay grupos más específicos de mujeres o terapias individuales o en pareja. En cuanto a actividades lúdicas hay acciones de fomento del tiempo libre y el ocio alternativo o un interesante taller de cocina. De forma paralela se trabaja en la atención a las familias con dos grupos. Uno de inicio que se reúne los miércoles y otro de continuidad. También se trabaja en mejorar otras aptitudes como las profesionales, con formación que permita la reinserción laboral o el desarrollo de habilidades para la vida cotidiana.
Pero si la labor con los enfermos y sus familias es crucial, la sensibilización es otra pata fundamental del trabajo de Aremi. En concreto han desarrollado programas de concienciación en colaboración con administraciones dirigido a trabajadores, algo que quieren recuperar en colaboración con FAE, Cámara de Comercio y ACECCA; programas de prevención del consumo de alcohol y otras sustancias en institutos y autoescuelas; programas de dispensación responsable en hostelería y un programa de venta de bebidas alcohólicas a menores de edad. El objetivo es reducir la visión del alcohol como una adicción y reducir el impacto de un fenómeno que reivindican se tome en cuenta con una enfermedad con un gran impacto en la sociedad.

 

Última hora

© Copyright El Correo de Burgos
Avda. de la Paz 28, Entreplanta - 09004 BURGOS. España
Contacte con nosotros: info@ecb-elmundo.com

El Correo de Burgos se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria