Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

ECONOMÍA

«Se me acusa de provinciano. Si lo soy es por defender Burgos»

Miguel Ángel Benavente, presidente de FAE. En el 40 aniversario de la patronal, el empresario cree que hay que estar «tranquilos» con el futuro de la industria burgalesa «siempre que no nos durmamos»

JORGE A. LÓPEZ / Burgos
02/07/2018

 

En el 40 aniversario de la Confederación de Asociaciones Empresariales de Burgos (FAE), su presidente, Miguel Ángel Benavente, analiza el presente y futuro de la industria burgalesa.

Pregunta.- El tema de más actualidad, quizás, en el sector empresarial burgalés es el Directo y su posible reapertura. Tras el estudio encargado por FAE, ¿qué acogida tendría este?
Respuesta.- Hay que tener en cuenta que el transporte por ferrocarril lo reclaman empresas muy concretas que manejan cargas de mucho tonelaje. Una empresa de fabricación de automóviles, por ejemplo, no podría utilizarla porque no cumple con el modelo just in time que garantice las entregas en tiempo. Pero aquellas como Kronospan, Gonvarri o Ubisa, empresas con mucho volumen y con tiempos de entrega más pausados, lo necesitan. Hay medio centenar de empresas burgalesas que lo podrán utilizar y analizando sus necesidades consideramos que es una vía que aportaría mucho.

P.- ¿Es optimista al respecto?
R.- Si prevalece la lógica, será reabierto. Pero lo que sucede, como siempre, es que mientras tú estás despistado, algún otro se aprovecha. Por ejemplo, en estos momentos está creciendo otra modalidad de transporte, las ‘autopistas ferroviarias’, combinación de tren y camión, que en Francia está funcionando ya en una línea entre Perpignan y Luxemburgo y está en marcha otra de Biarritz a Calais para la que sabemos que existen negociaciones entre los gobiernos español y francés con el fin de prolongarla hasta Júndiz (Álava). Si esto se materializa, Júndiz se convertirá en el centro logístico más importante del norte de España y potenciaría el aeropuerto de Foronda (Vitoria), ya de por sí importante en cuanto a mercancías.

P.- ¿Cómo afectaría esto al Directo Madrid-Burgos?
R.- La vía del Directo consideramos que tendría mucho que decir en el desarrollo de estas nuevas vías de transporte en España. Para la puesta en funcionamiento de estas autopistas ferroviarias es necesario realizar modificaciones en las vías convencionales porque sus catenarias son bajas. La vía del Directo no tiene catenaria y sería conveniente que cuando se piense en crearla estuviera adaptada a la altura exigida para esta nueva realidad. Pero, como siempre digo, mientras aquí nos estamos mirando el ombligo, algunos otros ya están dando pasos. Y añadamos que siempre ha existido el riesgo de que, debido a los corredores Atlántico y Mediterráneo, se desvíe el tránsito de mercancías desde Madrid hacia Francia por Zaragoza, en cuyo caso podríamos olvidarnos totalmente del recorrido. Por no hablar de una realidad que algunos sectores piden, aunque entiendo que las inversiones serían faraónicas y lo imposibilitan: recuperar el paso de los Pirineos por Canfranc, lo cual nos dejaría al margen.

P.- Según datos del INE, Burgos es la capital de provincia con mayor población activa industrial, es la segunda con más suelo industrial por habitante tras Palencia, la cuarta en suelo industrial en relación con el urbano... pero su peso en la toma de decisiones no parece relevante. ¿Por qué?
R.- Creo que solo puede haber una explicación: los interlocutores de esas mesas no tienen el peso o el convencimiento suficiente. A nivel empresa, cuando negocias lo haces con las cartas sobre la mesa para convencer al cliente de que tú eres el proveedor más adecuado. Tu grado de convencimiento y el respaldo que tengas te hacen firmar los acuerdos y supongo que en negociaciones de tipo político debería ser igual. Hay que ir con el convencimiento de que Burgos es lo que es a pesar de que se le ha mirado de reojo muchas veces.

P.- En sus discursos, muy especialmente en los últimos tiempos, siempre remarca que Burgos es la capital industrial de Castilla y León. ¿Reivindicación o temor a perder esa condición?
R.- Siempre pienso que en la vida hay pocas casualidades. Se me achaca ser provinciano, pero si lo soy es por Burgos. Por ejemplo, la vía principal de comunicación hacia Cantabria se está desplazando y ya no pasa por Aguilar sino por Valladolid. A nivel inmediato se refleja, por ejemplo, en datos de turismo y hostelería, pero imaginemos la pérdida de potencial en lo industrial que supondría si eso se combina con un crecimiento importante del Puerto de Santander. Además de eso, hay que recordar que Valladolid cuenta con los poderes ejecutivo y legislativo, que son una muy importante fuente de ingresos y empleos y que, una vez asegurados, se ha centrado en crecer industrialmente.

P.- Otra de sus quejas habituales es acusar a la Junta de no ser igualitaria con todas las provincias.
R.- Es lógico que Renault, siendo la empresa más importante que hay en estos momentos en la Comunidad, exija un parque de proveedores lo más cerca posible, pero lo que no entiendo es que sea la Junta quien se lo construya. Supone competencia desleal a una provincia que está dentro del área de influencia logística de Renault, a 80-100 kilómetros. Porque, hablemos claro; estos movimientos no van a significar que se deslocalicen las empresas de Burgos, pero sí que las nuevas inversiones se orienten hacia la vera del fabricante. Ya nos están quitando potencial en este sentido.

P.- En el libro ‘La industria en el área urbana de Burgos’, el investigador Gonzalo Andrés señala dos grandes debilidades en la industria burgalesa: su deficiente inversión en I+D+i y su pérdida de potencial exportador.
R.- El impulso de la investigación, desarrollo e innovación está siendo frenado por la ausencia del Parque Tecnológico. Con la industria que tiene Burgos, si esa infraestructura estuviera lista, hubiéramos sido uno de los parques más técnicos, con empresas destinando un 10% de su presupuesto a la investigación. La industria del automóvil es la primera en recoger las tendencias e innovaciones, trasladando esas pautas al resto de sectores, y estamos a la cabeza en automoción. Con las características del tejido industrial burgalés, ese Parque Tecnológico hubiera significado un impulso fundamental, con licenciados que saldrían de las carreras técnicas e irían directamente a las empresas ahí ubicadas. Muchos de los alumnos que se han tenido que marchar a Madrid u otros sitios a hacer el máster y ya no vuelven hubiesen tenido la posibilidad de encontrar su puesto de trabajo aquí y hubieran permitido evolucionar a la industria burgalesa. Porque, en muchas ocasiones, la empresa puede tener la idea pero no sabe cómo plasmarla. La potencialidad que tenemos en Burgos la están aprovechando otros centros por la ausencia de ese Parque.

P.- En cuanto a las exportaciones, cómo influyen las crecientes políticas proteccionistas?
R.- La incertidumbre siempre es mala para la creación de riqueza y produce frenazo. Por todas esas circunstancias, a las que añadimos los cambios que se están produciendo en Europa y España, me aventuro a decir que 2018 no se va a comportar como esperábamos en sus inicios: va a haber menos crecimiento y menos creación de empleo porque los planes de expansión se van a frenar.

P.- ¿Teme por el futuro de la industria de Burgos?
R.- Mientras el automóvil sea lo que hoy conocemos, y creo que aún lo va a ser durante bastante tiempo, la industria burgalesa puede estar tranquila. Pero sí debemos estar atentos a las nuevas tendencias (coche eléctrico o autónomo). Y no olvidemos que la industria agroalimentaria y química tienen también mucho peso e importancia en Burgos, lo cual también da tranquilidad. eso sí, no debemos confundir tranquilidad con dormirnos y ser conformistas, porque si lo somos, nos pasarán por la derecha y la izquierda y aquello que pierdes no lo recuperas.

P.- Los últimos años, a nivel político, están marcador por la distribución del voto y el fin del bipartidismo. ¿ha sido bueno o malo?
R.- En esta legislatura hemos tenido algunas actuaciones que han puesto en riesgo nuestro futuro. Hubiera sido un error no acometer la refinanciación de los Consorcios, como el tiempo ha demostrado. En caso de no haberse alcanzado aquel acuerdo el de Villalonquéjar hubiera entrado en liquidación, algún listo se hubiera aprovechado quedándose con los terrenos a muy bajo precio y la ciudad se hubiera quedado sin un valor tan fundamental como es el terreno industrial mientras el Ayuntamiento tendría que seguir pagando la deuda. En temas fundamentales para la ciudad hay que ir de la mano.

P.- La venta de parcelas en Villalonquéjar, precisamente, avanza a buen ritmo. ¿Se corre el riesgo de agotar el suelo industrial ante el fracaso del CAE (Centro de Actividades Económicas)?
R.- Confiamos en que el CAE se pueda recuperar. En estos momentos las ventas que se han hecho en Villalonquéjar en dos años son las esperadas para cinco, así que si se preveía tener suelo para una decena o más de años, puede que pronto nos veamos justos. Hay que ser previsor porque los planes de actuación, por desgracia, suelen ser muy lentos, así que en ese sentido sería conveniente ir por delante a que te pille el toro.

P.- ¿Cómo ha vivido la salida de la Asociación de Empresarios de Aranda y La Ribera de FAE?
R.- Asemar decidió integrarse en 2010, si no recuerdo mal, y ahora ha tomado la decisión de ‘desintegrarse’, de ser asociado en vez de miembro, y hay que respetarla. Pero aunque se aprobó su salida desde el 1 de enero pasado medio año siguen dentro, no han movido ficha, por lo que deberán saber realmente lo que quieren. Una vez tomada una decisión, precisamente a petición de ellos, no es normal que no se ejecute.

P.- Al menos le sorprendería.
R.- Sí, me ha sorprendido porque cuando el presidente de Asemar era Pedro Iglesias entendieron que integrarse en FAE era una forma de potenciar la propia asociación. Han tenido siempre autonomía mientras han estado con nosotros.

P.- ¿Cómo se explica su salida? Porque, de hecho, desde que la anunciaron el número de asociados a Asemar ha crecido...
R.- Creo que el enfoque que se le está dando es equivocado. Está claro que Aranda y la Ribera tienen sus necesidades propias como comarca, pero aparte de eso, las grandes necesidades están vinculadas con tu sector de actividad, no con la ubicación. FAE permite colocar a cada empresa en su sector y recibir información constante sobre cómo evoluciona ese ámbito de actuación. Asemar debe mirar los problemas de la comarca y entiendo que el binomio era perfecto, pero ellos son soberanos.

P.- En estos momentos está en juego el futuro de la Cámara de Comercio, con un proceso abierto de elección de junta directiva. ¿Cuál es la postura de la patronal?
R.- La relación con la Cámara de Comercio es correcta. Ambas instituciones buscamos los intereses del empresario y por tanto el funcionamiento conjunto es correcto. Pero lo que sucede es que con la Ley de Cámaras de Comercio que sacóZapatero prácticamente se quedaron carentes de contenido. Las empresas estaban antes obligadas por ley a pagar una cuota y ahora, al ser voluntarias, la financiación es complicada para ellas, siguen buscando la forma de salir adelante. Cuando Santiago Aparicio tomó posesión en Cecale el presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, abogó en su discurso por la posibilidad de realizar una integración entre patronales y Cámaras, una posibilidad que entiendo es difícil porque las patronales son privadas y las Cámaras tienen una parte pública. Volviendo a Burgos, la relación es buena y ahora que toca renovación hay que tratar de posicionarlas, desde nuestra buena relación y con la posibilidad que tenemos de elegir a seis empresas de asignación directa, intentaremos evitar que exista duplicidad de servicios, lo que supone despistar a los empresarios.

P.- ¿Cómo es la relación de FAE con los sindicatos?
R.- Hasta el momento, la negociación en Burgos se ha llevado al día y los convenios se han ido firmando en tiempo. Las relaciones patronal-sindicatos son correctas, defendiendo cada uno sus intereses. Creo que si en esta provincia hay poca conflictividad es porque hay una buena comprensión de la relación laboral, además de haberse alcanzado acuerdos de subidas bastante ajustados a la realidad. Además, en mi caso concreto me parece positivo que los acuerdos se firmen para 2-3 años, dando paz social y permitiendo al empresario pensar en crecer y evolucionar.

P.- Para concluir. En los últimos tiempos, y eso se vio de manera clara con las multitudinarias manifestaciones del 8 de marzo, las mujeres reclaman el lugar que les corresponde en la sociedad y en la empresa. ¿En qué punto se encuentra Burgos en esta lucha?
R.- Entiendo que es algo que debe seguir su camino no por imposición, sino por valía. No creo que nadie, cuando va a contratar, mire si es un hombre o una mujer, busca un perfil profesional y contrata a la persona que mejor se ajusta a él. Cada vez hay más universitarias y tituladas y de forma natural esas mujeres van a ocupar los puestos de relevancia en las empresas en el futuro, pero hay que darle tiempo al tiempo. Hasta el momento, por las razones que sean, han sido más hombres que mujeres quienes han presidido las sectoriales porque quizás ellas se han atrevido menos a dar el paso. Pero, por ejemplo, en la Federación de Comercio tenemos ahora a Consuelo Fontecha al frente y en breve seguro que serán más. De hecho, animo a las mujeres a que se pongan al frente de esas asociaciones porque tienen en muchos casos mayor capacidad de trabajo.

 

Última hora

© Copyright El Correo de Burgos
Avda. de la Paz 28, Entreplanta - 09004 BURGOS. España
Contacte con nosotros: info@ecb-elmundo.com

El Correo de Burgos se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria