Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

MUNICIPAL / ESCENARIO TRAS LA POSIBLE RUPTURA

Imagina perdería la mitad de los fondos y Podemos no tendría grupo

La posible ruptura del grupo municipal sería un mal negocio para la candidatura ciudadana

B. O. / Burgos
15/03/2018

 

Las dos facciones en las que se ha dividido el grupo municipal de Imagina Burgos están a la espera de lo que sus respectivos órganos de gobierno decidan si tiran por el camino de enmedio y rompen la relación o son capaces de convivir al menos unos meses más mientras se aproxima la cita electoral de la primavera de 2019. Pero antes de tomar una decisión en ambos casos se están analizando los «diferentes escenarios» que podrían derivar de una ruptura dramática. Control de daños, lo definen fuentes municipales convencidas de que ambos lados posponen la ruptura no por falta de ganas sino porque están calculando en qué «escenario» ganan más o más pierde el otro grupo.

En cualquier caso, y sobre el papel, la mejor decisión para el grupo municipal es que las cosas continúen como están, ya que cualquier ruptura acarrea serios peajes. Con todo, mantener el status quo actual obliga a las dos facciones a llegar a un acuerdo sobre la portavocía del grupo, que no sólo significa poner la cara y controlar el discurso, sino que es su representante en la junta de portavoces en la que se deciden el orden del día de los plenos o las mociones de los grupos que se admitirán en ellos, además de la representación institucional.

Pero si la ruptura fuera inevitable habría dos escenarios que contemplar y un único resultado. La primera opción es que los concejales de la órbita de Podemos dejen el grupo municipal. Supondría que automáticamente se convertirían en ediles no adscritos sin la posibilidad de conformar un grupo municipal propio, tal y como marca el Reglamento de Organización y Funcionamiento (ROF) y la Ley Orgánica del Régimen Electoral General (Loreg). El grupo de Imagina seguiría existiendo con solo tres concejales, Eva de Ara, Sara Hojas y Antea Izquierdo, y tendría que nombrar un nuevo portavoz. Además perdería la mitad de las aportaciones económicas que el Consistorio concede por ley a cada uno de los grupos municipales, podría perder cualquier dedicación exclusiva para sus miembros e, incluso, tendría que ser despedido uno de los dos asistentes eventuales que están contratados a tres cuartos de jornada como auxiliares administrativos del grupo municipal.

Además, la participación en las comisiones informativas tendría que replantearse y acomodarse a la nueva situación con otros tres concejales no adscritos en la corporación. Esa circunstancia alteraría el cálculo de las mayorías para la toma de decisiones, lo que, paradójicamente para Imagina, podría dar ventaja al grupo más numeroso, el Popular. De igual manera, los tiempos de intervención en el pleno se acortarían a la mitad.

No adscritos
La segunda opción acaba en el mismo resultado pero es más drástica ya que pasaría por que Imagina decida expulsar a los tres ediles vinculados a Podemos. En ese caso, desde la Secretaría General del Ayuntamiento tendría que comprobarse que la coalición de partidos que conforma Imagina ha seguido el procedimiento legal oportuno que justifique la hipotética petición de Imagina de expulsar a la mitad de los miembros de su grupo. Así se hizo en el mandato de la corporación con la expulsión de Roberto Alonso y Julián Altable del grupo municipal por decisión de UPyD, aunque ellos anunciaron su renuncia a continuación. El caso de UPyD es precursor de muchas de las cosas que podrían pasar si Imagina se rompe, como luego veremos.

En el hipotético caso de que fueran los concejales asociados a Podemos, Raúl Salinero, Blanca Guinea y José Antonio Manjón quienes dejasen colgados a sus actuales compañeros de viaje tendrían que tener en cuenta perjuicios y beneficios. El primero de ellos es que, económicamente, fuera del grupo municipal hace mucho frío. Carecerían de la aportación financiera que la corporación destina a los grupos y no tendrían ningún asistente pagado por el Ayuntamiento ya que, según marca la Loreg y el ROF, no podrían constituirse en grupo propio aunque sean tres concejales sino que pasarían a ser considerados automáticamente como concejales no adscritos.

No habría grupo mixto
Es más, ni siquiera cabría constituir un grupo mixto con los dos ediles no adscritos que ya figuran en la corporación municipal puesto que la reforma de la ley de 2003 dicta que el grupo mixto se conforma al principio de la legislatura englobando a todos los concejales de los partidos que hubieran obtenido menos de tres concejales. Es el mismo caso que sucedió con la ruptura de UPyD, que envió a Alonso y a Altable a la condición de no adscritos, y a la concejal de UPyD, Charo Pardo, al grupo mixto en el que estaba sólo Raúl Salinero, elegido entonces por IU. Aunque la renuncia posterior de Alonso y al correr lista, permitió a Pardo reconstituir el grupo de UPyD.

La gran ventaja para los tres concejales vinculados a Podemos vendría dada por el hecho de que todos los concejales no adscritos tienen derecho a hablar en los plenos municipales, que son el gran escaparate de la política local. El reglamento les concede dos minutos y medio a cada uno, con lo que podrían alargar sus intervenciones a los siete minutos y medio, como si tuvieran tres portavoces. En el caso de Imagina, habría que recalcular el tiempo que se les conceda, según explicaron a este periódico fuentes municipales.

A mayores, sería necesario un estudio de la representatividad de los corporativos en las comisiones informativas de la misma manera que tuvo que pronunciarse la Secretaría General a principios de este mandato cuando Ciudadanos constituyó su grupo sin inscribir en el a la concejal Silvia Álvarez de Eulate. Es fácil prever que cualquier solución en ese sentido dejará a los grupos insatisfechos.

 

1 Comentario
01

Por votan o botan. 15:40 - 15.03.2018

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

¿Ventaja hablando más tiempo?.Eso implica decir algo interesante para el pueblo. Si decimos nimiedades, cuanto más tiempo hablando, peor. !Vaya tropa!. Sus votantes están que botan.

Última hora

© Copyright El Correo de Burgos
Avda. de la Paz 28, Entreplanta - 09004 BURGOS. España
Contacte con nosotros: info@ecb-elmundo.com

El Correo de Burgos se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria