Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

LA ESPUELA / APE ROTOMA, POETA

«Los que se dedican a las letras padecen una tendencia suicida a la sinceridad»

A pocas horas de cumplir 51 primaveras, Ape Rotoma ha tenido casi tantos trabajos como los 4.274 libros que lleva leídos. Nunca decidió que su vida iba a estar marcada por la poesía pero lo está. Escribe porque le sale y aunque su madre es su principal crítica, sigue tentando a las letras, convencido de que la mejor manera de sobrevivir a este mundo es con una buena lectura.

LORETO VELÁZQUEZ
04/02/2018

 

Pregunta.- ¿Cómo se empieza siendo José Alberto Rodríguez Tobes y se termina como Ape Rotoma?
Respuesta.- Bueno, yo he sido Ape desde crío, porque así me llamaban en casa, y nunca me ha gustado mi nombre oficial. No tiene mucho más misterio el asunto (ríe).

P.- En el último año, Elvira Lindo se ha referido a usted como un ‘tesoro secreto’; Óscar Esquivias recitó sus versos al recibir el premio Castilla y León de las Letras y ahora le acaban de otorgar la beca de la Fundación Villalar. Hasta el dibujante Nano le ha incluido en sus Aranwinners… ¿Ha llegado el gran momento de Ape Rotoma?
R.- Según. Cada uno de los que mencionas fue un gran momento. Espero algunos más antes de morir, aunque tampoco muchos.

P.- Plataformas como Facebook han hecho que su obra sea mucho más conocida fuera de Aranda, (incluso en América), que en su localidad… ¿Son las redes sociales el nuevo género literario del siglo XXI?
R.- Bueno, yo no lo diría así. Gracias a Féisbuk me conocen aficionados a la poesía de muchos sitios, sí, pero es que los poquitos que hay en Aranda ya me conocían. Otra cosa es que conozcan tu nombre los que no te han leído ni van a hacerlo, sean de Aranda o de Kabul, y eso es algo bastante prescindible, la verdad. En cuanto a lo otro, las redes no pueden ser un género. Quizás den lugar a nuevos géneros en todo caso, y está por ver.

P.- ¿Se cumple el dicho de que nadie es profeta en su tierra?
R.- Suele cumplirse pero no es grave.

P.- Su primer libro, 149PCE, tenía muchas referencias cinematográficas (el título es la matrícula del coche de ‘El diablo sobre ruedas’). En su última obra vemos un giro hacia una poesía más social que no duda en tocar temas candentes como la precariedad, la soledad o las drogas… ¿Cómo ha evolucionado su poesía y hacia donde sopla el viento?
R.- Yo siempre he hablado de lo que me pasa y en eso sigo. Formalmente, ha habido cambios, claro, y lo que te rondaré, pero es sólo porque uno tiende a no estar satisfecho con lo ya hecho.

P.- Prolífico en las redes sociales pero remiso a publicar en libro… ¿A qué se debe ese recelo a publicar en formato tradicional? ¿Es cierto que en las ocasiones lo ha hecho casi le han tenido que empujar otras personas?
R.- Es cierto, pero precisamente porque para mí lo que cuenta es el libro. En las redes puedo escribir mil chorradas pero pasar al papel de verdad me da mucho respeto, aunque no lo parezca. Por otro lado, estoy convencido de que el azar es quien decide casi todo, en especial lo importante, así que ¿por qué no dejar que sea él quien decida cuándo publicar?

P.- Karmelo Iribarren es una de las grandes voces de la poesía actual. Con él ha colaborado en uno de sus grandes éxitos, ‘Diario de K’. ¿Qué otros poetas destacaría del panorama actual?
R.- Siempre digo nombres distintos cuando me preguntan eso y siempre quedo fatal con alguien, pero vamos allá: Javier Cánaves, Raúl Sánchez, Luis Alberto de Cuenca, Emma Cabal, Manuel Vilas, Javier Salvago, Ismael Cabezas, Pedro Andreu, David González, Amalia Bautista, Jorge M. Molinero, Pablo G. Bao, Roger Wolfe, Itziar Mínguez Arnáiz, Iván Rojo, Antonio García, Raquel Lanseros, Chapu Valdegrama, Carlos de la Cruz, Enrique García-Máiquez y un montón más que ahora no recuerdo y espero que no se enfaden mucho.

P.- Juan Ramón Jiménez decía dirigirse a la «minoría, siempre», Blas de Otero lo hacía «a la inmensa mayoría»… ¿A quién se dirige Ape Rotoma?
R.- Me temo que a una minoría también pero no deliberadamente sino porque es lo que hay. Uno crea su lector ideal, como diría Umberto Eco, que en mi caso sería alguien parecido a mí y a quien no hay que dar muchas explicaciones por eso. A lo mejor me dirijo a Ape en realidad, lo que es bastante absurdo, pero no más que el hecho en sí de escribir estas cosillas.

P.- ¿Cómo se define?
R.- Supongo que más que nada soy un solitario vocacional. Soy más cosas, claro, pero dejémoslo así.

P.- ¿Qué le hace reír?
R.- Muchas cosas. Soy de risa fácil, creo.

P.- ¿Y llorar?
R.- También. Aunque no está tan bien visto y a veces toca disimularlo.

P.- ¿Caña o vino?
R.- Fui de cañas, después de coñac, después de whisky y ahora no bebo. Nunca he sido de vino. Mis disculpas, Ribera del Duero.

P.- ¿Se puede vivir de la inspiración?
R.- Yo no he podido, por lo que he trabajado en obras, fábricas, bares, en una bodega, en la limpieza, he cobrado el paro durante años… Ahora mismo ando haciendo un curso de labores forestales y seguro que me olvido de algo.

P.- ¿Cuál es el mayor gazapo que ha corregido en Wikipedia?
R.- Lo que más se corrige son vandalismos, con mucha diferencia, pero recuerdo que conocí a Óscar Esquivias, o más bien al seudónimo que usa como wikipedista, debido a que corregí algo que sí puede llamarse así. Un usuario había escrito que Unamuno y su esposa dieron a luz a no sé cuántos hijos. Imaginar a Don Miguel dando a luz es algo que no se olvida.

P.- La Fundación Villalar-Castilla y León ha decidido patrocinar su proyecto ‘Motivos para fumar’ con una de las becas que otorga la entidad (una por provincia). ¿Tiene más enganche a la literatura o al tabaco?
R.- Gasto más dinero en tabaco pero no tanto ni siempre. Si no fuera por los disparatados impuestos indirectos que le aplican (que más bien parecen una multa por fumar), la cosa estaría más igualada, no me cabe duda. Mi librero no tiene quejas, en todo caso.

P.- Una mala crítica, ¿hunde o da impulso?
R.- Duele siempre. Para que además dé impulso tiene que ser razonada y lúcida, algo muy poco habitual.

P.- ¿Quién es su crítico más implacable?
R.- Mi madre, cómo no. No entiendo que se empeñe en leerme. Pero lo peor no lo ha dicho ella. Lo peor es siempre la estupidez de «Eso lo hago yo». Claro que el maestro Iribarren aconseja contestar «Hazlo».

P.- Un poeta, ¿escribe mejor con amor o sin amor?
R.- Es complicado. Uno siempre corre el serio riesgo de escribir tonterías. Pues estando enamorado, más.

P.- ¿Qué es antes el huevo o la gallina?
R.- Lo primero fueron las cianobacterias, dicen.

P.- ¿Hay mucho peloteo en el mundillo de las letras?
R.- Naturalmente, pero no más que en otros oficios. Yo incluso diría que menos, que los que se dedican a esto padecen una tendencia suicida a la sinceridad.

P.- Si tuviese que poner melodía a sus poemas, ¿a qué cantante elegiría?
R.- A Javier Krahe, pero a él no le hacía falta. Era mejor poeta que yo con diferencia.

P.- El poeta, ¿nace o se hace?
R.- Lo hacen. Las circunstancias o algo.

P.- Cuando lee una de sus obras, ¿es de esos que la retocaría siempre o ve sus obras como acabadas?
R.- Nunca están acabadas y no pueden estarlo. Soy de los que lo asumen y no tocan una coma de lo publicado porque ya da igual. O casi.

P.- ¿Cuántos libros han pasado por esas manos?
R.- Si te refieres a los que he leído enteritos, en este momento, 4.274. Los apunto en una lista desde que tenía diez años. Claro que eso no incluye relecturas, y son frecuentes.

P.- Un consejo para los niños…
R.- Que lean. Hay otras formas de sobrevivir pero ésta de verdad funciona.

P.- ¿Qué quería ser de mayor cuando era pequeño?
R.- Astronauta.

P.- ¿En qué momento decidió que su vida iba a estar marcada por la poesía?
R.- Jamás he decidido tal cosa.

P.- Si pudiera enviar un tuit a su ‘yo’ de cuando tenía quince años, ¿qué le diría?
R.- Cualquier cosa que le dijera iba a dolerle, salvo quizás «pégate un tiro», así que mejor ni pío.

P.- Y si existiese la reencarnación. ¿Qué le gustaría ser?
R.- La verdad es que una persona, pero probablemente otra.

P.- ¿Un sueño?
R.- Que me dejen en paz.

 

Última hora

© Copyright El Correo de Burgos
Avda. de la Paz 28, Entreplanta - 09004 BURGOS. España
Contacte con nosotros: info@ecb-elmundo.com

El Correo de Burgos se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria