Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Una fundación para fomentar la cultura creativa, científica y tecnológica

La Asociación de Empresarios del Polígono de Villalonquéjar pone en marcha Fundación Inncrea, que se encargará de gestionar el Fablab / Actualmente la AEPV busca patronos fundadores

V. MARTÍN
04/03/2018

 

Un Fablab es un laboratorio de fabricación digital abierto y accesible a la sociedad y que está equipado con impresoras 3D, cortadoras láser y de vinilo o fresadoras de precisión, entre otras herramientas, con las que se pueden crear prototipos funcionales. Su misión es promover la creatividad y potenciar el talento en la sociedad.

En Burgos, el proyecto- impulsado por la Comunidad Maker- se ubicó en La Estación hace aproximadamente un año. Ahora, y con el objetivo de dotarle de ritmo, darle mayor visibilidad y de fomentar en la sociedad una cultura creativa, científica y tecnológica mediante acciones y eventos, la Asociación de Empresarios del Polígono Industrial de Villalonquéjar (AEPV) está trabajando en la puesta en marcha de la Fundación Inncrea.

«Hace un par de años conocimos el proyecto Fablab y decidimos ir a ver el más cercano, que era el de León», explica Juan Carlos Salvador, secretario general de la AEPV, «allí pudimos comprobar que había una gran creatividad, un gran equipamiento y muchas posibilidades y nos preguntamos por qué no tenerlo aquí». Así las cosas, con la puesta en marcha de Fablab en Burgos, la asociación pensó que «había que dotar al proyecto de una capa de organización, legalidad y normalización a través de un ente jurídico». De ahí surge la idea de dar vida a la Fundación Inncrea, para la que actualmente se están buscando patronos. «La búsqueda ya está en marcha, algunas de las empresas y entidades más grandes de Burgos ya han apalabrado su participación», asevera Salvador y es que, actualmente «ya hay un borrador de estatutos y una carta de intenciones para que firmen las empresas interesadas en formar parte de este proyecto», explica el presidente de la AEPV, Jorge Villaverde.

Para empezar a rodar, la entidad necesita 30.000 euros- como partida fundacional-, además de una partida para poner en funcionamiento el proyecto. «Al margen de esa inversión, buscaremos una partida de libre disposición para un fin fundamental como es la contratación de una persona para que el Fablab se mantenga abierto de forma regular», señala Salvador.

Y es que el mayor handicap al que ahora mismo se enfrenta el Fablab es la falta de un coordinador que «tenga disponibilidad horaria y que pueda dedicar su jornada laboral completa a tal fin para poder desarrollar visitas tanto de empresas como de colegios y realizar actividades o convenios, entre otras cosas», comenta Villaverde, quien recuerda que «el proyecto ya cuenta con máquinas y con un espacio cedido por el Ayuntamiento de Burgos en La Estación, del que además se hace cargo de los gastos».

Proyecto beneficioso

La clave ahora reside en la constitución de la fundación porque una vez establecida «rodará sola», apunta Salvador. Y es que detrás del Fablab «también hay una impresionante comunidad maker compuesta por más de un centenar de personas». Sin embargo, a pesar de no estar constituida, la fundación ya se encuentra integrada en la red del Massachusetts Institute of Technology (MIT). «Se trata de un paso previo muy importante, que se ha logrado gracias al respaldo de la comunidad maker», apunta.

En la AEPV están convencidos de que «será un proyecto muy beneficioso para la ciudad y para la industria». Más aún en una ciudad eminentemente industrial como es Burgos y «donde las empresas tienen ciertos problemas para captar a personas con capacidades tecnológicas y con una serie de habilidades en este ámbito», asevera Villaverde.

De cara a la industria burgalesa «la fundación quiere ser un espacio donde se puedan desarrollar diversas actividades de formación, networking, emprendimiento, etc». En este camino y con el objetivo de entrar de lleno en la industria 4.0, Salvador recuerda que otro de los pilares de la fundación se centrará en «transmitir a las grandes compañías que deben actuar como empresas tractoras de las pequeñas».

Salvador recuerda que «no hay una sola ciudad importante en el mundo que no cuente con un Fablab y Burgos es la segunda ciudad industrial de España porcentualmente hablando y no nos lo creemos, este es uno de los polígonos más importantes que hay en el norte del país», mientras que Villaverde apunta que Inncrea «es un proyecto abierto a cualquiera que quiera sumarse».

 

Última hora

© Copyright El Correo de Burgos
Avda. de la Paz 28, Entreplanta - 09004 BURGOS. España
Contacte con nosotros: info@ecb-elmundo.com

El Correo de Burgos se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria