Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Los donantes de médula crecen un 191% en los tres últimos años

Pasaron de 1.345 en 2014 a los 3.914 actuales / Mientras que el año pasado hubo 642 nuevos donantes, en lo que llevamos de año ya son 476

V. MARTÍN
09/07/2017

 

El 25 de febrero de 2016 fallecía Pablo Ráez tras una incansable pelea contra la leucemia que padecía. Durante ese tiempo, el deportista se convirtió en un abanderado de la lucha activa a favor de la donación de médula ósea y logró hacer de su causa un altavoz para concienciar a la sociedad de la importancia de la donación.

La labor de las diversas asociaciones encargadas de la difusión de la donación junto a la labor comunicativa de Ráez supusieron que en su Málaga natal se cuadriplicaran las donaciones tras su fallecimiento, labor que también tuvo eco en otras muchas ciudades del territorio nacional. Una de ellas es Burgos y es que, mientras que en el años 2016 el Centro de Hemoterapia y Hemodonación de Castilla y León registraba 642 nuevos donates provenientes de la provincia burgalesa, en los seis primeros meses del presente año ya se han alcanzado las 476 donaciones, lo que supone un 74% de las conseguidas durante todo el año anterior.

Precisamente en este aspecto, Carolina Astorga, miembro de Unidos por la Médula en Burgos, asegura que «este año nos veremos gratamente sorprendidos por los datos de donaciones en la provincia». No cabe duda que la aparición de esta asociación en Burgos ha supuesto un enorme empujón al número de donantes y es que mientras que en 2014- año de su creación, los donantes de médula en Burgos eran 1.345, ahora la cifra es de 3.914, lo que supone un aumento del 191% en tres años de recorrido. «No tenemos ninguna sede fija en Burgos, pero la cantidad de gente que se ponen en contacto con nosotros para consultar sobre el proceso es enorme y queremos que siga siendo así», comenta.

La aparición de Unidos por Médula ha servido sobre todo para «desmitificar la donación» comenta Astorga, quien recuerda que «aún hoy, hay quien piensa que para donar te tienen que ‘pinchar’ en la columna». Y es que no hay nada más lejos de la realidad. Actualmente el sistema de donación es un proceso sencillo.

El primer paso es acceder a www.castillayleon.medulaosea.org donde hay que rellenar un formulario de inscripción. Una vez hecho el registro, el posible donante recibirá en su domicilio un kit de saliva, que «contiene una especie de bastoncillo para los oídos para que pasemos por nuestra boca», comenta, «una vez hecho, solo hay que enviarlo al Centro de Hemodonación en el sobre que se te proporciona». Precisamente debido al incremento de donantes, mientras que antes el kit de saliva llegaba una semana después de que el posible donante hubiera rellenado el cuestionario, «ahora se manda en aproximadamente dos meses y eso, aunque pueda parecer algo negativo, es una auténtica maravilla porque significa que cada vez hay más personas concienciadas con la causa», comenta Astorga.

El Centro de Hemodonación es el que se encarga de la ‘recolección’ y de «enviar los datos al Registro de Donantes de Médula Ósea (REDMO) de la Fundación Josep Carreras». A partir de ese momento, el teléfono puede sonar en cualquier momento o no hacerlo nunca. «La probabilidad de ser compatible con alguien es extremadamente baja, de ahí la importancia de contar con el mayor número de donantes, de que cada vez más personas se hagan donantes», explica Astorga.

En el caso de que exista compatibilidad con un enfermo, se inicia el proceso de donación como tal. A partir de ese instante, se hace un chequeo médico al donante para controlar que esté todo en óptimas condiciones. El propio proceso de trasplante puede desarrollarse de dos formas. Normalmente- en el 70% de los casos- se dona mediante una citoaféresis o donación de sangre periférica que se realiza de forma ambulatoria. «Es similar a una donación de sangre solo que durante un tiempo más prolongado». Una vez hecha la donación, el producto obtenido se administra al paciente como si fuera una transfusión.

En otras ocasiones, aproximadamente en el 30% de los casos- también puede extraerse la médula del hueso del donante mediante la punción de las crestas ilíacas, hueso situado en la cadera. En este caso, la extracción se realizará mediante anestesia y requiere un ingreso hospitalario de entre 24 y 36 horas. Cabe recordar que la forma de extracción de las células se valorará según las necesidades del paciente y la opinión del donante.

Si la donación se hace por cresta ilíaca se pregunta al donante si desea seguir apareciendo en el listado de posibles donantes voluntarios y si es así, en ningún caso se le solicitará una nueva donación antes de un año o si existiera un donante alternativo. Si la donación se ha realizado por citoaféresis, el donante sale del REDMO y no se le vuelve a llamar salvo si el mismo paciente necesitase un segundo trasplante, en cuyo caso, si el donante acepta, la donación sería siempre a partir de médula ósea.

Astorga recuerda que «un sencillo gesto puede ayudar a salvar la vida de alguien» y anima a los burgaleses a «informarse sobre la donación y a que conozcan en qué consiste el proceso, que pierdan el miedo».

SERGIO VIVAR / Donante de médula

Sergio decidió hacerse donante de médula cuando su pareja, Carolina Astorga, comenzó a implicarse con el desarrollo de Unidos por la Médula en Burgos. «Me contó el proceso y me hice donante». Apenas seis meses después sonó su teléfono, «había ‘una probabilidad entre un millón’ de que me llamaran, pero pasó», comenta y asegura que «fue uno de los momentos más especiales de mi vida, me hizo muy feliz, lloré como un niño». Sergio tuvo que desplazarse a Cantabria para hacer la donación ya que «el receptor era de Castilla y León y por protocolo debes hacer la donación fuera para mantener el anonimato». Asegura que «fue un proceso sencillo y nada doloroso» y que la experiencia le ha servido para «sentir por una vez lo que es ayudar a

Última hora

© Copyright El Correo de Burgos
Avda. de la Paz 28, Entreplanta - 09004 BURGOS. España
Contacte con nosotros: info@ecb-elmundo.com

El Correo de Burgos se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Diario de Soria