Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

ASOCIACIÓN DE PERSONAS SORDAS DE BURGOS ‘FRAY PEDRO PONCE DE LEÓN’

Romper las barreras de la comunicación

La Asociación Fray Pedro Ponce de León trabaja desde hace 60 años en hacer visible la discapacidad invisible, la auditiva / La cita del médico, la formación para el empleo, el ocio o la temida centralita son escollos casi insalvables para este colectivo

MARTA CASADO
06/12/2017

 

En los años 50 las barreras comunicativas para las personas sordas eran casi insalvables. Tras más de seis décadas de trabajo existen barreras comunicativas para este colectivo pero el trabajo incansable de asociaciones como la Asociación de Personas Sordas de Burgos Fray Ponce de León ha permitido que se rompan muchos de esos escollos. Aunque aún quedan cosas por hacer. «Han pasado diez años desde la ley que reconoce por primera vez la lengua de signos en toda España, tras varias décadas de intensa reivindicación, pero a pesar de estar aprobada no se ha desarrollado ni se ha aplicado ni parcialmente ni en su totalidad», resume el presidente de la APSBU, Marcos García.

Pasan los años y el acceso a la información y la comunicación de acuerdo a las necesidades de diversidad comunicativa de las personas sordas para cualquier servicio (residencias de mayores, centros de día, comisarías de policía, jugados, ...) sigue siendo una reivindicación. Aunque el trabajo de la asociaciones persigue la plena integración del colectivo. Para ello cuentan con el servicio de Intérprete de Lengua de Signos Española (ILSE) que permite eliminar las barreras de comunicación a la que las personas sordas se enfrentan a diario. Es un profesional competente, capaz de interpretar los mensajes emitidos de una lengua a otra logrando una comunicación de calidad y favoreciendo a la persona sorda su independencia y autonomía en igualdad de condiciones que las personas oyentes. Pero es un servicio que no prestan las administraciones públicas, por ejemplo, sino que parten de la propia asociación. Este año han contado con dos profesionales contratados.

Aún así el día a día se complica con pequeños detalles que no piensan en las diversas situaciones de las personas y menos en una discapacidad invisible como es la sordera. Por ejemplo en la cita del médico se llama a los pacientes viva voz, las empresas generalizan la atención mediante centraliza telefónica que si ya es un suplicio para cualquiera en el caso de una persona sorda la comunicación es casi imposible, acudir a iniciativas de ocio y tiempo libre como ir al cine, al teatro o ver la televisión que solo tiene determinadas horas de emisión en lengua de signos.

Si el día a día se complica con pequeños detalles que son una barrera para las personas sordas, la inclusión laboral o la participación en cursos de formación es otro terreno fanganoso en el que las administraciones no cumplen con los principios de universalidad e igualdad de prestación de servicios. Una vez más es la asociación la que cubre, con los medios que capta entre instituciones, federaciones regionales y nacionales y entidades financieras, este servicio. Cuentan con una orientadora laboral contratada, de abril a noviembre, gracias al Programa de Itinerarios Personalizados de Inserción Sociolaboral de Personas con Discapacidad. «Este año a modo de experiencia piloto se contrató una educadora sorda para el ámbito laboral durante dos meses medio», señala el presidente de la asociación.

Con este programa tratan de que «las personas sordas sean sujetos activos dentro de la sociedad y el plan de accesibilidad a la formación es fundamental para ello». Además prestan un servicio de atención donde se ofrece «información, orientación, asesoramiento, intervención y promoción de personas con discapacidad auditiva con la finalidad de favorecer la autonomía y el desarrollo normalizado del sistema familiar y social en el que se integra la persona». Se lleva a cabo gracias a una mediadora/técnico de apoyo a familias.

Poco a poco «se han ido consiguiendo avances en una mínima calidad de vida para personas sordas algo que pretendía la asociación desde su creación y con el tiempo hemos tratado de conservar y mejorar esos avances con lo que hemos conseguido superar la barrera de comunicación en multitud de ámbitos de la vida logrando el protagonismo que corresponde al colectivo como grupo minoritario». Pero siguen peleando para lograr que esa invisibilidad sea cada vez más visible. Uno de los últimos logros está el de contar con un intérprete de lengua de signos una hora a la semana en las consultas del servicio 010 del Ayuntamiento de Burgos para atender las consultas de personas con sordera. «Las entidades públicas y privadas deberían disponer de servicio de interpretación en lengua de signos o vídeo de interpretación, con calidad en todos los ámbitos de la vida diaria para conformar una sociedad más justa y equitativa», señala García. Para lograrlo trabajan en que la figura del intérprete de lengua de signos «no sea vista como algo extraño y que se permita su actuación allí donde sea necesario».

 

Última hora

© Copyright El Correo de Burgos
Avda. de la Paz 28, Entreplanta - 09004 BURGOS. España
Contacte con nosotros: info@ecb-elmundo.com

El Correo de Burgos se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria