Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

SAMPEDROS

La fuerza de la tauromaquia, clave del pregón taurino

Iñigo Crespo, periodista taurino de EL MUNDO-EL CORREO DE BURGOS, defendió el toreo como patrimonio cultural


16/06/2012

 

Burgos
La fuerza de la tauromaquia como esencia, el potencial genético del toro bravo y la singularidad de la feria taurina de San Pedro y San Pablo fueron los vértices sobre losa que se asentó el Pregón Taurino leído a última hora de la tarde de ayer por el periodista taurino de EL MUNDO-EL CORREO DE BURGOS, Iñigo Crespo.
«La fiesta de los toros es sensibilidad, belleza, creación, emoción, triunfo y muerte. A diferencia de otros espectáculos aquí la muerte es real. Estamos frente a un arte universal que no es propiedad de nadie, pero que nos pertenece a todos. Los toros deben ser patrimonio de todos los españoles como ya lo es de todos los franceses», señaló Iñigo Crespo durante un pregón que tuvo por marco la Sala Capitular del Monasterio de San Juan.  «El toro bravo es el animal con mayor fuerza genética de cuantos habitan en la tierra, un animal cargado de belleza y personalidad que únicamente en España ocupan 500.000 hectáreas de dehesa en lo que representa una incomparable riqueza ecológica», subrayó.
Al acto asistieron representantes del Ayuntamiento, de la empresa arrendataria del coso de El Plantío, un numeroso grupo de aficionados y la Banda de Música 'Ciudad de Burgos', que interpretó una selección de variados pasodobles taurinos al comienzo y al final del acto. «Uno tiene la impresión de que vivimos sumidos en modas y ahora la moda de ciertos sectores de la sociedad es atacar a este espectáculo universal aparándose en un ecologismo mal entendido y en un profundo desconocimiento del toro bravo. Vivir en una sociedad en la que es más noticia un animal abandonado que un anciano abandonado es vivir en una sociedad sin principios», aseguró el periodista.
En su intervención, Iñigo Crespo repasó la historia del toreo, poniéndola en contexto con la situación actual. «Manolete fue quien de verdad cambió el toreo para siempre al aportar la ligazón. El toreo anterior de utilizar las piernas para poder quedó reducido a la mínima expresión cuando llegó Manolete y utilizó los brazos para ligar, someter y crear», recordó, antes de subrayar: «Que los años 50 y 60 aportaron al toreo una gran cantidad de diestros irrepetibles: la majestuosidad de Ordóñez, el poder de Camino, la gracia y valentía de Puerta, el recio estilo de El Viti, sin olvidarnos de los grandes que nos llegaron de América como Carlos Arruza o los Girones, con César a la cabeza, capaz de competir con Manolete».
Sobre la tauromaquia actual de este 2012, Iñigo Crespo destacó: «Nos encontramos frente a una generación de toreros únicos que por si mismo están creando posiblemente una nueva edad de oro del toreo. Son toreros jóvenes y preparados para cuajar faenas cada día más perfectas frente a un toro más homogenizado que nunca pero que en realidad lo esta cada vez menos».
Sobre Burgos y su historia taurina, el periodista quiso recordar a todos los matadores de toros que ha dado esta tierra, desde Rafael Pedrosa al actual Morenito de Aranda, haciendo especial énfasis «en un Luis Miguel Calvo de cuya malograda alternativa en El Plantío se cumplen dentro de unos días 25 años. Bodas de Oro para un doctorado celebrado después en Sevilla». Además, Crespo repasó algunos pormenores de la historia taurina burgalesa, recordando: «La única ciudad española que vio torear a los cinco grandes del toreo mejicano fue Burgos».
Dentro de un pregón amplio y variado, el periodista defendió la necesidad de una regulación de los sistemas de gestión de la tauromaquia, adecuando modelos de actuación, para reinvertir los gravámenes que en forma de impuestos están obligados abonar cada año toreros, ganaderos, empresarios e incluso aficionados a través del precio de sus localidades.
Como conclusión, Iñigo Crespo animó a todos «a participar en las fiestas de toros. Debemos levantar el ánimo y disfrutar de una semana de toros en El Plantío. Qué las peñas tomen el testigo, aparquen todos las peñas y disfruten de olor a gloria y seda que inundará la ciudad», expresó, antes de concluir con una sentencia: «Al final del camino, la verdad se acabará imponiendo y la fiesta de los toros no morirá nunca».

Última hora

© Copyright El Correo de Burgos
Avda. de la Paz 28, Entreplanta - 09004 BURGOS. España
Contacte con nosotros: info@ecb-elmundo.com

El Correo de Burgos se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Diario de Soria