Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

La Espuela / Antonio Cano, relojero y campanero

«El Papamoscas no tiene nada que envidiar al reloj de la Puerta del Sol»

Cada Nochevieja se come 24 uvas, las que marca Madrid y las que dan una hora más desde Canarias. Un año más, TVE retransmitirá las campanadas del archipiélago desde uno de sus relojes, el de Agüimes, y él se emocionará por ser el padre de la criatura y porque su corazón es guanche por parte de madre. Nacido en Covarrubias en 1961, lleva desde los 17 años poniendo en hora a España

A.S.R.
31/12/2017

 

Pregunta- ¿Al son de qué reloj se comerá las uvas este año?
Respuesta- Me las comeré dos veces, las de la Puerta del Sol, porque hay que cumplir, y luego lo haré al son del reloj de Agüimes.

P.- ¿Lo hará una hora menos en Canarias?
R.- Sí, sí, en Las Palmas de Gran Canaria estará mi corazoncito, porque es mi trabajo, mi reloj y mi orgullo. Es una pena que en este no haya grabado A. Cano, Burgos.

P.- ¿Le gustaría meter mano al de la Puerta del Sol?
R.- Lo conozco, pero Patrimonio tiene ya sus relojeros. Para mí el Papamoscas es mucho más importante que el reloj de la Puerta del Sol e incluso lo prefiero al Big Ben de Londres, que también he visto. No tiene nada que envidiarlos. Es un reloj genial y muy querido en toda España.

P.- ¿Las moscas son malas para estos engranajes?
R.- Las moscas y los mosquitos son terribles en los campanarios y en los relojes. Gasto botes enteros de flis flis para poder entrar.

P.- ¿Son peor que las palomas?
R.- Las palomas dan asco, pero las moscas y mosquitos no te dejan trabajar.

P.- ¿Cuándo creyó que el tiempo se le iba de las manos?
R.- Ahora que tengo nietos y veo lo maravillosos que son, me digo ‘mis hijos ya tienen sus hijos y no me he dado ni cuenta’.

P.- ¿Qué reloj que no marcaba las horas le hizo enloquecer?
R.- Estuvimos preocupados el año pasado con el reloj de Candelaria porque TVE primero graba las campanadas para no tener problemas por la noche y hay que acompasarlas con el reloj para que la gente que está comiendo las uvas en la plaza vaya al mismo toque. Es estresante. Todo el mundo está pendiente del relojero, si sale mal te machacan (ríe).

P.- ¿Alguna vez ha tenido que salir por patas?
R.- ¡No! Siempre ha salido todo genial.

P.- ¿Cuándo quiso matar al tiempo?
R.- Cuando estoy solo en una playa. Me aburro mucho.

P.- ¿Cuándo se le olvidó que era una hora menos en Canarias y la lio?
R.- La semana pasada, aunque nunca la hemos liado. Cuando llego a Tenerife, el móvil se pone en la hora de allí, pero a veces se vuelve loco y me la cambia de nuevo y en muchos relojes se queda la hora peninsular hasta que me llaman (ríe).

P.- ¿Qué hora se le hizo eterna?
R.- Cuando pusimos el reloj para el toque de Navidad en La Concepción en La Laguna. No llegaban nunca las doce. Se me hizo eterno. Era el primero que salía en la tele. Fue en el año 2000. Se restauró la iglesia y tenías el compromiso de que todo saliera bien.

P.- ¿Y cuál pasó volando?
R.- La semana pasada. Estuve en Icod de los Vinos colocando ocho campanas y necesitaba horas.

P.- ¿Qué campana suena más celestial?
R.- Hay dos, la del toque de horas de la Catedral de Burgos y la del toque del reloj exterior del Papamoscas, un campanón enorme y guapísimo, que ahora tienen parado. En su día se quejó alguien de que daba las horas, lo pararon y no se ha vuelto a poner en marcha.

P.- ¿Las campanas son guerreras?
R.- La mayoría, sí. A los españoles nos gusta el ruido y cuanto más, mejor. En Holanda, Bélgica o Alemania prefieren los carillones. Los párrocos se pican entre ellos, uno me echó en cara que había puesto las campanas más grandes en otra iglesia, aunque luego, riendo, me decía ‘pero nuestros badajos son más gordos eh...’. (Ríe)

P.- ¿Cuántos chistes le cuentan a costa del badajo?
R.- ¡Muchos! Me río mucho con los sacristanes.

P.- Y eso que les ha quitado el trabajo...
R.- Pero si en los pueblos ya no hay ni misa, cómo va a haber sacristanes. Ahora muchos están poniendo reloj y se toman las uvas en la plaza con los demás vecinos. Está muy bien porque hace que las familias se reúnan allí.

P.- ¿Qué afonía campanera se le resistió?
R.- El carillón de Vegueta, el barrio de la Catedral de Gran Canaria. Estuve mucho tiempo con una de sus melodías, pero al final salió.

P.- ¿Cuál es la música más pintoresca que ha instalado?
R.- La Cucaracha. La primera vez la puse en Teror (Las Palmas) y ahora la llevan todos. También pongo Elvis Presley o el Cumpleaños feliz, que instalé en el Ayuntamiento de Puntagorda (La Palma) y suena a primeros de enero porque es el cumpleaños del señor que pagó el reloj y va todos los años a escucharlo.

P.- ¿Cuánto valora la puntualidad un relojero?
R.- La puntualidad es importante. Si el reloj del ayuntamiento o de la parroquia van mal, la gente lo ignora, pero si van siempre en hora, todos levantan la vista hacia él. Tiene esa facultad, siempre le miran.

P.- ¿Qué fue a buscar a Holanda y qué encontró?
R.- ¡Encontré muy buenos sitios para comer! (Ríe). Fue un viaje genial. Estuve en Bélgica en la casa grande de Clock-O-Matic y ellos me llevaron a Holanda y a Colonia. Hallé lo que iba buscando.

P.- ¿Qué tufo deja una hora muerta?
R.- El del aburrimiento.

P.- ¿Qué ciudad mima más el paso del tiempo?
R.- En España, ninguna. Se mima más en Europa. Sus relojes siempre están impecables, salvo en Italia. Los tienen muy bien arreglados y muy bonitos. En España tenemos el problema de que se busca el presupuesto barato y este siempre va con trampa.

P.- ¿Es más de cuartos, medias o enteras?
R.- En verdad, soy más de cuartos, pero como no nos toca la lotería no suenan (ríe). Los curas me dicen, ‘uy que raro que no te gusten las medias’ y yo siempre contesto ‘sí me gustan, pero no quiero que me riña mi mujer’. Los curas se las saben todas. Cuando te tratan tan familiarmente es porque son buena gente y confían en ti.

P.- ¿Un reloj permanentemente retrasado es el que se resiste a envejecer?
R.- No, simplemente es que va mal y hay que repararlo. Por muy parado o retrasado que esté, el tiempo pasa igual y envejecemos lo mismo. Tempus fugit...

P.- ¿Además de con el Papamoscas con qué reloj saca pecho?
R.- Me encanta el carillón de la Catedral de Las Palmas de Gran Canaria. Suena el himno de Vegueta: Al mar, al mar, repican, repican... (canta).

P.- Como sale el orgullo canario...
R.- Sí, sí, lo tengo. Llevo la patria de mi madre muy arraigada.

P.- ¿Cuál convertiría en un reloj de bolsillo para llevarlo siempre con usted?
R.- El Morito. Es un reloj precioso, aunque en su día se quitaron los autómatas. Tenía dos preciosos que tiraban de las campanas y ahora los simulamos con dos martillos. Lo llevaría de bolsillo y hasta colgado.

 

Última hora

© Copyright El Correo de Burgos
Avda. de la Paz 28, Entreplanta - 09004 BURGOS. España
Contacte con nosotros: info@ecb-elmundo.com

El Correo de Burgos se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria