Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

SOCIEDAD

Leve repunte de extranjeros tras seis años consecutivos de bajada

2018 comenzó con 11.882, un 2,5% más que en el inicio de 2017

L. B. / Burgos
10/01/2018

 

La población extranjera empadronada en la capital burgalesa ha experimentado un reciente leve repunte tras seis años consecutivos de descenso progresivo. Así, la ciudad estrenaba 2018 con un dato provisional de 11.882 inmigrantes residentes -sin nacionalidad española-, cifra que supone un 6,7% del total de 176.621 habitantes.

Con todo, y pese al tímido incremento, este número apenas gana 292 personas respecto al registrado hace un año que se confirma como el más bajo de la última década. Dista y mucho de las cifras alcanzadas en los ejercicios previos al azote de la crisis económica, que en la ciudad comenzó a sentirse con especial virulencia a partir de 2012, último año, por cierto, en el que la población extranjera empadronada superaba las 15.000 personas y rondaba el 8,5%. Comenzaba entonces un desplome sostenido que se notaba especialmente de 2013 a 2014, intervalo en el que se pasaba de 14.454 inmigrantes residentes en la ciudad a 12.747.

Si bien en este periodo la evolución es casi idéntica en relación con las zonas de origen de la población extranjera, sí cabe señalar que los europeos han ‘aguantado’ y siguen siendo más de la mitad del total, mientras que los originarios de Latinoamérica descendían vertiginosamente, casi a la mitad desde 2009. La proporción de inmigrantes africanos y asiáticos se mantiene prácticamente idéntica aunque el dato absoluto sufría la misma evolución.

Con todo el actual repunte se debe precisamente a la recuperación de las llegadas del otro lado del Atlántico. Llama la atención en particular la subida de población originaria de Colombia, con 103 más en 2017, Brasil (46) y República Dominicana. También aumentan los extranjeros que vienen de Marruecos y China, que «por primera vez es el país asiático que más aporta en lugar de Pakistán». Así lo refleja el análisis de la estadística que compartía ayer la Pastoral de Migraciones de la Diócesis de Burgos, con motivo de la presentación de los actos organizados, tanto en la capital burgalesa como en Aranda y Miranda, en torno a la Jornada Mundial de las Migraciones, que se celebra el 14 de enero.

En su exposición, la responsable de este área, Hilda Vizarro, señaló además que también por primera vez hay más mujeres extranjeras (5.985) que hombres (5.897). Destacó además que por países, el colectivo más numeroso en la capital burgalesa y en Aranda es el oriundo de Rumanía y los portugueses en Miranda.

El resumen facilitado subraya además que en 2017 han aumentado los empadronados en Burgos de Venezuela de 126 a 199, y de Ucrania, de 78 a 93, «por los solicitantes de asilo o protección internacional». «En cambio, la población de Siria solo ha aumentado en uno, de 8 a 9», según apostillaba el documento.

En los refugiados hace precisamente especial hincapié la jornada que motivaba ayer la intervención de Vizarro, en la que explicó que el fin de la cita es «sensibilizar a la comunidad y en particular a las instituciones públicas» de la situación y necesidades del colectivo migrante. El lema elegido en esta edición se inspira en las recomendaciones del papa Francisco a la UniónEuropea en relación con los pactos políticos en esta materia, que se resumen en cuatro verbos: «Acoger, proteger, promover e integrar».

«Allí no hay futuro pero no volvería a subir en una patera»

Alpha Diallo lleva diez de sus 29 años lejos de su tierra natal, Guinea Conakry. Abandonó África en patera y está vivo de milagro: «Si hubiéramos tardado un poco más en llegar nos habríamos hundido», explica.

Arribó a La Gomera y de ahí «nos mandaron a Valencia». «Fue muy duro. No tenía papeles y así ni podía trabajar, ni tener una casa. Vivía en la calle», relata. En Murcia, más de lo mismo. Hace tres años decidió «cambiar y venir al norte». Aquí, en Burgos, se topó con Atalaya y su suerte cambió. Tanto que en este periodo ha pasado de ser beneficiario de sus programas a acudir como voluntario «a ayudar». «Conseguí papeles, hice un curso de electricista y aprendí castellano, me saqué el carné de conducir. Hoy tengo trabajo en una fábrica, me he comprado un coche y vivo solo en un piso de alquiler. Soy independiente gracias a Atalaya y no tengo palabras para reconocer su labor», comenta con una gran sonrisa, para añadir que «pronto, por fin, me voy a ir de vacaciones a mi país, a ver a mi familia». Pese al feliz desenlace, Diallo tiene claro que «no volvería a subir a una patera» y, afirma, desanimará a los compatriotas que tengan tal plan en su regreso a casa. «Es demasiado arriesgado», insiste aunque entiende que los jóvenes de su tierra quiera salir: «Allí no hay futuro». Recomienda, no obstante, que busquen otras vías para perseguir una vida mejor.

Compartía mesa y micrófonos ayer con Fernando de Santiago, impulsor y voluntario de la entidad que tendía la mano a Alpha. Reflexionaba sobre el germen de la hospitalidad, «empieza en uno mismo y solo a partir de ahí evoluciona y germina en la sociedad y en las instituciones», y llamaba a los burgaleses a no dar la espalda a los inmigrantes con los que comparten ciudad, porque si lo hacen «se estarán perdiendo una parte de la realidad en la que viven y dejarán pasar una importante oportunidad de enriquecimiento personal».

 

Última hora

© Copyright El Correo de Burgos
Avda. de la Paz 28, Entreplanta - 09004 BURGOS. España
Contacte con nosotros: info@ecb-elmundo.com

El Correo de Burgos se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria