Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Más de 600 burgaleses precisan cuidados paliativos avanzados

La Gerencia de Salud «reconstituía» la comisión que coordina esta atención y creaba tres grupos de trabajo / En 2018 quiere mejorar la identificación de casos y la formación

L. B. / Burgos
07/12/2017

 

Sacyl se ha propuesto mejorar la atención a los pacientes en una fase avanzada de su enfermedad. El aumento de la esperanza de vida y de las patologías oncológicas, crónicas y degenerativas obliga a asumir cuanto antes este reto para brindar una respuesta adecuada. Tal empeño daba lugar al Plan de Cuidados Paliativos, un documento que revisa la asistencia actual en el conjunto de la región y recoge las directrices a implantar para optimizarla entre 2017 y 2020.

Parte, eso sí, de un análisis de la situación que posiciona a Burgos como un territorio privilegiado en cuanto a dispositivos en marcha: 22 puntos de atención continuada y cuatro servicios de Urgencias de Atención Primaria, 48 camas concertadas para ingresos de media o larga estancia, tres equipos de soporte domiciliario de cuidados paliativos vinculados a Primaria, una unidad de Hospitalización Domiciliaria y uno de los dos únicos equipos de apoyo psicológico con los que cuenta la Comunidad en colaboración con La Caixa.

La provincia también ocupa, no obstante, el primer puesto en cuanto a población con necesidad de cuidados paliativos. Y es que, según la estimación elaborada por la Consejería de Sanidad, el área de salud ronda las 1.300 personas con necesidad de este apoyo y en la mitad de los casos, unos 628 según el estudio elaborado en 2015, con carácter avanzado por hallarse en fase terminal.

De coordinar la asistencia que precisan y que la inmensa mayoría ya reciben se encarga la comisión de cuidados paliativos impulsada por la Gerencia de Salud de Área de Burgos. Aunque nacía allá por 2011, se «reconstituía recientemente -el pasado mes de octubre, de hecho- para cumplir el importante papel que le otorga el plan regional», explica su presidente, Teófilo Lozano, máximo representante de Sacyl en la provincia.

Una de las primeras decisiones que tomaba este órgano, cuyo secretario es el especialista en cuidados paliativos y facultativo de Hospitalización Domiciliaria, Javier Arias, era crear tres grupos de trabajos vinculados a sendos entornos asistenciales: el de la capital, con representación del HUBU y de la red de Primaria; el de Aranda de Duero, que incluye al Santos Reyes y las cinco zonas básicas de salud de su área de influencia; y el de Miranda de Ebro, formado por personal del Santiago Apóstol, del centro de especialidades de Villarcayo y de otras cinco zonas básicas de salud próximas.

«Todas se han reunido ya por primera vez a lo largo del mes de noviembre y lo harán siempre que lo consideren oportuno. Queremos que sean grupos operativos de carácter asistencial y técnico, con capacidad de decisión. La comisión general se reunirá cuatro veces al año y en ella se abordarán asuntos comunes que no corresponda resolver en esos ámbitos más concretos», explica Lozano.

REGISTRO
Los datos que manejan, por separado aún, los distintos recursos en marcha apuntan a una cobertura notable. De hecho, los pacientes anuales de los equipos de cuidados paliativos de Primaria y de Hospitalización Domiciliaria (que dedica el grueso de su actividad a estos casos), alcanzan los 900 en suma y superan por tanto la estimación oficial de población beneficiaria de este tipo de asistencia. «Cabe suponer que, al no existir una base de datos única una parte importante de ellos serán compartidos, de ahí la diferencia, pero aún así la estadística permite concluir que todas las personas que precisan este apoyo lo reciben», subraya el gerente de Salud de Área. Para pasar de la hipótesis a la certeza el propio plan establece como una mejora urgente la identificación de los casos y el oportuno registro compartido entre todos los recursos.

Tanto Lozano como Arias coinciden en señalarlo como prioridad. «Ese es el primer trabajo que tenemos que llevar a cabo a través de la interconexión de los distintos programas informáticos que utilizamos los profesionales vinculados con los cuidados paliativos, incluso los servicios de Emergencias», relata el médico del HUBU.

Este objetivo se alcanzará si, y solo si, se produce la interoperabilidad total entre las historias clínicas electrónicas de Primaria y hospitalaria, dando lugar a una herramienta única apoyada además en el instrumento de identificación denominado Necpal, que permitiría registrar todos aquellos datos que faciliten una detección precoz de los pacientes con esta necesidad, una valoración multidisciplinar completa y su inclusión -y la del entorno familiar- en un proceso asistencial integrado.

CURSO ‘ONLINE’
La meta es cumplir este reto en 2018, al compás que se mejora la formación de los profesionales de las distintas áreas. Para ello ya se planea intensificar la oferta, presencial y a distancia, de jornadas y talleres básicos y avanzados, dirigidos tanto a sanitarios vinculados ya a esta asistencia como a los que sin estarlo participan en el proceso de identificación.

Lozano anuncia al respecto que «pronto» se ofertará en Burgos un curso online de competencias específicas como el que en 2017 se impartía en Salamanca y Valladolid con 156 plazas, sin perjuicio de promover otras iniciativas «aún por definir».

 

Última hora

© Copyright El Correo de Burgos
Avda. de la Paz 28, Entreplanta - 09004 BURGOS. España
Contacte con nosotros: info@ecb-elmundo.com

El Correo de Burgos se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria