Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

SOCIEDAD

Laura se despide de la silla de ruedas

La Unidad UCAS de Arrate y una veintena de artistas recaudaron ayer fondos para sufragar el tratamiento de esta joven mirandesa afectada por la enfermedad de Lyme

D.S.M.
04/02/2018

 

Aunque suene duro decirlo, a Laura Rasines le tocó «la lotería» cuando contrajo la enfermedad de Lyme. Una garrapata trastocó sus planes, hasta el punto de verse postrada en una silla de ruedas por culpa de los agresivos síntomas que presenta esta grave infección. Sin embargo, esta joven mirandesa sacó fuerzas de donde no las hay y comenzó a apreciar cualquier gesto o acción que la gran mayoría apenas valora. Por desgracia, el dinero es un bien necesario en su caso, pues el tratamiento que ella necesita -hierbas antibióticas, sueros de vitaminas intravenosos e inmunoterapia bajo supervisión clínica- no está cubierto por la Seguridad Social. Era su «alternativa» tras someterse a un tratamiento antimalaria «muy agresivo». en un hospital público que no respondía de manera efectiva sobre su cuerpo. Quizá era de esperar, ya que su diagnóstico -a través de unos laboratorios en Alemania- no llegó hasta abril del año pasado pese a que su salud comenzó a resentirse en otoño de 2015.

1.000 euros al mes. Es la angustiosa cifra que Laura necesita para curarse en la clínica Gaia de Las Rozas (Madrid). Ida, tratamiento, estancia y vuelta. Así por tiempo indefinido. Con este panorama, no le quedó más remedio que apelar a la solidaridad humana con una campaña de crowdfunding que le permitió, sumando de su bolsillo, costearse el tratamiento durante tres meses. Afortunadamente, el efecto llamada de su mensaje rebotó hasta la Unidad Canina de Rescate y Salvamento UCAS de Arrate, que ayer movilizó a una veintena de artistas en el Colegio San Pedro y San Felices de Burgos con el objetivo de recaudar fondos para su causa.

Aunque su ausencia hubiese estado justificada por los achaques de la enfermedad, Laura no dudó en sumarse a la fiesta. En primer lugar, para mostrar su agradecimiento a los promotores de la iniciativa y a toda la gente que la está ayudando en su particular viacrucis. «Es una auténtica pasada», reconocía emocionada tras la exhibición de los UCAS y la demostración canina de obediencia del jovencísimo Adrián Garcia.

Todavía es pronto para ver la luz al final del túnel, aunque la cosa por ahora «pinta bien». De hecho, Laura cree que «para el verano» estará «bastante mejor». De momento, algunos de los síntomas más agresivos han desaparecido. Se mantienen los «vértigos y los dolores de cabeza o articulaciones, pero la energía ha subido», sobre todo desde que «hace cuatro semanas» abandonó la silla de ruedas que tanta compañía le ha hecho durante los últimos meses. Lo que no ha perdido en todo este tiempo es la sonrisa, máxime cuando ha recibido un sinfín de apoyos que «no esperaba» por parte de muchas personas a las que no conoce de nada. «Voy a empezar a creer que el universo conspira», bromeaba pese a reconocer que el «autocontrol para no entrar en crisis» ha sido clave en su evolución. Y no solo eso, pues la maldita enfermedad le ha enseñado a valorar asuntos cotidianos como «poderte levantar» o «ir a tomar un café».

Aparte de los UCAS, promotores de la iniciativa, la fiesta no hubiese sido posible sin los artistas y voluntarios que se sumaron al evento sin pedir nada a cambio. Tampoco hay que olvidar a los efectivos de Protección Civil de Balmaseda, Sestao y Burgos que velaron por la seguridad de los asistentes, llegando incluso a habilitar una enfermería a la entrada del colegio, o quienes se ocupaban de las barras para vender pinchos, bocadillos, cafés o refrescos.

En lo que respecta al ‘faranduleo’, el show tenía que arrancar con un plato fuerte. Y quién mejor que Tuco para combatir el frío norteño con su inseparable órgano y las canciones de toda una vida a la hora del vermú. O el monologuista Sergio Encinas. También sorprendieron, y mucho, las bailarinas profesionales Dafne y Shelay, capaces de moverse con soltura por diferentes terrenos gracias a la fusión de estilos tan dispares como la música oriental, el metal o el dubstep.

La gala salió a pedir de boca, al menos en su organización. Valeriano de la Calle y Judith Rasines, coordinadores de UCAS, consiguieron orquestar a la perfección una cita que responde a la seña de identidad de su unidad: la empatía.

 

Última hora

© Copyright El Correo de Burgos
Avda. de la Paz 28, Entreplanta - 09004 BURGOS. España
Contacte con nosotros: info@ecb-elmundo.com

El Correo de Burgos se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria