Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Un proyecto humano y de salud en el Camerún más olvidado

Desde 2011, la Fundación Mayo Rey ha atendido en su hospital de Rey Bouba a 25.000 pacientes

V. MARTÍN
05/03/2018

 

En el norte de Camerún, en la provincia de Garoua, se ubica la pequeña población de Rey Bouba, perteneciente al departamento de Rey Mayo. En esta región, tremendamente atrasada y desasistida sanitariamente, el pediatra burgalés Emilio Sastre puso en marcha en 2010 un centro sanitario que desde 2011 tiene funcionamiento permanente y para cuyo mantenimiento creó la Fundación Mayo Rey.

Aunque el centro médico cuenta con siete años de recorrido, la relación de Sastre con Camerún se remonta al año 1998, cuando a través de un amigo residente en Camerún, inició una cooperación consistente en trabajar durante un mes como pediatra en una aldea del norte de Camerún. A partir de es momento, este pediatra burgalés organizó estancias anuales de cinco semanas para desarrollar su labor médica en Rey Bouba.

Tras trece años de idas y venidas, Sastre y un grupo de amigos deciden dar forma a este proyecto con la constitución de la Fundación Mayo Rey y comenzar con la construcción del hospital. Ahora y gracias a las redes de cooperación «muchos médicos del territorio nacional nos han ido conociendo y se han ido sumando como voluntarios». La fundación cuenta actualmente con algo más de 200 socios y más de 400 profesionales médicos voluntarios, de los cuales el 85% son mujeres y de ellas, más de 200 son enfermeras. «La mayor parte del voluntariado son mujeres, están tremendamente comprometidas», apunta el médico.

Desde que el pediatra tuviera su primera toma de contacto con el país, pocas cosas han cambiado. «La vida sigue igual en Camerún, la edad media de supervivencia en esta región del planeta sigue siendo de 55 años y la única novedad respecto al año 98 es que ha llegado la telefonía móvil», apunta Sastre.

Eso sí, el hospital de la fundación ha ido creciendo poco a poco y ha atendido hasta el año 2016 a más de 25.000 pacientes. Se mantiene gracias a las aportaciones de los socios, a las ayudas y a unos precios muy bajos que «tenemos que cobrar porque si no cobráramos algo por las intervenciones no podríamos mantener el complejo», explica el doctor quien recuerda que «en el hospital trabajan nueve personas, tenemos dos coches y estamos buscando una furgoneta para trasladar enfermos, hay que pagar luz, agua e impuestos y adquirir medicinas y material médico».

Sin embargo, si alguien no cuenta el dinero para hacer frente a una consulta o a una intervención no se le cobra nada. «Nos mandan desde allí una relación con las intervenciones o curas que no se han podido cobrar y desde la fundación reembolsamos ese dinero al hospital». El médico burgalés asegura que el hospital no aspira a crecer más porque «contamos con casi todas las especialidades como traumatología, cirugía general, ginecología, ecógrafo y rayos x, etc»», pero «tenemos que seguir siendo capaces de mantener el hospital». Al margen de las consultas externas, el centro médico cuenta con 22 camas de hospitalización. «Son suficientes para el hospital ya que atendemos a una población tremendamente rural y dispersa».

En cuanto a las enfermedades, el paludismo- también denominado malaria- protagoniza una de las grandes preocupaciones del ámbito médico. A pesar de que el número de casos y muertes relacionadas con la malaria ha ido disminuyendo continuamente en los últimos 15 años, la enfermedad sigue causando más de 400 mil muertes cada año, especialmente en África, donde se producen 90%, y entre los niños, que suponen el 70% de los fallecimientos.

«La mayoría de las consultas que nos llegan a pediatría son a causa de la malaria», apunta Sastre, quien explica que la alta prevalencia de la enfermedad se debe a que «es una zona endémica, está rodeada por agua, a un lado por el río Rey y al otro por una zona pantanosa, lo que propicia que haya una gran cantidad de mosquitos anopheles». Sastre recuerda que un adulto camerunés «tiene la capacidad de sobrevivir a la malaria, para ellos es como una gripe y pueden llegar a padecerla hasta 30 veces en su vida, pero un niño no, para ellos es mortal y por eso es fundamental que la enfermedad se coja a tiempo».

Prótesis dental

La última apuesta de la fundación es la puesta en marcha de un laboratorio de prótesis dental. De hecho, el próximo 28 de marzo la fundación enviará un contenedor con un equipo de instalación prótesis con el que esperan poder hacer un buen seguimiento de la salud dental. «Seguimos creyendo que el cuidado de la dentadura es una medida de lujo y no es así en absoluto», comenta el médico, quien explica que la fundación cuenta con un grupo de dentistas, que consiguió un equipo de odontología, ya instalado en el hospital. «A lo largo de estos años han estado yendo dentistas voluntarios, pero cada vez es más difícil que se vayan al país porque la mayoría son especialistas del ámbito privado e ir a Camerún implica tener que cerrar la consulta».

Así las cosas, para que la región contara con un servicio de odontología permanente se formó a una enfermera en este campo y ahora «se va a formar a un técnico en prótesis gracias a la colaboración de la asociación madrileña ‘Zerca y Lejos’». La asociación cuenta con una escuela de odontología en el sur de Camerún y «han conseguido montar nueve puestos formando a enfermeras camerunesas para que desarrollen odontología básica y nuestro hospital sería el décimo puesto odontológico».

El objetivo del laboratorio de prótesis es dar un empujón a la especialidad y es que «el camerunés es muy reacio a ir al dentista porque sabe que le van a quitar los dientes», comenta Sastre, «ahora con las prótesis esperamos mejorar el seguimiento de su salud dental».

Desarrollo de la mujer

Al margen del proyecto sanitario que la Fundación Mayo Rey desarrolla en la zona, la entidad guarda un gran compromiso con el desarrollo de la mujer. «Por norma general las familias casan a la mujeres muy pronto y eso desemboca en muchos fracasos matrimoniales y, en otros casos, los hombres las abandonan», explica Sastre. Una situación que deja a la mujer sin una salida y en muchos casos con hijos a su cargo, por lo que algunas ellas «deciden buscarse la vida en la calle».

Para evitarlo y dotarlas de una oportunidad laboral, la asociación entrega una máquina de coser a «todas las mujeres que acuden a nosotros o que nos enteramos que están pasando por una situación complicada», apunta el doctor, «una máquina de coser les permite desarrollar un oficio y tener unos ingresos, que aunque bajitos, son suficientes para comer». Hasta ahora, la fundación ha entregado máquinas de coser a cuatro mujeres.

Para Sastre, el objetivo de Fundación Mayo Rey sigue siendo «compartir nuestro potencial sanitario y humano y nuestra técnica, a fin de lograr que el planeta sea más habitable, menos inhumano».

 

Última hora

© Copyright El Correo de Burgos
Avda. de la Paz 28, Entreplanta - 09004 BURGOS. España
Contacte con nosotros: info@ecb-elmundo.com

El Correo de Burgos se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria