Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

SOCIEDAD

Cuarenta familias están inscritas como acogedoras de menores

Una veintena participó ayer en el V Encuentro Provincial organizado por Cruz Roja

V.M. / BURGOS
29/05/2016

 

Una veintena de familias acogedoras burgalesas participó ayer en el V Encuentro Provincial de Familias de Acogida organizada por Cruz Roja Española en Burgos bajo el lema ‘Cómo prevenir el desgaste emocional’ y es que, sin lugar a dudas, apostar por el acogimiento es siempre una decisión valiente y desinteresada, que requiere de una gran fortaleza emocional. «Es una jornada de convivencia y reflexión, donde abordamos temas de desarrollo emocional y para compartir cómo nos sentimos», comentó Marta Tovar, responsable del programa de Acogimiento Familiar de Cruz Roja Burgos.

Actualmente hay cuarenta familias participando en este programa, un número demasiado escaso, según explica Tovar. «No son suficientes porque se trata de familias voluntarias que se ofrecen a lo que pueden y tenemos que hacer ‘encaje de bolillos’», comenta y añade que «en algunas ocasiones, la familia y el niño no se entienden, y por eso necesitamos contar con un número más amplio de familias para encontrar la que mejor encaje».

A esta realidad hay que sumar que la nueva Ley de Adolescencia e Infancia marca que «todos los niños menores de 6 años deben ir de forma prioritaria a una familia de acogida», lo que implica «contar con una bolsa más extensa de familias dispuestas a acoger a niños de entre cero y seis años». La realidad es que cada año se mantiene la misma cifra de familias acogedoras, unas cuarenta, y la variación por años es «poco reseñable».

El presidente provincial de Cruz Roja en Burgos, Arturo Almansa, añadía que «la jornada sirve para trabajar en tratar de paliar el desgaste emocional y el sacrificio que hacen las familias» y para «tratar de cambiar el lenguaje, porque no se trata de niños con problemas sino de niños con necesidades, que demandan una atención».

Así las cosas, el abanico de protección se extiende entre los 0 y los 18 años y para los niños que se encuentra en el sistema de protección y familias de acogida, una vez cumplen los 18, «la acción protectora puede extenderse hasta los 21 años». Los periodos siempre son indefinidos y es que «la problemática que hacer salir a un niño de sus casos es muy variada y se desconoce cuándo puede resolverse, a pesar de que los técnicos de Protección a la Infancia hagan una previsión de resolución del caso», explica la responsable.

Un paso importante
Además del niño, la otra parte fundamental de este proceso es la familia de acogida. Una pieza clave que debe enfrentarse a los miedos naturales que surgen a la hora de acoger a un niño. «Los mayores miedos de estas familias son la ‘mochila’ que trae el niño, es decir, los problemas que ha vivido y cuál es su situación; la relación con la familia biológica y el momento de la despedida».

A este tenor, la responsable explica que «son más las familias que se acercan a informarse, que las que finalmente se inscriben como familias de acogida». Para abordar lo que significa ser familia acogedora, Cruz Roja «desarrolla una jornada de formación anual para abordar la realidad del acogimiento. Son muchas las familias que se acercan pensando que es una cosa y cuando se dan cuenta de lo que verdaderamente implica algunas se dan cuenta de que no es el momento de entrar en el programa».

Para hacer este proceso un poco más sencillo, las familias reciben el apoyo de Cruz Roja y de la Gerencia de Servicios Sociales de la Junta de Castilla y León. «Este es un programa de la gerencia, que en su momento hizo un convenio con Cruz Roja, desde aquí tenemos un seguimiento más diario que el que desarrollan los técnicos de menores, pero el trabajo es común para ambas partes», comenta Tovar, «contamos además con un teléfono de emergencia 24 horas para familias en situación de emergencia o que no sepan qué hacer en un momento de desesperación».

Por su parte, desde la gerencia, Ignacio Diez asegura que «el acogimiento es un proceso difícil, que necesita de una colaboración constante, pero el objetivo lo merece y es que, a los niños hay que sacarlos adelante, no hay interés superior al del menor». En este sentido, Diez recuerda que el objetivo último del programa sigue siendo «la reunificación con la familia biológica hasta donde sea posible, si no el acogimiento se extenderá en el tiempo todo lo necesario».

Las familias de acogida reciben una pequeña retribución económica. «Es una cuantía estipulada por niño y día, en función de su edad y sus características para intentar cubrir los gastos de los niños», comenta Tovar, «es una pequeña compensación, no puede llamarse retribución porque no cubre todo el gasto que un niño supone para una familia», añade Diez. Aunque todas las despedidas son amargas, en el caso de las familias acogedoras, preocupadas desde un inicio por cómo será el momento de decir adiós al niño que han acogido, Almansa asegura que «la partida será gratificante porque supone la continuidad en el tiempo de un trabajo bien hecho».

Última hora

© Copyright El Correo de Burgos
Avda. de la Paz 28, Entreplanta - 09004 BURGOS. España
Contacte con nosotros: info@ecb-elmundo.com

El Correo de Burgos se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria