Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Peleando por la diversidad en la educación

Un grupo de padres empezó hace tres años a demandar la atención adaptada a las altas capacidades / Hoy tiene «buena sintonía» con Educación para implicar a profesores y centros pero un infradiagnóstico

MARTA CASADO MARTA CASADO
03/11/2017

 

Aprenden solos a leer. Escribir no es un problema desde los primeros cursos de infantil. Y siempre quieren saber más. Curiosos por naturaleza hasta que las clases les aburren. Y llega la desconexión y, con el tiempo, los primeros suspensos. Es un patrón habitual en personas con altas capacidades que están presentes en el 10% de los niños de la provincia pero sólo está diagnosticada en 105. Y los padres en esta situación se encuentran perdidos. Tanto como los niños que no llegan al nivel medio de ahí que el objetivo de asociaciones como IMMACCYL esta en lograr la diversidad en la educación.

En las charlas y talleres de padres organizadas por el psicólogo, especialista en la gestión del talento, Roberto Ranz surgió la necesidad de constituir una asociación. En 2015 se materializó en la Asociación de Inteligencias Múltiples y Altas Capacidades de Castilla y León, IMMACCYL. Después de dos años de trabajo reconocen que «Es mucho más fácil gestionar los casos, las actividades y hacer ver las necesidades de los alumnos con altas capacidades a la Delegación de Educación con las que mantenemos una relación fluida y de reuniones periódicas para analizar las situaciones que se nos presentan que ir solos familia por familia», señala el portavoz de la asociación, Javier García.

Su principal función es asesorar a otros padres en el proceso de diagnóstico de altas capacidades que puede ser positivo o negativo. Porque en la capacidad superior a la media, como en la discapacidad, hay diferentes situaciones. «Una persona puede tener alta capacidad o puede tener una precocidad intelectual y hay que abordar cada situación a nivel educativo pero, sobretodo, a nivel emocional», destaca.

En la asociación también trabajan en desarrollar talleres de teatro o ciencia para los niños y de organizar encuentros que hagan visible la necesidad de instaurar la diversidad en las aulas y adaptarse. «Nuestro lucha no es para que las altas capacidades sean reconocidas, esa fase ya la hemos superado, lo que vemos es la necesidad de dar una vuelta al sistema educativo que está anticuado y no se adapta a niños de hoy. Se luche contra el fracaso escolar con parches que no arreglan nada», destaca. Como ejemplo de esta característica de IMMACCYL, García expone la actividad organizada con una proyección del documental ‘En busca del futuro perdido’ de Luis Quevedo. «Fue una actividad para todos los alumnos, en la que vieron el documental y después se mantuvieron casi dos horas de preguntas con el autor, todos aprendieron unos se quedarían con el 90% de las cosas, otros con el 20% pero fue enriquecedor para todos», explica.

Los logros poco a poco están llegando. Hasta ahora el proceso de reconocimiento partía del tutor por su comportamiento, por su forma de expresarse. Se observa con el orientador y se establece con la familia la necesidad o no de evaluar al niño. Si es negativo puede ser una precocidad intelectual si es positivo se notifica a la Junta y al inspector de cada centro para «establecer una educación adicional en la biblioteca en aquellos temas que domina o se evalúa la posibilidad de adelantar un curso que es una medida excepcional y que tiene más que ver con el entorno social y la adaptación del menor al cambio», resume. Todo el proceso está a punto de cambiar puesto que la nueva normativa en la que trabaja la Junta de Castilla y León abre la posibilidad a que el inicio del proceso no parta solo del tutor y que se realice ante de los ocho años.

Mientras tanto IMMACCYL sigue trabajando en acciones específicas como la colaboración estrecha con la Universidad de Burgos para desarrollar, entre otros proyectos, el UbuTalent que va creciendo en usuarios. El año pasado participaron 48 niños y jóvenes, el doble que en la edición anterior. Y este año el ámbito educativo participará de alguna manera en el proceso de incorporación al programa.

 

Última hora

© Copyright El Correo de Burgos
Avda. de la Paz 28, Entreplanta - 09004 BURGOS. España
Contacte con nosotros: info@ecb-elmundo.com

El Correo de Burgos se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria