Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

PULMONES DE LA CIUDAD / PARQUE DEL CASTILLO

Una fortaleza arbolada que domina la ciudad


07/12/2011

 

L. B. / Burgos
Desde que el 13 de junio de 1813 las tropas napoleónicas acabaran a golpe de cañón con casi un milenio de reinado sobre la ciudad de Burgos, los restos de piedra han cedido terreno a la naturaleza, a veces salvaje, la mayoría, 'premeditada', hasta completar la estampa que luce en la actualidad el parque del Castillo, cima verde de la urbe que aúna siglos de Historia y rincones de esparcimiento.
Fruto de una repoblación forestal en 1957, tras declararse el enclave (hasta aquel momento destinado a uso militar y sin cobertura vegetal alguna) zona forestal de utilidad pública de la mano del alcalde Mariano Jaquotot, el conjunto del parque del Castillo y el cerro de San Miguel es actualmente una masa arbolada en la que destacan los cedros del Atlas, los cipreses de Arizona y los pinos laricios. A su sombra reposan los turistas que obedecen las guías y, en verano, los burgaleses que desean darse un respiro en este espacio para perderse que sirve, además, como escenario para homenajear a la Virgen Blanca, no en vano ella también le presta su nombre al cerro sobre el que se asienta. Es por ello que cada mes de mayo, en su nombre, la multitud 'romera' toma los alrededores de la fortaleza ávida de sombra y paella.
Recuperada la calma, este ejemplar bosque de coníferas, que forma parte del 'orgulloso' cinturón verde de la ciudad, regresa a la quietud habitual, en la que se refugian, según detallan los textos dedicados a su fauna, «grupos de piquituertos, reyezuelos sencillos y carboneros garrapinos».
Pero no queda ahí el listado de inquilinos ilustres de esta zona, «búhos chicos animan las noches primaverales y zorros y corzos pasean por los lugares menos frecuentados».
Aún hay más. Tanto el Castillo como el cerro de San Miguel son buenos lugares para la observación de aves de paso. «Durante todo el año es fácil ver buitres leonados y, en otoño, bandos de gansos».
Es en definitiva un lugar para el disfrute de los amantes de la ornitología, que pueden rematar la caminata en el Centro de Divulgación de Aves próximo al parque del Castillo.
Inaugurado en 2001, este espacio permite contemplar algunas rapaces que llegan sanas y salvas desde el Centro de Recuperación de Animales Silvestres de la Junta de Castilla y León.
De vuelta a la Historia, cabe recordar que es precisamente en el entorno del Castillo, que se eleva 75 metros sobre el nivel de la capital burgalesa, donde se encuentran los orígenes de este asentamiento. Cuentan los expertos que «en el año 884, bajo el reinado de Alfonso III en Asturias, el conde Diego Porcelos tomó militarmente el cerro y levantó una pequeña fortaleza». A su alrededor nació la primitiva población que hoy ostenta el título de gran ciudad.
Tras siglos de idas y venidas, intrigas de nobleza, batallas y usos diversos, la reconstrucción parcial de la fortaleza que se asoma entre la espesura permitía su habilitación como museo, abierto al público en 2003, o centro de interpretación, pudiendo incluso visitarse el pozo y las galerías subterráneas, conocidas como Cueva del Moro.

 

Última hora

© Copyright El Correo de Burgos
Avda. de la Paz 28, Entreplanta - 09004 BURGOS. España
Contacte con nosotros: info@ecb-elmundo.com

El Correo de Burgos se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria